Casas y apartamentos lujosos que están bajo extinción de dominio en Cartagena

15 de octubre de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Fiestas de varios días en las que no faltaban las orgías y en las que, presuntamente, se expenderían drogas alucinógenas. La bulla generada por estos eventos y algunos incidentes en las afueras de la Casa Benjamín causaron molestias entre vecinos, que muchas veces se quejaron ante las autoridades.

Y entre llamadas y molestias, la Fiscalía General adelantaba una investigación contra los israelíes encargados de este lugar. Ello dio paso para que a finales de julio se gestara la conocida operación Vesta, que concluyó con la captura de 18 personas señaladas de estar ligadas a cuatro redes de proxenetismo en la ciudad.

Y con estas capturas, varios vienes entraron en extinción de dominio porque estarían siendo utilizados para cometer acciones ilícitas, como tres hostales en el Centro Histórico, en los que turistas nacionales y extranjeros habrían ingresado para tener relaciones sexuales con menores, y por supuesto la Casa Benjamín.

Pero, qué pasó con este inmueble. Semanas después de que este fuera allanado y objeto de un proceso de extinción de dominio, vecinos se quejaron porque decían que escuchaban ruidos y música. Luego de publicar la queja, la Sociedad de Activos Especiales (SAE), aclaró que el lugar ya no estaba bajo disposición de sus antiguos dueños y aclaró que es esta entidad la encargada de administrarlo. Explicó que se le estaban haciendo unos arreglos al inmueble y que la música que escucharon los vecinos eran alabanzas cristianas que colocaban obreros que realizaban las labores de adecuación en el lugar, dirigidas por la SAE.

Esta es una sociedad que a partir del 2014 fue designada por la Ley 1708 como administradora del Frisco (Fondo para la Rehabilitación, Inversión Social y Lucha contra el Crimen Organizado), fondo donde van a parar todos los bienes que tienen medida cautelar o se encuentran en un proceso de extinción de dominio o con una medida de extinción de dominio ya decretada.

Toda la operación Vesta

Dichos procesos de extinción pueden nacer tras indagaciones penales o procesos administrativos de extinción.

Roberto Carlos Amor Olaya, gerente regional de la SAE en la Costa Caribe (siete departamentos de la Costa), se refirió a la operación Vesta y dejó ver que por medio de las acciones de la Fiscalía General le fueron entregados tres establecimientos de comercio, siete inmuebles y una sociedad.

“Lo primero que hacemos con estos bienes es entregarlos a un depositario, que es una figura autorizada por ley para administrar bienes. Este debe entregar informe detallado de los bienes.

En casos de bienes donde se presume se cometían delitos, lo primero es suspender la actividad que se venía dando, hasta que se haga un diagnóstico de la operación del establecimiento de comercio y si se puede reabrir, salvaguardando que no se vuelvan a cometer los delitos. Esta apertura se hace bajo control del Estado, a través del depositario y se busca productividad de los bienes. De esos bienes que entraron en extinción tras la operación Vesta, están funcionando hostales que tenían huéspedes y para la Casa Benjamín aún no se ha autorizado su operación, pero estamos trabajando para hacerlo. En el Centro recibimos hostales que tenían huéspedes y que percibimos que la situación no era tan delicada. En Benjamín se suspendió mientras se revisan posibilidades económicas de darle uso a ese inmueble, garantizando la no ocurrencia de hechos delictivos”, explicó Amor Olaya.

Pero los procesados tras la operación Vesta no son los únicos bienes que tienen extinción de dominio. También hay locales en reconocidos centros comerciales, apartamentos en la Zona Norte y en barrios de estrato 6, y otros en distintas zonas de La Heroica.

Bolívar y Cartagena

El gerente regional de la SAE puntualizó que son 484 inmuebles los que administra esta sociedad en Bolívar, que tienen procesos de extinción. De estos, 146 son rurales y 338 urbanos.

De esos 484 bienes en Bolívar, 270 están en Cartagena, divididos en 38 rurales y 232 urbanos.

Entre ellos están fincas, lotes, apartamentos, locales comerciales y casas.

“Algunos están arrendados y producen. Otros están en venta, a través de nuestro comercializador que es Central de Inversiones S.A., conocido como CISA. Otros están ocupados ilegalmente y tenemos un plan de acción para la recuperación material. De esos bienes que son ocupados o explotados por terceros y que el Estado requiere. Para ello usamos las facultades de policía administrativa que nos otorga la ley, con el concurso de la Policía, la Personería Distrital en el caso de Cartagena, y municipal en municipios. Adelantamos desalojos donde se recupera la tenencia material de bienes. Son convocados a entregar o legalizar la ocupación. Legalizar consiste en suscribir contrato de arriendo o compraventa, en los que la persona legitima condiciones de ocupante del inmueble. En la región tenemos bienes en Magangué, San Jacinto, El Carmen de Bolívar, Zambrano, Córdoba, Turbaco, Arjona. En Bolívar, después de Cartagena, es Magangué donde más tenemos bienes”, contó Amor Olaya.

Por corrupción y crimen organizado

El gerente e la SAE señaló que con muchos los bienes que esta sociedad recibe en la Costa Caribe por orden de la Fiscalía, asociados a investigaciones de renombre, como las relacionadas en Cartagena contra el proxenetismo, bienes de la banda criminal la Oficina y el Clan del Golfo.

También del exgobernador de Córdoba, del Cartel de la Hemofilia, de Otto Bula, por casos de corrupción en La Guajira como el de Kiko Gómez, así como por indagaciones relacionadas con el contrabando de combustible.

“Los procesos de extinción que se adelantan en proceso judicial, que en la parte investigativa la lleva la Fiscalía, y posteriormente pasan a una etapa judicial ante jueces de extinción de dominio. En el marco de estos procesos, se pueden interponer medidas cautelares sobre estos bienes, y la SAE hace veces de secuestre de bienes a los que se les impone la medida cautelar de secuestro, de los bienes que están en proceso de extinción. Esos bienes que ya se declara la extinción del derecho de dominio a favor del Estado, en cabeza del Frisco, SAE los administra en su rol de administrador de ese fondo. La principal función es hacer productivos los bienes y lograr un lucro para el Estado y que no se deterioren”.

Inmuebles que negocian en Cartagena

Tras ser objetos de extinción de dominio, la SAE tiene en Cartagena dos inmuebles publicados para arriendo y 15 a la venta. Estos se consiguen en la página web de la SAE y los de la venta en CISA. Son procesos públicos y no hay intermediarios.

La SAE tiene precios base para los inmuebles, pero las personas pueden presentar ofertas. Hay momentos en que varias personas pueden pujar por un bien, pero quien haga la mejor oferta se queda con este.

“Quien pierde un inmueble no puede hacerse nuevamente a este. Al momento de la venta la SAE revisa antecedentes de los compradores. Familiares de estas personas tampoco pueden comprar estos bienes, en cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad primero civil. Procuramos que los bienes no vuelvan a quienes eran sus antiguos dueños, es parte de la esencia de la ley de extinción. No es una tarea fácil. Hay zonas donde al Estado le cuesta hacer presencia permanente y en estos sitios tenemos ocupaciones de los inmuebles que no hemos podido solventar. Este año hemos hecho muchos desalojos en la Costa Norte. Unos 45 desalojos en la región, y trabajamos duro en recuperar más inmuebles. La SAE está haciendo su trabajo, es una entidad en la que pueden confiar y los invitamos a que hagan negocios con nosotros porque hay buenas oportunidades en nuestro inventario”, explicó el gerente de la SAE.

Pueden defenderse

Todas las personas afectadas por procesos de extinción pueden presentar recursos ante las autoridades judiciales si sienten que la medida es injusta. La SAE no tiene facultades para decidir a quién se le extingue el dominio o a quién se le devuelve. Solo acata las decisiones judiciales.

Qué es la SAE

La SAE es una entidad adscrita al Ministerio de Hacienda y Crédito Público. “No intervenimos en el proceso, ni siquiera somos parte. Solo somos un auxiliar de la justicia que administra bienes que son puestos sobre nuestro cuidado. Somos una sociedad de economía mixta, que en muchos de sus actos se rige bajo el acto del derecho privado”, dijo el gerente de la sociedad.

Comenzó en 2014

En 2014 la SAE recibió de manos de la extinta Dirección Nacional de Estupefacientes el fondo Frisco, un inventario que tenían. Desde entonces todos los nuevos asuntos que tienen medida de extinción de dominio o que se concreta la extinción de dominio los administra la SAE.

Atlántico, con más procesos

Atlántico es el departamento donde hay más bienes que tienen procesos de extinción y los administra la SAE, seguido de Córdoba. “El fenómeno del paramilitarismo en Córdoba generó bienes en procesos de extinción y en Atlántico, sobre todo bienes que hace muchos años están en procesos por los que algunas vez fueron clanes del narcotráfico alojados en la ciudad. Esas personas tienen o tenían muchos bienes en la ciudad y esos están en procesos o fueron declarados extintos”, indicó el gerente regional de la SAE.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS