Cartagena


Continúa el karma de los puntos críticos de basuras

A pesar de que los operadores del aseo, como Pacaribe, erradican los basureros clandestinos, más tardan en hacerlo que los inescrupulosos en volver a llenarlos de todo tipo de residuos.

PEDRO TORRES VERGEL

31 de diciembre de 2019 12:00 AM

La situación ambiental de la ciudad con los denominados puntos críticos de residuos, empeora por culpa de personas insensatas, sobre todo carromuleros y carretilleros, que de manera clandestina, pero también descarada, generan en cuestión de momentos nuevos basureros, muy a pesar de que poco antes los operarios de la empresa de aseo con su logística de equipos, han dejado limpios o despejados de desechos esos sectores.

En varias zonas de Cartagena viene ocurriendo esta compleja situación, donde para esas personas desadaptadas parece no existir autoridad que los meta en cintura.

Sobre este tema El Universal consultó a la empresa de aseo Pacaribe, una de las que más erradica puntos críticos de basura que afean a la ciudad en todos sus costados.

Y es que escombros, basuras, ramas y troncos de árboles talados, además de llantas en desuso, son los desechos que más se encuentran en toda Cartagena, a veces dispersos, y en otras amontonados, caso este en el que se constituyen en puntos cruciales de contaminación ambiental, que no solo impactan negativamente la imagen de la ciudad, también la salud de las comunidades y afectan las operaciones de las empresas recolectoras de residuos.

“Aunque mantenemos nuestro compromiso por preservar a Cartagena siempre limpia y linda, haciendo la debida recolección de los residuos sólidos domiciliarios en las frecuencias y horarios establecidos para cada barrio, esto no puede ser posible a cabalidad porque, luego de nosotros intervenir las zonas de influencia, estas personas arrojan cualquier tipo de residuos en forma indiscriminada, afectando directamente nuestra operación”, explica Pacaribe en referencia es inescrupulosos carromulas y carretas, cuyos dueños actúan de manera ilegítima, perjudicando a las comunidades.

LOS SITIOS

Las zonas donde más está ocurriendo el transporte ilegal y arrojo clandestino de residuos de todo tipo, son: tortas de El Pozón, afueras de Villa Campestre y del Centro Cultural Las Palmeras, también en la Vía Perimetral, barrio Chiquinquirá, en los exteriores del campo de La Candelaria, Chambacú, Torices y Marginal del Sur.

“Solicitamos apoyo de las entidades competentes para que nos ayuden a regular este problema, y le pedimos a la comunidad que no haga uso de este transporte ilegal que nos afecta a todos; hemos venido adelantando campañas pedagógicas sobre la correcta disposición de los residuos especiales como escombros, material de línea blanca, entre otros”, explica Óscar Osorio Avendaño, gerente de Gestión Social de Pacaribe.

Las empresas de aseo de la ciudad, a través de distintos canales, como las redes sociales, regularmente informan sobre la alternativa de contratar el servicio especial de recolección de desechos especiales.

Para el caso de Pacaribe, además de las redes sociales, se puede hacer la solicitud llamando por la línea telefónica 6424300.

“Contamos con los medios necesarios y adecuados para el levantamiento y disposición final de residuos”, agrega Osorio.

ESTO DICE EL DISTRITO

Sobre esta creciente situación ambiental en la ciudad por carencia de una buena cultura ciudadana, El Universal consultó a la jefe de la Oficina de Servicios Públicos del Distrito, Martha Seidel Peralta, quien indica que al administración ha desarrollado campañas de educación ambiental muy importantes que han tenido alcances masivos; “sin embargo, todo lo que se hace siempre es insuficiente para concientizar a la gente sobre el perjuicio que le causan a la ciudad con este tipo de conductas”.

Reiteró que se ha trabajado fuerte en campañas de separación de residuos en la fuente y que en los mercados de Bazurto y Santa Rita se ha llegado vigorosamente con ese mensaje, pero hace la salvedad de que mientras en Bazurto la gente tiende a desestimar estos esfuerzos educativos que se realizan, en Santa Rita los comerciantes y visitantes sí han entendido satisfactoriamente el mensaje, y los resultados son más positivos en ese centro de abastecimiento.

Vale recordar que Seidel Peralta funge hasta este martes como titular de la Oficina de Servicios Públicos, pues el 1 de enero de 2020 empieza una nueva administración distrital, y será entonces a los funcionarios de turno a quienes les corresponda afrontar este asunto de los basureros satélites y clandestinos en Cartagena.