Cinco delitos que usted puede estar cometiendo sin saberlo

30 de septiembre de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Colombia es un estado social cuyo fin esencial es el de garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución. Uno de estos derechos es la libertad, únicamente limitada por la ley con el fin de que no se violenten los derechos de otras personas.

Teniendo esto en cuenta, es claro que si un individuo rompe una ley, ya sea de forma voluntaria o involuntaria, tendrá que cumplir un castigo según lo dicten las normas vigentes.

Independientemente de esto, en los últimos años se ha registrado una 'explosión legislativa' que ha hecho que muchos colombianos desconozcan por completo qué conductas son o no son delictivas. Incluso algunas pueden considerarse de aceptación común, cuando en realidad son penalizadas por la ley.
Sobre este tema, el abogado penalista Enrique del Río González explica que 'crear' nuevos delitos se ha convertido en el común denominador del día a día legislativo nacional. Según señala, esto se debe en buena parte al populismo punitivo que "genera en la ciudadanía la falsa creencia de que un problema se soluciona cuando se penaliza una conducta".

Para ejemplificar esto, el abogado expone cinco delitos que son tan comunes que, quizás, usted pudo cometerlos sin saberlo. Eso sí, del Río sostiene que, aunque estas conductas delictivas muchas veces se ejecutan sin tener consciencia de que son delitos, el desconocimiento de la ley no sirve de excusa.

A pesar de esto, el abogado apunta que en materia penal "no conocer la connotación delictiva de un acto puede constituir una causal de ausencia de responsabilidad (error de prohibición)". No obstante, esta situación necesitará de "arduos debates probatorios y conceptuales al interior del proceso".

Nombre del delito: Receptación.

Conducta: Comprar un objeto robado.

Es adquirir, poseer, convertir o transferir bienes muebles o inmuebles cuyo origen mediato e inmediato deviene de un delito. Comúnmente esta conducta se conoce como "la compra del robo".

"La mayoría de las personas piensan que por el hecho de no haber participado en el delito no tendrán ninguna responsabilidad por adquirirlo", explica el abogado penalista. La pena de esta conducta oscila entre los 4 y 12 años de prisión.

Nombre del delito: Defraudación de fluidos.

Conducta: Alterar los contadores de los servicios públicos.

Esta conducta delictiva consiste en la acción de utilizar mecanismos clandestinos para alterar los sistemas de control o aparatos contadores para apropiarse de energía eléctrica, agua, gas natural o señal de telecomunicaciones. Este delito es de común ocurrencia y su pena oscila entre 16 y 72 meses de prisión.

Nombre del delito: Pornografía con personas menores de 18 años.

Conducta: Compartir o tener imágenes o videos en WhatsApp donde se exhiban menores de edad.

Según el abogado del Río, este es un delito que tiene como pena entre 10 y 20 años de prisión para quien fotografíe, filme, grabe, produzca, divulgue, ofrezca, venda, compre, posea, porte, almacene, transmita o exhiba, por cualquier medio, para uso personal o intercambio, representaciones reales que involucren menores de 18 años.

"Es común con el auge de las redes sociales, en los grupos de WhatsApp y demás, que se distribuya este tipo de material. Las personas que lo hacen la mayoría de las veces no tienen la más mínima idea de que el solo hecho de poseerlo en el dispositivo celular genera la comisión de esta grave conducta delictiva", expone el abogado.

Nombre del delito: Cohecho por dar u ofrecer.

Conducta: Sobornar a un servidor público.

Este delito consiste en ofrecer dinero u otra utilidad a un servidor público para que este realice o deje de hacer sus funciones.

"Es muy usual ver esto en conductores que le ofrecen dinero a agentes o policías de tránsito para que no les impongan un comparendo. También se presenta cuando una persona le paga a cualquier otro funcionario público para agilizar un trámite". Este delito tiene una pena de prisión que oscila entre los 4 y 9 años.

Nombre del delito: Acceso carnal o acto sexual en persona puesta en incapacidad de resistir.

Conducta: Emborrachar a un hombre o mujer y tener relaciones sexuales sin su consentimiento.

Aunque parezca obvio, muchos ciudadanos, en especial hombres, no conocen que este tipo de actuaciones están tipificadas como un delito. Según el jurista, este delito sucede cuando la víctima es alicorada y luego se sostiene alguna actividad sexual en la que de ninguna manera media la voluntad de la víctima.

"Esta práctica suele ser común e incluso vista como una 'hazaña'. Son muchísimos los casos que se encuentran judicializados. Esta práctica, que es reiterada y común, tiene una pena de prisión que oscila entre los 12 y 20 años", manifiesta el abogado.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS