Cartagena


Cartagena es un semáforo en rojo: Cartagena Cómo Vamos

DANIELA BUELVAS

20 de junio de 2013 12:01 AM

Los resultados presentados por el proyecto Cartagena Cómo Vamos sobre la evaluación de la calidad de vida en Cartagena en el año 2012 son bastante preocupantes. Solo uno de los puntos, el de finanzas públicas, permaneció estable (en comparación con los del 2011), en los otros aspectos el retroceso es evidente.
Este informe que se presentó en el Centro de Convenciones Julio César Ayala contenía indicadores técnicos en los sectores de educación, salud, servicios públicos y vivienda; seguridad ciudadana, medio ambiente, movilidad, espacio público e infraestructura vial; responsabilidad ciudadana, finanzas públicas, desarrollo económico, pobreza e inequidad.
De acuerdo con Daniel Toro, uno de los analistas del informe de Cartagena Cómo Vamos, “para la ciudad las cosas claramente no se ven bien”.
Toro señaló que Cartagena no es una ciudad sostenible, si se compara con lo que el Banco Interamericano de Desarrollo define como una ciudad sostenible. Es más, reseñó que al verse todos estos puntos en rojo lo que está haciendo es alejándose de esa sostenibilidad cada vez más.
“Si no tomamos medidas vamos al fracaso. Hay que tomar los correctivos ya”, recalcó.
Por su parte, el alcalde (e) de Cartagena, Ramón León Hernández, señaló que la situación expuesta por Cartagena Cómo Vamos, en donde todos los aspectos evaluados se encuentran en rojo, sí se ajusta a la realidad pero que la situación no es tan preocupante como dice Toro.
“Lo señalado en este informe se ajusta a la realidad de la ciudad. Es un buen elemento de consulta y análisis para la gestión de gobierno y que sea bien aprovechada por la nueva administración que llega. (…;) No creo que sea tan dramática la situación (como dice Toro). Creo que hay salidas y hay que ser muy creativos en la gestión pública para poder obtener esos niveles de sostenibilidad”.
OPINIONES
Fueron pocos los concejales y personajes políticos de la ciudad que se hicieron presentes para ver este informe que de una u otra forma presenta una visión general de la ciudad y demuestra los puntos en que deben hacer mayor énfasis los mandatarios locales.
La mayoría de los presentes coincidió que la educación es el camino para cambiarle la cara a Cartagena y mejorar de manera progresiva en todos los aspectos.

  • Dionisio Vélez, aspirante a la Alcaldía de Cartagena
“Esperábamos que después de la situación que ha vivido la ciudad estos últimos meses se vieran estas cifras de que no vamos por el camino indicado. Esperemos que ahora que la ciudad recupere su gobernabilidad y su institucionalidad el camino mejore para la ciudad
“Es una situación bastante compleja. La inseguridad es una situación compleja que está viviendo la ciudad y el incremento es exabrupto, de mucho cuidado.”
  • Ramón León Hernández, alcalde (e) de Cartagena y secretario de Infraestructura
“El punto más crítico es el tema de educación. Hay que invertir mucho para poder mejorar los indicadores que tenemos en este momento. Si tú inviertes en educación vas a poder controlar muchos de los otros factores (que son) producto de esa deficiencia que tenemos en la educación”.
  • Andrés Betancourt, concejal
“Debemos tener una reconciliación social con lo público, esa es una de las mayores conclusiones que tenemos con este evento. Cartagena tiene un problema supremamente grande, unos retos supremamente inmensos y tenemos que ponernos de acuerdo en cómo resolverlos.
“Cartagena está en semáforo en rojo, solo las finanzas (públicas) nos dan el camino de la esperanza que podemos construir una sociedad mejor. La educación es un tema en el que Cartagena tenía un camino recorrido y allí se pegó un gran frenón, tanto que retrocedimos, yo creo que esa es una de las grandes fallas de hoy”.
  • María del Socorro Bustamante, aspirante a la Alcaldía
“Llegué un poco tarde y no puedo dar un balance, pero por lo que entendí parece que no fue nada halagador, se perdieron estos treinta meses que pasaron”.

CÓMO VAMOS
Cómo Vamos es una estrategia de seguimiento pedagógico y monitoreo de la calidad de vida que busca contribuir al desarrollo de gobiernos más efectivos y transparentes, incidir en la toma de decisiones públicas y promover ciudadanías más informadas, responsables y participativas en los asuntos colectivos de las ciudades.