Cartagena


Así se vivió el primer día de clases en colegios privados de Cartagena

Las clases por alternancia de manera presencial iniciaron ayer, 17 de noviembre. La Secretaria de Educación estuvo presente.

WENDY CHIMÁ P.

18 de noviembre de 2020 01:17 PM

Desde que el Ministerio de Educación Nacional señaló, a mediados de año, que el regreso a clases sería por alternancia, muchos padres comenzaron a sentir temor de enviar a sus hijos al colegio, sobretodo a los más pequeños, pues creían que no estaban en condiciones para ir a clases con tapaboca y tratar de mantener las distancias con sus compañeros.

Lea aquí: Colegios privados de Cartagena inician clases por alternancia

Sin embargo, una gran parte sí entendió la situación y aceptaron escuchar las propuestas que los colegios, más que todo los calendario B o privados, tenían para mostrarles y entre todos escoger lo mejor para los niños. Este fue el caso de la red de colegios y preescolares Aspaen en Cartagena, quienes ayer, 17 de noviembre, regresaron a las aulas de clases, después de concertar con los padres de familia los puntos indicados del protocolo de bioseguridad y de recibir la aprobación del ministerio.

Según conoció El Universal, solo el 13% de la población estudiantil matriculada en esta red de colegios aceptaron la modalidad presencial o por alternancia. Esto quiere decir que son 45 estudiantes en el campus de la zona norte, Gimnasio Cartagena; 30 estudiantes en la sede de Bocagrande, Pepe Grillo y 52 estudiantes en la sede de la zona norte, Cartagena de Indias y Little Explorers, los que retornaron a los salones de clases que fueron habilitados con todas las precauciones.

Con relación a los colaboradores y docentes, el 77% de ellos también regresaron a las sedes, los faltantes, debido a presentar comorbilidades seguirán con trabajo en casa.

¿Cómo fue el primer día?

Docentes, directivos y estudiantes nos contaron que el inicio de esta nueva etapa estudiantil se dio en completa calma y de manera organizada, cumpliendo cada uno de los puntos establecidos en el manual del protocolo de bioseguridad que fue compartido con cada padre de familia, donde lo primero es contestar la encuesta de síntomas y firmar el consentimiento informado.

Para poder llevar a cabo este regreso, los directivos tuvieron que implementar algunas estrategias en la infraestructura que garantizaran el cumplimiento del protocolo, por lo que habilitaron zonas de lavado de manos, donde el cuerpo estudiantil debe utilizarlo en la entrada al colegio y en los diferentes espacios abiertos que tienen las diferentes sedes.

En las aulas de clases colocaron señalizaciones de distanciamientos y puntos de gel antibacterial para desinfectar las manos. Además, implementaron barras en cada salón para transmisión de clases en simultánea con presencialidad y virtualidad. Instalación de cámara para toma de temperatura con registro facial, entre otras medidas de bioseguridad como tapetes de desinfección, zonas de tomas de temperaturas confirmatorias, entrega de elementos de protección personal de bioseguridad al personal y zona especial de atención médica en caso de algún caso sospechoso.

Olga Acosta, secretaria de Educación estuvo en este regreso a las aulas de clases y señaló que “estamos acompañando a estudiantes y docentes en este regreso al aula que ha decidido la misma comunidad educativa, bajo unos protocolos de bioseguridad, muy estrictos y unas inversiones importantes que les permiten prestar el servicio presencial con el consentimiento de los padres y acudientes”.

La secretaría reiteró que, en el caso de los establecimientos públicos, el calendario escolar continua hasta finalizar con clases remotas y educación en casa, tal y como se definió meses atrás con las comunidades educativas oficiales.

  NOTICIAS RECOMENDADAS