Bibliotecas de la ciudad necesitan intervención

08 de julio de 2020 10:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Desde que llegó el internet a nuestros hogares, muchas de las bibliotecas comenzaron a quedarse solas. Por esto, en la mayoría de estas comenzaron a realizar diferentes actividades culturales, con el fin de que los niños, adolescentes y adultos no dejen de visitarlas y poder así leer algunos de los libros que en ellas están.

En Cartagena hay 9 bibliotecas distritales y 9 comunitarias, las cuales son operadas por la Red Distrital de Bibliotecas y administradas por el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC). Recientemente, Saia Vergara Jaime, directora del IPCC, indicó que estos centros están necesitando intervenciones en sus paredes, pisos o incluso en su red sanitaria.

Aunque en el informe detallado que tiene el IPCC sobre estas bibliotecas se dice que en general el estado de la mayoría es bueno, se requieren de mejores condiciones para la correcta realización de actividades.

En un recorrido realizado por El Universal por varias de estas bibliotecas pudimos constatar que la intervención que muchas de estas necesitan es mínima, pero muy necesaria.

Los principales problemas

Las bibliotecas, tanto comunitarias como distritales, presentan en su mayoría deterioro en baños, cocina, algunas paredes internas y cielo raso. Esto obedece al aparente descuido desde hace algunos años.

Juliano Salas, coordinador de la Biblioteca Comunitaria Balvino Carreazo de Pasacaballos, indicó que “desde hace más de 15 años el Distrito no le invierte a la infraestructura de la biblioteca. Nosotros como coordinadores somos los que hemos venido haciendo gestiones con empresas de Mamonal y amigos para tener la infraestructura en buen estado. El año pasado, a través de unas gestiones con la Alcaldía de la Localidad 3, nos colaboraron para arreglar la fachada que se estaba cayendo y para pintarla”.

Esta biblioteca, según lo que encontró el IPCC, presenta averías en los cielos rasos, los cuales necesitan ser reemplazados, además algunos muros necesitan ser resanados.

“Se necesitan mobiliarios, estanterías de libros y muebles para la sala digital, además los dos baños están inutilizados y totalmente obsoletos, por lo que toca cambiarlos”, explican en el informe.

La Biblioteca Juan Carlos Arango en Bayunca, Biblioteca Pública de Pontezuela y Biblioteca de Tierra Baja presentan todas un deterioro en su infraestructura física por la antigüedad y falta de mantenimiento. Las baterías sanitarias no funcionan, ventanas, rejas y demás deben ser cambiadas. Además, no tienen servicio de internet.

Desde el IPCC señalaron que para las bibliotecas de Bayunca y Pontezuela se proyectarán diseños para hacerles una nueva estructura.

Otras de las bibliotecas comunitarias son: Biblioparque, ubicada en San Francisco; Biblioteca Pablo Neruda, en Chile; Biblioteca de la Virgen y Turística, en Fredonia; Biblioteca El Caimán, en Olaya Herrera; Biblioteca Juan Carlos Arango, en Bayunca; y la Biblioteca José Vicente Mogollón, de Manzanillo, a las que les deben realizar pequeñas modificaciones en su estructura interna y redes eléctricas.

“Tenemos expectativa”

Durante las dos visitas que la directora del IPCC ha hecho a algunas de estas bibliotecas, para conocer el estado en que se encuentran, ha dialogado con los coordinadores, a quienes les ha explicado que tienen toda la intención de mejorar cada uno de los detalles que estos lugares de lectura requieren.

“Tenemos mucha expectativa con la directora del IPCC y el alcalde. Aquí en el Centro Cultural hemos continuado con las actividades de lectura y demás, de manera virtual, con el fin de que se siga alimentando y resaltando los valores culturales locales. Aquí deben hacer intervenciones en el techo y cambiar la iluminación”, explicó Martín Salas, coordinador del Centro Cultural de Las Palmeras y Biblioteca Raúl Gómez Jattin.

La Mega Biblioteca Digital del Pie de la Popa, la cual fue entregada en el 2018, también necesita mantenimiento en puertas, ventanas, bombas de suministros de agua y contraincendios, así como pintura, resanes y acabados en su parte interna y algunos en la externa.

“Existe en la actualidad un problema en el fluido eléctrico de la biblioteca, que se relaciona con el aislamiento en líneas primarias de media tensión, lo que ocasiona que se dispare el DPS de seguridad. Además, se necesita realizar mantenimiento al transformador”, indicaron desde el IPCC.

Las demás bibliotecas distritales que necesitan reparaciones son Biblioteca Juan de Dios Amador, en Boston; Mega Biblioteca Juan José Nieto, en El Rosedal; Biblioteca Jorge Artel, en El Socorro; Centro Cultural Las Pilanderas, en El Pozón; Biblioteca Pública Urbanización Ciudad Bicentenario, Biblioteca Jesús Aguilar Núñez, en Punta Canoa; y Centro Cultural Encarnación Tovar, en La Boquilla.

Saia Vergara Jaime, directora del IPCC, aseguró que trabajará para que estos centros culturales y bibliotecas que son muy necesarias para la comunidad, puedan ser intervenidas lo más pronto posible, por lo que han venido realizando estas visitas e informes para detallar todo lo que necesitan.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS