Cartagena


Casos de niños con cáncer irían a la Corte de DD. HH.

Milagros Sulmay Villarreal tiene cinco años y hace tres le detectaron anemia de células falciformes. Es una de las niñas que el año pasado fue cobijada con medida cautelar por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para que el Estado preservara su vida e integridad personal, considerando su enfermedad.

Sin embargo, un año después y según informó el abogado de Fundevida, su EPS Ambuq incumple con la medida cautelar, pese a la solicitud de cumplimiento del fallo de tutela y con el desacato para que le garanticen los distintos procedimientos para un trasplante de médula ósea.

Como ella, otros 24 niños fueron amparados por la CIDH para garantizar una atención integral, pero lamentablemente dos de ellos fallecieron porque la solución llegó muy tarde. (Lea aquí: CIDH protege a niños con cáncer de la Costa Caribe)

“Unidos por la Justicia estudia la posibilidad de llevar esos casos a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Costa Rica. Mi presencia en esta ciudad obedece, precisamente, a obtener información actualizada del estado procesal de cada una de estas medidas cautelares. Hay casos de niños que las EPS no están cumpliendo, como el de Karen Moya, y ese es el balance que me llevaré para que, pasadas las elecciones, podamos actuar ante la Comisión”, explicó Ernesto Rey Cantor, director del programa Unidos por la Justicia.

Además, Rey Cantor necesita la respuesta sobre una visita que hizo la Cancillería en Cartagena, en marzo pasado, cuando se reunió con las madres de los 23 menores y el Ministerio de Salud, donde los representantes del ministerio alegaban que las EPS sí cumplían.

“Parcialmente han cumplido, pero hay casos que no. El Gobierno no ha dicho toda la verdad y son irresponsables internacionalmente. Con base en las pruebas actualizadas recopiladas, presentamos ante la CIDH una solicitud de que acuda a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, para que intervenga y decrete medidas provisionales contra el Estado”, destacó Rey.

Fernando Barrios, abogado especialista en derecho penal y administrativo, recalcó que hay EPS que sí están cumpliendo con la atención de los menores como: Mutual Ser, Coosalud, Sura y Sanitas; mientras que Ambuq, Comfacor, Comfamiliar, Coomeva y Salud Total no lo hacen.

Es decir, que tienen que realizar derechos de petición para que les garanticen los procesos.

“En problemas de esta naturaleza, cumplir parcialmente es no cumplir. Los niños se están afectando. La Fiscalía y la Procuraduría también deben intervenir porque los jueces no hacen cumplir sus fallos”, destacó Henry Vergara, aliado estratégico internacional del programa.

Sin autorizaciones

Kelly Villarreal, madre de Milagros, contó que desde febrero le ordenaron a su esposo y sus dos hijos unos estudios para conocer el posible candidato o donante del trasplante a la niña. Además de los exámenes para determinar la revaluación de ese procedimiento.

“Se supone que mañana es la cita con el hematoncólogo, pero no tengo los estudios que debo presentar ni la autorización de la cita, también tiene cita con el trasplantólogo y necesitan los estudios para valorarla y saber si le hacen el trasplante o no. Le ordenaron pediasure, pero tampoco se los han dado”, relató Kelly.

El 4 de junio, Milagros tuvo una crisis. Le dio fiebre, dolores en las piernas y brazos, de inmediato fue hospitalizada en el Hospital Napoleón Franco Pareja -Casa del Niño-. Los médicos le enviaron una resonancia magnética para la próxima cita, pero tampoco le han respondido.

Esta es una de las pruebas recolectadas por el director para luego presentar a la CIDH, pues según Vergara, los trasplantes son efectivos cuando se hacen a tiempo. El otro caso es el de Karen Moya, quien perdió la vista por falta de atención oportuna.

“Tuvimos la necesidad de presentar una denuncia penal contra la gerente de la EPS Coomeva, por el caso de Karen. Ya se abrió la etapa de instrucción, se hicieron entrevistas por el presunto delito de fraude a resolución judicial y daño en el cuerpo y salud. Esta es otra prueba de que pese a estar cobijada, solicitado el cumplimiento del fallo y siete desacatos del fallo, la EPS sigue incumpliendo”, precisó el abogado.

Cuánto tarda

En casos de salud, la Corte actúa un poco más rápido, según explicó Rey. Con un diagnóstico médico actualizado, le llevamos esto a la CIDH y así acuda a la Corte para decretar medidas provisionales, que el Estado cumple inmediatamente. Esto, debido a que con las medidas cautelares el Gobierno no responde con celeridad.
 

  NOTICIAS RECOMENDADAS