Cartagena invierte 1% de su presupuesto en medioambiente

09 de junio de 2019 12:00 AM
Cartagena invierte 1% de su presupuesto en medioambiente
Campaña de siembra de árboles en Manga, llevada a cabo por la comunidad y el EPA. // Julio Castaño Beltrán- el universal

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El presupuesto del Establecimiento Público Ambiental (EPA) de Cartagena para el 2019 es de aproximadamente $14.016 millones. De esa cifra, un 10,45% lo aportan las regalías del sector eléctrico y un 12,4% entra por sobretasa ambiental de peajes. Según Álvaro Vargas Martínez, director de la institución, al menos un 8% más se deben a otras formas de recaudación, como pagos por estudios y evaluaciones, o imposición de multas.

El resto de los recursos que recibe el EPA, un 70%, provienen del Distrito que, según el alcalde Pedrito Pereira, cuenta con un presupuesto de $1,4 billones. Esto significa que Cartagena invierte aproximadamente el 1% de sus recursos en financiar a las autoridades ambientales.

Sin embargo, el monto de este año es más alto que el de los últimos cuatro, por un amplio margen, comparado con los presupuestos de 2015 ($6,9 mil millones), 2016 ($6,7 mil millones), 2017 ($8,9 mil millones) y 2018 ($8,7 mil millones).

El director Vargas expresó que a pesar de que “la administración ha aportado recursos importantes”, en el futuro se necesitará una inversión mayor en temas medioambientales. Si el EPA quiere tener un plan de acción más amplio y acorde con las necesidades que impone el crecimiento de Cartagena, entonces “en los años venideros necesitará mayores recursos para que sea una entidad más dinámica y eficiente”, afirmó.

Cifras nacionales

El Anteproyecto del Presupuesto General de la Nación para el 2019, presentado en abril del 2018, proponía un presupuesto para el sector ambiental de $612.663 millones. De ese monto, $ 278.247 millones estaban destinados para el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y $59.681 millones para el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam). Una parte también se destinaría a las 30 Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) del país.

Las CAR que rigen en el departamento de Bolívar, la del canal del Dique, (Cardique); y la del Sur de Bolívar (CSB), recibirían $2.200 millones y $2.389 millones, respectivamente. El monto lo completan $193.792 millones para el Fondo Nacional Ambiental (Fonam), los cuales provendrían de otros métodos de financiación y no directamente del Gobierno.

Ese monto es mayor del que estaba destinado para el sector en el 2018 ($564.000 millones), pero no representa un cambio significativo. Tanto las cifras del 2018 como del 2019 equivalen aproximadamente un 0,24% del presupuesto general.

Ese porcentaje se divide entre todas autoridades del sector ambiental y se invierte en programas de conservación, concientización, investigación y gestión, además de mantener sus instalaciones y su personal.

¿Qué hay de la investigación?

Invertir en medio ambiente no es solo una cuestión de financiar parques naturales y hacer políticas de protección ambiental, requiere de un esfuerzo concertado que involucra, por un lado, tener insumos jurídicos y materiales para que esas leyes tengan peso; por otro, poseer un caudal de conocimiento acumulado, a partir de investigaciones, que permitan sustentar la idoneidad de las decisiones que se toman en materia ambiental.

Si se considera que una parte de los dineros del Minambiente se destinan, por ley, a los centros investigativos del país, esto da como resultado que el Gobierno colombiano invierte menos del 0,2% de su presupuesto en apoyar la investigación científica en materia ambiental.

Además, según el informe de 2019 de la Red Iberoamericana e Interamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología (Ricyt), Colombia es uno de los países con la menor producción de doctores en las ramas del conocimiento (poco más de 600 en el 2016, en comparación con los más de 20.000 de Brasil o más de 6.000 en México).

A la hora de tomar decisiones que puedan afectar el medioambiente, muchas veces no existen los suficientes insumos en términos de capital humano, equipos y conocimientos para emitir un juicio y unas acciones adecuadas.

A esto se le debe agregar la reforma al Fondo de Ciencia, Tecnología e Investigación (Fctei) y al Sistema General de Regalías (SGR), ocurrida en el 2018. Previamente, el SGR estaba obligado a entregar 10% de sus recursos al fondo y este debía gestionar sus proyectos ante las entidades territoriales, pero con la reforma, estos recursos quedaron a discreción de convocatorias realizadas por entes públicos y privados.

En ese entonces, el exdirector de Colciencias, Alejandro Olaya Dávila, afirmó que la medida era buena porque permitía descongestionar muchos proyectos atrasados y conservaba la autonomía regional, ya que las convocatorias se realizarían y aprobarían de acuerdo con los Planes y Acuerdos Estratégicos Departamentales.

Por su parte, la exdirectora de la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia (ACAC), María Piedad Villaveces, opinaba que la medida era contraproducente, porque eliminaba las garantías para esos recursos y equivalía a legalizar, en un país aquejado por la corrupción, que el sector público invirtieran un mínimo o nada en el desarrollo de las ciencias investigativas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS