Cartagena


Cartagena tendrá un “oxígeno” para el manejo de cadáveres por COVID-19

Hace un mes, la Personería Distrital alertó sobre un colapso en cementerios públicos y hospitales. La Dirección de Apoyo Logístico informó sobre el manejo que se le ha dado a esta situación.

MÓNICA MEZA ALTAMAR

12 de julio de 2021 06:02 PM

Un mes ha pasado desde que la personera de Cartagena, Carmen de Caro, alertó sobre la difícil situación que enfrentaban cementerios públicos, clínicas y hospitales por el aumento de la mortalidad por COVID-19.

“Bóvedas no hay en ninguno de los cementerios (públicos), y me comentan en Apoyo Logístico que ya tienen que exhumar cadáveres para poder enterrar los que están en espera. Voy a las clínicas y me dicen que (por no saber dónde van a ser sepultados) tienen hasta tres días con cadáveres en los cuartos fríos y que ya han pasado de tres y cuatro cadáveres, cuando solo tienen espacio para dos, y por consiguiente tienen que utilizar a veces camas para acostarlos, que deberían estar usando para los enfermos”, dijo De Caro el pasado 10 de junio. Lea aquí: ¿Emergencia sanitaria? Bóvedas y cuartos fríos estarían colapsados en Cartagena

¿Qué ha pasado desde entonces? Consultada por El Universal, la personera manifestó que “los cuartos fríos siguen igual, pero eso se resolvió entregando en comodato el contenedor refrigerado que el Distrito tiene disponible desde el año pasado, pero no se estaba usando”. Lea también: Distrito contrató contenedor para almacenamiento de cadáveres por COVID-19

Didier Torres Zúñiga, director Administrativo de Apoyo Logístico, confirmó que se prevé que esta semana entre a prestar servicios este contenedor, que será operado por Los Olivos bajo supervisión del Dadis.

“El contenedor lo va a operar Los Olivos, pero no es para exclusividad de Los Olivos. Va a ser supervisado por el Dadis para que sirva como un oxigeno para todas las clínicas y funerarias en manejo de difuntos”.

¿Qué falta?

El líder de Apoyo Logístico explicó que la prestación del servicio de contenedor refrigerado para almacenar cuerpos “no estaba incluido en el Plan Anual de Adquisiciones. Entonces, cuando se iba a publicar el comodato nos dimos cuenta. Ese ingreso lo hace la Unidad Asesora de Contratación (UAC). Carmen Llamas, subdirectora operativa del Dadis, le hizo la solicitud para que lo ingresara al Plan de Anual Adquisiciones. Una vez eso esté listo, la UAC publica el comodato en Secop para que sea firmado por el proveedor y por nosotros, y de esta manera entre en ejecución la prestación de ese servicio”.

Destacó que “creería que esta semana debe quedar listo. Y es lo que nos va a dar un poco más de tranquilidad en el manejo de fallecidos, porque a hoy no hemos tenido grandes inconvenientes, hemos logrado sortear en los cementerios las demandas que a diario se presentan con las inhumaciones. Entonces, cuando entre en operación, el contenedor nos va a dar un poco más de tranquilidad y a las clínicas en general, para que se maneje de mejor forma el tema de fallecidos”.

Las 250 nuevas bóvedas

Sobre la construcción de 250 bóvedas en los cementerios distritales, Torres Zúñiga señaló este lunes que “terminamos de ajustar el presupuesto y las fichas técnicas para enviar el proyecto a la Unidad Asesora de Contratación. En un mes empezaría la ejecución, lo cual tomará unos dos meses para finalizar las obras”. Lea: Distrito reconoce que cementerios públicos colapsaron; construirá 250 bóvedas

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a WhatsApp.

Procuraduría insta a autoridades

Este lunes, la Procuraduría General de la Nación instó a autoridades departamentales, municipales y distritales, así como a EPS, IPS, Policía Judicial, Medicina Legal y servicios funerarios, a continuar cumpliendo los protocolos dispuestos en la guía del Ministerio de Salud y Protección Social referente al manejo, traslado y disposición final de cadáveres por COVID-19, en aras de garantizar los derechos fundamentales de las y los ciudadanos.

El ente de control recordó la necesidad de implementar estrategias y procesos dirigidos a prever la capacidad de reacción frente a una eventual situación de emergencia en la salubridad pública de los territorios, ante el aumento en la tasa de mortalidad por COVID-19.

  NOTICIAS RECOMENDADAS