Boston sector San Martín, pavimento y energía a medias

13 de noviembre de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El barrio Boston está compuesto por tres grandes sectores: Primer Sector, El Pueblito y San Martín.

En este último los residentes no paran de quejarse del servicio de energía eléctrica. Para ellos es lo más malo que tiene el sector. Por encima de la inseguridad que ofrecen las riñas entre pandillas, las inundaciones invernales y la falta de pavimento, está el sufrimiento con el fluido eléctrico.

Gustavo Cogollo Vega, el presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC), afirma que las redes eléctricas están sostenidas solo por dos transformadores, cuya potencia no se compadece con las dos mil 500 residencias que componen la barriada.

Como consecuencia, las fluctuaciones son diarias y a cualquier hora, lo que implica que a menudo se estén inutilizando las neveras, los televisores, los equipos de sonido y hasta los pocos computadores que hay en los negocios de transcripciones con ventas de minutos y alquiler de internet.

“Hace varias semanas –recuerda Gustavo Cogollo-- nos reunimos con el gerente de la empresa Electricaribe, quien nos anunció que vendrían a arreglar unos daños que hay en las redes, pero nunca los hemos visto en eso. Los vecinos de la Calle de La Virgen tuvieron que acudir a los políticos para que les instalaran un nuevo transformador, y así es como les ha mejorado el servicio”.

En los demás sectores, según comentan los vecinos, a quien se le dañe un electrodoméstico tiene tres opciones: lo manda a reparar, lo bota o compra uno nuevo, “porque la empresa no nos responde, dizque porque este es un sector subnormal, pero todos los meses nos traen las facturas con puntualidad. Sabemos que las jóvenes que traen los recibos no tienen la culpa de las deficiencias de la empresa, pero los usuarios se desquitan con ellas, porque las directivas de Electricaribe no nos prestan atención”.

Las calles del sector San Martín se llaman Primera de Acapulco, San José, La Virgen, La Cruz, El Lago y Amador y Cortés. De ellas, las única que están pavimentadas son Primera de Acapulco y La Cruz. Esta última quedó incompleta, además de que le instalaron una rejilla de andén a andén, supuestamente para que evacuara las aguas pluviales, pero difícilmente ha cumplido esa función.

“Lo que pasa con esa rejilla –explica Cogollo Vega-- es que dentro de ella hay una tubería que tiene más de diez años de instalada y nunca se le ha hecho mantenimiento. Personalmente he hecho todo lo humanamente posible para que las autoridades encargadas acometan esa obra, pero evaden la responsabilidad. Edurbe le tira la pelotica a la Secretaría de Infraestructura del Distrito; y esta, a su vez, se la devuelve”.

Mientras la pelotica va y viene, el desagüe, que está protegido por la rejilla, se desborda e inunda la calle y las viviendas que están a su orillas. Como consecuencia, la rejilla se ha ido pudriendo lentamente y hasta se teme que algún vehículo pesado la rompa y termine atascado en la obertura pluvial.

De manera que las dolencias de San Martín se manifiestan en un sistema eléctrico mediocre, varias calles destapadas, una pavimentada y otra con pavimento incompleto y a merced de unas inundaciones invernales, que podrían evitarse solo aplicándole mantenimiento a una tubería.

“No ha habido voluntad política para que pavimenten las calles. En esta parte también nos tienen bailando el indio. Nos piden solicitudes escritas, vienen a hacer estudios, miden, toman fotos, anuncian que van a empezar a trabajar y todo sigue lo mismo”, afirma la dirigencia comunal.

El sector San Martín tiene 50 años. Pertenece a la Localidad Está clasificado como estrato uno. Tiene 2.500 inmuebles y 12.500 habitantes.

Se vecinos: El Pueblito, la vía Perimetral, la avenida Pedro Romero y la ciénaga de La Virgen.

A través del barrio cruzan dos canales famosos: Amador y Cortés y San Martín. Este último es el que más se desborda en épocas de lluvias.

No hay instituciones educativas. Los estudiantes asisten a colegios de barrios vecinos.

Hay un frente de seguridad que trata de mantener a raya a los pandilleros.

Fuera de la energía eléctrica, los demás servicios funcionan bien.

No hay espacios recreativos. El año pasado el Distrito intentó tomar un lote baldío para construir una cancha, pero le salió dueño.

Otros puntos...

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS