Ciclorrutas, una necesidad dilatada por falta de recursos y voluntad política

13 de mayo de 2019 02:30 PM
Ciclorrutas, una necesidad dilatada por falta de recursos y voluntad política
Los ciclistas de Cartagena están expuestos por la falta de ciclorrutas. //aroldo mestre- el universal

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Andar en bicicleta en Cartagena no solo es un reto por las altas temperaturas que se registran en la ciudad y la falta de árboles que den sombra, sino por la falta de espacios que garanticen la seguridad de los ciclistas.

Compartir la vía con buses, taxis, vehículos particulares, carretas, motos, buses y articulados del Sistema Integrado de Transporte Masivo es a lo que se deben enfrentar los ciclistas que se transportan en las vías de la ciudad.

Después de los peatones, ellos son el eslabón más débil en la pirámide del transporte, no tienen carriles exclusivos, ni seguridad. Según el Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte, DATT, desde enero hasta marzo de 2019 se han registrado siete accidentes que involucran un ciclista. Aunque el número parece pequeño, la situación no lo es. En 2018 ocurrieron 89 accidentes con ciclistas y en 2017 se registraron 47 casos.

(Lea aquí: Murió motociclista al estrellarse contra una casa en El Pozón)

“Se ha vuelto complicado moverse en bici por Cartagena, debido a que no existen vías exclusivas para ello, entonces, toca transitar por las vías principales, aumentando la exposición a los peligros propios de estas vías. Pienso que con Transcaribe indudablemente se mejoró la movilidad de pasajeros en Cartagena, pero para los ciclistas fue todo lo contrario. En el plan de desarrollo de la ciudad por ningún lado se contempló la construcción de ciclorrutas”, dijo Tatan Lanzziano, directivo del Fear Riders Team y miembro del gremio de ‘Bikers de Cartagena’.

¿Ha avanzado la ciudad en la ‘ciclo–inclusión’?

El panorama de accidentalidad sería otro si en la ciudad existieran ciclorrutas en las principales avenidas, y si las que existen se pudieran utilizar con tranquilidad, pues ha quedado demostrado que zonas como el paseo peatonal en Bocagrande y la avenida de El Lago no son muy utilizadas debido a los problemas que presentan. El primero ha significado un choque entre ciclistas y peatones por no tener separadores o indicaciones que delimiten las zonas para uso específico; el segundo, representa un problema de seguridad ante la falta de iluminación y poca presencia de las autoridades.

(Lea también: Escuela Naval de Cadetes cumple el sueño de navegar a niños con cáncer)

Desde el año pasado el tema de los ciclistas ha vuelto a tomar fuerza en la ciudad. En el Concejo de Cartagena surgió la iniciativa de la creación del Plan Maestro de Manejo de Bicicletas, mediante el cual el alcalde mayor de Cartagena tendrá facultades para solicitar y trasladar a la Secretaría de Infraestructura, al DATT y la Secretaría del Interior “para que se apliquen remiendos de pequeños huecos, demarcación, señalización para la protección del ciclistas, y convenios y fortalecimiento a la Policía Nacional para incrementar patrullajes y estrategias de seguridad”.

Esta propuesta es hasta ahora una buena intención de los cabildantes de la ciudad. Pero, en términos de avances, el DATT comenzó en julio de 2018 la demarcación de una “ciclo-banda” o “ciclo-carril” en algunos puntos de la ciudad, como una alternativa ante las limitantes existentes para la construcción de ciclovías. Esta ciclo-banda, que se utiliza en ciudades del mundo donde la construcción de ciclorrutas es casi imposible por razones de infraestructura vial, también podrá ser usada por otros vehículos cuando no circulen bicicletas, pero estos deberán respetar límites de velocidad que no deben superar los 40 km/h.

Aunque la idea es que estas demarcaciones puedan estar en casi toda la ciudad, el proyecto se ha quedado estancado.

“Estamos atravesando por una situación bastante difícil en materia financiera, no tenemos en estos momentos los recursos. En muchos sectores no hemos señalizado y faltan reductores en la gran mayoría de las instituciones educativas, centros comerciales y centros de vida, pero es precisamente porque no hemos podido contar con los recursos para ellos. Estamos a la espera de la incorporación de unos recursos a ver qué posibilidades tenemos para colocar de manera óptima esos senderos para que puedan transitar también los ciclistas”, puntualizó el director del DATT.

(También le puede interesar: ‘Pásate por mi finca, que no es pa’ eso’: Tino Asprilla a Esperanza Gómez)

A moverse con más seguridad

La seguridad vial de los ciclistas no es únicamente un asunto de cliclorrutas, pues son ellos quienes deben poner el ejemplo haciendo uso de los elementos de seguridad para mitigar los daños en caso de un accidente.

Hay cuatro elementos de protección básicos que todo ciclista debe usar: casco, freno, chaleco reflector y luces para lugares con poca visibilidad.

Desde el DATT se manifestó que en la ciudad más que imponer sanciones, hay una apuesta por la pedagogía sobre el uso de los elementos de seguridad y el tránsito por zonas permitidas. Según el director de la entidad, Edilberto Mendoza Goez, “en las vías es muy extraordinario que haya un ciclista y tener un agente de tránsito que los persiga es bastante complejo, por eso se hace en los sitios donde hay mayor concentración de ciclistas”.

“Se han realizado unas campañas en el Centro Histórico que es donde más circulan, se trabaja con los establecimientos que arriendan las bicicletas para que conciencien al arrendatario de utilizar todos los elementos de seguridad, que no conduzcan a más de un metro del andén, es decir, toda la normatividad de tránsito se ha transmitido a través del equipo de educación vial”, manifestó Mendoza Goez.

Sanciones

Sin embargo, eso no quiere decir que a los biciusuarios de la ciudad no les ha tocado pagar por no cumplir con las normas. En este año se han sancionado seis ciclistas por no atender señales o indicaciones de autoridad de tránsito, además de transitar por zonas prohibidas. En 2018 se impusieron 36 comparendos y en 2017, 40.

Infracciones tales como: transitar por andenes, aceras, puentes u otros lugares de uso exclusivo para tránsito de peatones; transitar sin los dispositivos luminosos requeridos; y no respetar las señales de tránsito son multa tipo A que tienen un valor de $110.416

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS