Cartagena, una parada memorable en la Ruta del Esclavo

25 de febrero de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Reconocerse como un sitio de memoria y consciencia afro le aportaría a la ciudad un nivel significativo de afianzamiento de las políticas públicas dirigidas a la población afrodescendiente. A esto le apunta Cartagena con el fortalecimiento y la promoción del proyecto “La Ruta del Esclavo” liderado por la Unesco hace dos décadas con el objetivo de promover el entendimiento mutuo, la reconciliación y la cooperación entre los pueblos.

El programa, que rompe con el silencio de la “trata negrera”, incluye 50 países, entre ellos Colombia, identificados como eslabones en el comercio de esclavos; y consiste en resaltar los sitios de América donde llegó la mayor población africana esclavizada. 

La importancia de esta iniciativa radica en el reconocimiento del impacto brutal que ha tenido la esclavización en el mundo, originando alteraciones influyentes en la conformación de las sociedades contemporáneas.

Cartagena en tiempos coloniales fue el primer puerto receptor de africanos esclavizados traídos a América del Sur. Desde aquí eran distribuidos a los diferentes lugares donde el imperio español de la época tenía sus asentamientos. (Lea aquí: La Ruta del Esclavo, la memoria afro de Cartagena)

“Trazar una ruta del esclavo sin incluir a Cartagena es imposible porque la identidad de la ciudad está construida a partir de ese hecho histórico”, comenta Javier Ortiz Cassiani, historiador y asesor del Ministerio de Cultura para la identificación de los lugares que serán erigidos en la ciudad, en el mes de mayo, como huellas imborrables de la diáspora africana.

El circuito de la “Ruta del Esclavo” en Cartagena inicia en la Playa de El Arsenal y en La Bodeguita, principales puertos de Cartagena en la época de la Colonia. De allí, los esclavos eran trasladados a las negrerías, una especie de bodegas donde se “almacenaban” a estas personas, tratadas como mercancías. Allí se les curaba de las heridas y enfermedades adquiridas durante los meses que demoraba la travesía desde África hasta América, en barcos donde eran hacinados en condiciones infrahumanas.

Según las investigaciones adelantadas por el Ministerio de Cultura y el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, en la ciudad hubo 24 negrerías. Algunas de ellas en la Plaza de los Jagüeyes, actualmente conocida como Plaza Fernández de Madrid, y en las calles de El Tejadillo, Nuestra Señora del Carmen, Santo Domingo y Santa Clara. De estos lugares, que podían albergar hasta 200 esclavos cada uno, eran llevados a la Plaza de los Coches para ser subastados al mejor comprador. Muchas de estas personas “cazadas” como animales en África, despojadas de sus derechos y traídas a América como piezas de mercancía ya venían por previos encargos.

(Vea aquí el video: Conozca el significado de la Ruta del Esclavo en Cartagena)

LA REPARACIÓN

“El racismo y la discriminación que persiste actualmente los han tratado de explicar con múltiples argumentos, pero ambos trastornos tienen su origen en el proceso de esclavización. Erradicarlos implica reconocer la esclavitud, luchar contra ella y generar una consciencia para que estos hechos no se repitan. Es lamentable que en las sociedades modernas continúe el tráfico de personas. Las estadísticas señalan que en el mundo hay 20 millones de víctimas de nuevas prácticas esclavistas”, expresa Moisés Medrano, director de poblaciones del Ministerio de Cultura.

“La esclavización lo que hace es deshumanizar a las personas. En este caso a un grupo poblacional que fue sacado de un continente y traído a otro completamente desconocidos para ellos. El trato desigual que persiste en la actualidad es la herencia de la esclavitud que sufrieron estos pueblos”, advierte Javier Ortiz.

Según los líderes de esta iniciativa, el reconocimiento del hecho doloroso de haber participado en él como países esclavizadores debe traducirse en la implementación de programas que resalten la memoria de los pueblos afrodescendientes y que ayuden a esta población a salir de las condiciones de miseria actual en la que viven. (Lea aquí: Comité de la Ruta del Esclavo está hoy en Cartagena)

“Existe una clara relación entre ser afro y las condiciones sociales que se ocupan en las sociedades contemporáneas”, afirma Ortiz.

Los países esclavizadores en la época de la Colonia fueron: España, Portugal, Francia, Inglaterra, y Holanda.

“La reparación implica el reconocimiento de estos hechos, la asunción de responsabilidades y el otorgamiento de programas que avancen procesos de reivindicación”, manifiesta Moisés Medrano.

LA SEXTA REGIÓN DE ÁFRICA

Moisés Medrano explica que la cultura africana ha reconocido a América como la sexta región de África con todo lo que ello implica. El proceso diaspórico ha generado una serie de dinámicas políticas y sociales de colaboración mutua. (Lea aquí: Conversatorio “Diáspora Africana” en la Universidad de Cartagena)

“Reconocer la Ruta del Esclavo es reconocer la herencia que los africanos nos han legado en términos de identidad cultural. Tenemos una deuda histórica de dar difusión a ese aporte”, dice Bertha Arnedo Redondo, directora del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC).

Con base en esta reflexión, para el próximo 24 de mayo, el Ministerio de Cultura, la Alcaldía de Cartagena y el IPCC preparan un encuentro para conmemorar el Día de la Herencia Africana e iniciar la visibilización de la iconografía de la Ruta del Esclavo en Cartagena.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS