Cartagena


Un crédito, la esperanza de Bayunca para tener alcantarillado ¿ahora sí?

Habitantes de Pontezuela y Bayunca protestaron toda la mañana de ayer para que se apropien los recursos del proyecto de alcantarillado, el alcalde realiza gestiones para conseguir el dinero.

HYLENNE GUZMÁN ANAYA

27 de julio de 2021 10:30 AM

La sentencia se cumplió. Los habitantes de Bayunca arrancaron ayer desde la medianoche la protesta social y bloquearon las vías que comunican a Cartagena con Barranquilla, la Vía del Mar y La Cordialidad, para exigir que por fin se concrete el proyecto de alcantarillado para la comunidad.

Son más de 10 años los que estas comunidades llevan esperando el saneamiento básico ambiental que beneficiaría a más de 500 habitantes. En administraciones anteriores se habría presentado el proyecto ante el Ministerio de Vivienda por más de 70 mil millones de pesos, pero sin definir cómo financiarlo.

“Seguiremos en pie de lucha porque reclamamos algo justo y necesario, queremos un poco más de respeto con la comunidad, una vida digna como todos y aún no se ha concretado nada de lo que exigimos, esperamos una pronta intervención seria de parte de la Alcaldía, que se comprometa en un acta pública con toda la comunidad, no necesitamos nada en secreto, como ha pasado en protestas anteriores”, indicó Eloy García, líder de Bayunca.

Pasadas las 6 de la mañana, el alcalde de Cartagena, William Dau Chamat; el secretario del Interior, David Múnera Cavadía; y el secretario General del Distrito, Luis Enrique Roa, llegaron hasta los dos puntos de bloqueo para explicarles las posibles soluciones.

En medio de los reclamos, el alcalde prometió un crédito para obtener recursos y que el proyecto de alcantarillado para estas dos comunidades sea una realidad.

“Hay que darle un compás de espera, entendimos que no hay recursos, hay grupos fuera del comité organizador que quieren seguir bloqueando, pero entendimos el mensaje del alcalde y que hará un préstamo, pero eso requiere de tiempo y eso le transmití al grupo. Lo que queremos es constancia y compromiso”, dijo García.

“Lío heredado”

En entrevista con El Universal, el alcalde de Cartagena aseguró que esta problemática no se resuelve con mesas de diálogo, porque la comunidad tiene la razón.

“Ellos se merecen su obra, no hay nada que dialogar, les dije que tenía que ser sincero y que no tenía la plata pero que ya estamos gestionando un crédito para la ciudad, para problemas que afectan el día a día y la calidad de vida de la ciudadanía”, mencionó el mandatario local.

Con respecto algunos documentos que circulan en redes sociales y dejan ver el avance en la presentación de este proyecto ante el Ministerio de Vivienda en años anteriores, Dau Chamat recalcó que no tiene la culpa de lo realizado en administraciones pasadas y que esta hace parte de las problemáticas heredadas.

Ahora mismo el Distrito, según detalló el alcalde, realiza todos los trámites y están con la Agencia Nacional de Tierras (ANT) formalizando un predio donde se haría la planta en Pontezuela.

“Hay otro predio que se acaba de expropiar, sobre esto tendría datos la Secretaría de Infraestructura, además esperamos unas licencias de la ANT, que se solicitaron hace más de un mes y queremos ver si se saca en tres meses”, resaltó el mandatario.

Los componentes del crédito

Teniendo en cuenta que en mayo de este año la ciudad recibió la segunda mejor calificación en el manejo de sus finanzas AA+, por una de las tres calificadoras de riesgo más importantes del mundo, se entendería que la ciudad tiene capacidad de endeudamiento para asumir un crédito en estos momentos.

El alcalde de Cartagena explicó que este crédito, que aún no tiene un valor definido, contaría con dos grandes componentes. El primero es para el mantenimiento de las instituciones educativas oficiales y el segundo es para resolver esta acción popular fallada a favor de las poblaciones de Bayunca y Pontezuela, y otras más con las que el gobierno distrital está en deuda.

“Esto no quiere decir que no se harán megaproyectos, nos hemos reunido varios miembros del gabinete, no sabemos aún cuánto pediremos prestado. Estamos recopilando proyectos que serían financiados y, una vez identificados sus elementos, se traza una línea, se totaliza y sabríamos cuánto pediríamos. Lo que queremos es mejorar la calidad de vida de los cartageneros, atender su clamor porque el Estado no les ha cumplido”, destacó.

A partir de las diferentes acciones populares que aún el Distrito no cumple en favor de las comunidades, se trazarán los objetivos para el crédito. En la mesa también se evalúa el financiamiento a través de emisión de bonos, pero están abiertos a otras alternativas.

A pesar de que en la evaluación de Fitch Ratings, Cartagena bajó a AA porque Colombia perdió puntos, sigue teniendo un buen comportamiento en cuanto a cumplimiento de deudas, es decir, la ciudad ofrece estabilidad y confianza a los inversionistas y a los acreedores.

Finalmente, Bayunca y Pontezuela enviarían una comisión en la tarde de ayer para formalizar el compromiso del Distrito con este proyecto, mientras que pasadas las 3 de la tarde se habilitaron ambas vías de acceso.