Cartagena


Así ha logrado Cartagena bajar el índice de reproducción de COVID-19

Mediante diversas estrategias las autoridades de la ciudad continúan haciéndole frente a la pandemia, y hoy el Índice Reproductivo Efectivo (RT) es menor al promedio nacional.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

20 de julio de 2020 04:30 PM

Con 13.453 casos Cartagena es la sexta ciudad de Colombia con más contagiados de coronavirus, pero a su vez, una de las que más tiene recuperados.

En términos generales, se puede decir que en los últimos meses la ciudad le ha hecho frente a la pandemia mediante diferentes estrategias que han permitido disminuir el Índice Reproductivo Efectivo (RT) que, en palabras sencillas, es el número de casos promedio que puede ser causado por una persona infectada, por eso, es deseable que este indicador se ubique y se mantenga por debajo de 1,0; es decir, que un contagiado solo pueda transmitir el virus a una persona.

Sin embargo este panorama no siempre fue así, pues semanas después de detectarse el primer caso en Cartagena, el Departamento Administrativo Distrital de Salud informó que el RT estuvo cerca al 3,0.

Luego de la intervención del Ministerio de Salud y el trabajo articulado entre el Distrito y las EPS, a corte de hoy, según la información del Instituto Nacional de Salud, el RT en Cartagena es de 1,16, es decir, menor al promedio nacional (1,17) y al de ciudades como Barranquilla (1,19), Santa Marta (1,19) y Medellín (1,27).

Imagen RT

¿Cómo se ha logrado?

De acuerdo a las autoridades, hace dos meses comenzaron a implementarse varias estrategias en la ciudad que han permitido los avances que hoy se celebran pero que no son sinónimos de bajar la guardia, por ejemplo, a partir del 25 de mayo se pasó de tomar 260 muestras diarias a 680.

El plan de acción se ha basado en cinco ejes: educación, vigilancia epidemiológica, atención domiciliaria, prestación del servicio y comunicación.

En el frente de la educación, que estuvo en mora durante los primeros meses de la pandemia y se puso al día en junio, 160 agentes del Dadis en compañía de EPS empezaron a llegar casa a casa para hacer pedagogía sobre las medidas de prevención, a su vez, han servido como un nexo para la estrategia “Vigilancia epidemiológica”.

“Consiste en intensificar las acciones de educación y pedagogía acerca de las medidas preventivas, en ese mismo sentido, a través de los equipos básicos de atención se están haciendo testeos masivos a la población en riesgo, a los que presentan síntomas respiratorios y aquellos contactos estrechos con casos notificados”, contó la directora (e) Johana Bueno.

Hasta la fecha este modelo ha impactado barrios como El Pozón y sus sectores: La Unión, Primero de Mayo, Central, Corazón de Jesús, Los Tamarindos, Zarabanda, 20 de Enero, 19 de Febrero, Ciudadela La Paz, 14 de Febrero, Nuevo Horizonte, La Islita y San Nicolás. Olaya Herrera, sectores 11 de Noviembre, Ricaurte, Rafael Núñez, Central, La Magdalena, El Progreso, la Puntilla, Zarabanda, Playas Blancas, San José Obrero, El Porvenir y Nuevo Paraíso. Además, el barrio Boston, El Líbano, La María, La Esperanza, La Candelaria, Loma Fresca, República del Caribe, Petares, Amberes y Bicentenario.

En estas zonas de la ciudad se han atendido 33.714 personas con temas de educación y prevención y se han detectado 1.500 personas sintomáticas.

“Estaremos llegando a más barrios de la ciudad que presenten alto índice de contagio para que a través de estas medidas que estamos llevando a cabo se pueda contener la COVID-19”, anotó Bueno.

Por otra parte, para poder hacer un seguimiento a la prestación del servicio y la atención domiciliaria se creó la “Sala de crisis” en la cual convergen las distintas autoridades locales y nacionales.

Aquí los funcionarios velan por la atención prioritaria a pacientes en riesgo a través de teleconsulta y entrega de medicamentos en su domicilio, la oportuna entrega de resultados de laboratorio para confirmar o descartar diagnósticos de Covid y no congestionar las camas en los centros hospitalarios.

“La situación ha mejorado ante las nuevas estrategias implementadas por el estado. Las EPS y las IPS han estado haciendo más detección, más pruebas. Y el hecho de hacer más pruebas los lleva a hacer más cercos epidemiológicos y eso genera contención de los casos activos”, explicó el neumólogo Carmelo Dueñas.

Una lucha de todos

Aunque sean muchos los cartageneros que le han ganado la batalla a la COVID-19 no hay que olvidar a los que se quedaron en el camino, por eso, es importante que cada ciudadano coloque de su parte con las medida de autocuidado para que los índices sigan bajando.

“Si logramos tener un RT menor a 1 estaríamos cortando la cadena de transmisión. Hago un llamado a seguir manteniendo las medidas de distanciamiento físico, el lavado constante de manos y el uso de tapabocas, entre todos debemos cuidarnos y proteger a la población mayor, a la que sufre de patologías como hipertensión, diabetes y los pacientes mayores de 60 años. Entre todos vamos a salir adelante”, puntualizó Johana Bueno.