Cartageneras luchan por el ambiente de las nuevas generaciones

04 de febrero de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

¿Y si se nos está acabando el tiempo?

Ariadna Haydar y Carmen Rosales miran desde la bahía de Manga el vaivén de las olas que se forman con el paso de las lanchas. Disfrutan mirar el mar tanto como ir a la playa, pero con 12 y 22 años, respectivamente,  saben que algo no va bien con los espacios naturales de Cartagena.

“Años atrás se sentía una brisa fresca que calmaba el calor, ya no hay mucha brisa y ahora se inundan más las calles por la marea”, dice Ariadna quien estudia en el colegio Cartagena International School, mientras que Carmen es estudiante de contaduría pública de la Universidad de Cartagena.

Se conocieron el año pasado y ambas hacen parte del grupo de 25 niñas, niños, y jóvenes que, asesorados por el centro de estudios jurídicos y sociales Dejusticia, instauraron el pasado 29 de enero una tutela sobre cambio climático, la primera en América Latina para exigir la defensa de sus derechos como generaciones futuras a gozar de un ambiente sano, a la vida, a la salud, la alimentación y el agua, amenazados por la deforestación en la Amazonía.

Su lucha jurídica apenas arranca, pero su convicción para que Colombia cumpla con el compromiso que asumió en la Cumbre de París en el 2015, es firme.

La tutela
Son 25 los accionantes, representados por César Augusto Rodríguez Garavito, quienes piden a 27 entidades estatales, en cabeza de la Presidencia de la República, que cumplan el deber de proteger la Amazonía colombiana, pues su incumplimiento “ha tenido como consecuencia el aumento de la tasa de deforestación y el aumento de la emisión de gases efecto invernadero, principal causa del cambio climático en Colombia”, como reza en el documento de la tutela.

Nubia Elena Chams, abogada y madre de Ariadna, aseguró que esta acción tiene unos argumentos fuertes para entender la importancia de defender la calidad de vida de las generaciones futuras.

“¿Qué tiene que ver la Amazonía con Cartagena? Que es un pulmón para el país y Latinoamérica, el Gobierno colombiano se comprometió a llegar a cero deforestación en esa zona para el 2020 en la Cumbre de París, pero ya estamos en el 2018 y ni siquiera se han puesto en práctica las herramientas para lograrlo”.

Deforestación sin freno
La Amazonía colombiana es la región con mayor porcentaje de alertas tempranas de deforestación (ATD), según el Ideam, con un 66,2 % del total del país.

Según el mismo instituto, en el 2016 Colombia perdió 178 mil hectáreas de bosques, 44% más que lo reportado en 2015. O sea que el compromiso en el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, de reducir la deforestación a 90 mil hectáreas por año no se ha cumplido.

El panorama cartagenero
Según el Estudio de Impactos Económicos del Cambio Climático del Departamento Nacional de Planeación, entre el 2071 y el 2100, el rendimiento hídrico se reducirá en más del 30 % en departamentos como Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Huila, Tolima, Cundinamarca, Caldas, Antioquia, Magdalena, Cesar, Córdoba, Sucre, Atlántico y Bolívar.

En nuestro departamento, según el Ideam, entre 2041 y 2070, la temperatura aumentará en 1,6°C y las lluvias disminuirán en un 15,22 %, afectando los sectores agrícola, ganadero y turístico, sin contar con las afectaciones a la pesca por la disminución en poblaciones coralinas o la pérdida de costa, que para el 2070, se prevé en 576 hectáreas y para el 2100 será de 984, de acuerdo con los datos de esta misma entidad.

Y ese panorama, con menos lluvias, más calor y menos costa es lo que les espera a Ariadna, Carmen y todas las nuevas generaciones que vivirán en Cartagena y en Colombia.
“Cartagena no está exenta de esa problemática, aquí cada vez son más fuertes las épocas de invierno, se degradan nuestros ecosistemas, los manglares se están destruyendo y esta apenas es una pequeña muestra de cómo se dañará mucho más”, expresó Carmen.

Ariadna dice estar consciente de que no lograrán transformar de tajo los problemas ambientales, pero que alguien esté interesado ya ayuda al cambio. “Pensamos que esta tutela puede ayudar un poco, aunque sea como una acción simbólica para que se establezcan los lineamientos, el primer paso para que se alcance parte de la meta del Acuerdo de París”, concluyó.

¿Quiénes son los accionantes?
Los niños, niñas y jóvenes que presentaron la tutela viven en 17 ciudades y municipios vulnerables del país y tienen entre 7 y 26 años. Dejusticia explicó que acciones similares se han hecho en Estados Unidos y Holanda, en los que grupos de jóvenes presentaron acciones para reclamar sus derechos frente al cambio climático.

Específicamente, solicitan al Gobierno nacional y otras entidades que en el término de seis meses formulen un plan de acción para reducir a cero la tasa de deforestación en la Amazonía colombiana y que hagan un acuerdo intergeneracional con los demandantes, con el compromiso de tomar medidas eficaces y verificables para reducir la emisión de gases efecto invernadero.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS