Cartagena


Colegios privados de Cartagena estudian no regresar a clases presenciales

Esa es la decisión que algunos rectores de colegios privados han tomado en conjunto con los padres de familia y docentes, ante lo manifestado por el Ministerio respecto al regreso a clases.

WENDY CHIMÁ P.

20 de junio de 2020 12:00 AM

Después de conocerse los lineamientos que el Ministerio de Educación estableció que deben tener los colegios oficiales y privados del país para el regreso a las clases presenciales este 1 de agosto, la asociación de padres de colegios privados se pronunció y aseguró que pese a los protocolos establecidos, prefieren no regresar a las clases presenciales.

A través de un comunicado, firmado por Martha Yaneth Castillo, presidenta de la Confederación Nacional de Rectores y Colegios Privados, organización que representa a muchas instituciones del país, concluyeron después de una encuesta realizada, que el 89,3% de los colegios calendario A terminarán sus clases de manera virtual.

“Decidimos acoger el llamado de los padres de familia, como primeros responsables de sus hijos, de culminar el año escolar de forma no presencial, comprometiéndonos a mejorar en todos los procesos educativos, invirtiendo en herramientas que sean necesarias para garantizar la calidad del aprendizaje, la estabilidad emocional, la tranquilidad, armonía y felicidad de todos nuestros estudiantes”, explica el documento.

En el mismo texto se puede leer que “la vida de nuestros estudiantes y sus familias, nuestros docentes y todos nuestros empleados, merecen nuestro respeto y cuidado”.

¿Que pasará en Cartagena?

El Universal dialogó con algunos rectores de colegios privados de la ciudad para conocer si están o no preparados para volver a las clases presenciales y la mayoría aseguró que, en consenso con los padres de familia, las clases seguirán de manera virtual hasta que vean que el contagio de COVID-19 baje en la ciudad, para no poner en riesgo a los estudiantes y docentes.

“En conversación con los padres de familia y docentes, y bajo la autonomía que tenemos, llegamos a la conclusión de que por ahora no se darán clases presenciales, hasta que sea posible, mientras vemos cómo evoluciona el virus”, indicó Álvaro Álvarez, rector del colegio José María Toledo.

Álvarez señaló que “si vemos que evoluciona para bien, tendríamos un protocolo en el que hemos trabajado, que se llama pico y salón, sin embargo, hasta ahora todo es de manera virtual y estaremos así hasta que baje el contagio”.

Por su parte, Guillermo Ramírez, rector del colegio Dios es Amor, el cual tiene cuatro sedes en la ciudad, aseguró que siguen evaluando las opciones.

“Seguimos evaluando las opciones para dar lo mejor a nuestros estudiantes y cuerpo docente, pues tenemos cuatro instituciones en zonas vulnerables de la ciudad y no queremos que haya contagios. Yo creo que a finales de mes tenemos la respuesta de si volvemos a clases presenciales o seguimos con las virtuales”, explicó.

Por su parte, los padres de familia de muchas instituciones privadas de la ciudad, siguen insistiendo en que no dejarán que sus hijos vuelvan a clases presenciales, por lo menos no durante lo que resta de este año, pues son conscientes de que los niños siempre quieren estar tocándose y abrazándose.

“En el colegio de mi hijo dijeron que iban a hacer unas encuestas a los padres para ver qué decisión toman respecto a si vuelven o no las clases presenciales con los protocolos que el Ministerio dio, pero la mayoría hemos pensado que no deberían regresar, pues hacer que los niños cumplan con el distanciamiento, portar el tapabocas y lavarse las manos con regularidad, sería algo complicado para ellos y los docentes”, dijo una madre de familia.

El doctor, Luis Brochet, subdirector de Educación de la Ciudad Escolar Comfenalco indicó que “estamos en la fase de evaluación y consulta a la comunidad educativa para mirar la posibilidad de reingreso con alternancia. Tenemos pensada una estrategia con base en los lineamientos de bioseguridad y recomendaciones del MEN, pero la decisión se tomará una vez tengamos certeza en las respuestas y los resultados de la evaluación interna”.

Harían adecuaciones
Más allá de las preocupaciones de los padres de familia, otras razones que motivan al sector de colegios privados a no regresar a clases presenciales es el hecho de que deben realizar, algunos, adecuaciones en sus instalaciones para que el distanciamiento y todo el protocolo de bioseguridad se pueda cumplir. “El gobierno trasladada las responsabilidades a la Secretaría de Educación y consejos directivos, por eso nos preocupa el alto costo que estos cambios pueden generar”, dijo el rector del colegio José María Toledo.
¿Y los públicos?

La secretaria de Educación, Olga Acosta Amel y los personeros estudiantiles de las escuelas oficiales del Distrito vienen dialogando, junto a los padres de familia, sobre sus preocupaciones con el retorno a clases presenciales con alternancia, como lo anunció el Ministerio de Educación Nacional.

Sobre esta posibilidad, los personeros estudiantiles afirmaron no estar de acuerdo, pues consideran que es muy riesgosa, en especial por la velocidad del contagio que indican las estadísticas para Cartagena, lo mismo afirmaron los más de 150 padres de familia que se unieron a estas reuniones.

“Desde la Secretaría de Educación estamos invitando a la comunidad educativa a diseñar de manera colectiva la mejor manera de continuar garantizando el derecho a la educación, teniendo en cuenta el comportamiento local de la pandemia COVID-19. Por eso, seguiremos tomado atenta nota de las preocupaciones e ideas que los representantes estudiantiles han expuesto para seguir formándose”, comentó Acosta, añadiendo que “el retorno al aula se diseñará en equipo con estudiantes, padres, docentes y sindicatos”.