¿Cómo es tener de vecino a un motel?

31 de marzo de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hace pocos días el concejal Lewis Montero advirtió en un debate que “hay un desorden urbanístico en todos los rincones de Cartagena, donde el uso del suelo no se controla, donde no existe autoridad, con ejemplos palpables en la construcción de moteles en zonas residenciales”. Y que haya moteles no es algo nuevo en Cartagena, sin embargo el cabildante cuestiona que existan en zonas residenciales. En dicho debate se pidió regular estas construcciones y las ‘zonas rosas’ en la ciudad.

Vecinos de moteles

No a todo el mundo le gusta tener a un motel de vecino, hay quienes el tema les escandaliza, pero también hay a quienes les da igual, porque consideran que estos sitios no le hacen daño a nadie.

¿Qué opinan sobre la posición del concejal quienes tienen a un motel de vecino? y ¿Cómo es vivir junto a uno de estos sitios? Estos son dos preguntas a las que encontramos distintas respuestas. Para Carlos Villarreal, un mecánico de Daniel Lemaitre, el motel que está frente a su casa es bastante reservado y no causa molestias.

“Eso tiene años de estar ahí, la verdad es que no le vemos nada malo. Eso afecta es al chismoso, al que está pendiente de todo, al que está pendiente de su trabajo y de sus cosas no lo afecta. Además, ahora mismo los pelaos (los jóvenes) saben más que uno de esos temas”, refiere.

En un polo opuesto, Fernanda Brieva, otra residente del barrio, piensa diferente. “No me gusta, esto es residencial, es para que no esté aquí. Los niños por aquí no tienen dónde jugar, porque pasan los carros a toda velocidad, salen como sea, siempre hemos tenido ese problema de movilidad. Uno ve los shows que se han formado, he visto más que todo a las prepagos (prostitutas) que salen peleando con los tipos porque no les pagan. Se han cogido aquí a zapatazos, es horrible”, dice.

Y más allá de eso añade que “los hijos de uno no tienen que estar presenciando esas cosas. Un día, tres hombres bajaron a una muchacha de un carro acá afuera, la dejaron como dopada y llorando”, cuenta.

Aunque otra vecina, quien reservó su identidad, menciona que los “shows”, son esporádicos, más que todo dentro del recinto, y que el mayor dolor de cabeza que le produce vivir cerca de uno de estos sitios es el ruido de las plantas eléctricas de un motel vecino, cuando falla el servicio de energía en la zona, pero no tiene reparos a cerca de la razón de ser del motel.

“La verdad es que no son negocios para existir en áreas residenciales porque les dañan la moralidad a los niños”, comenta Carlos Osorio, quien también vive frente a un motel. “Ya hoy en día la mentalidad de los niños es diferente. Lo ven con el desorden y la cosa, pero tienen claro para qué es eso. A la vista, se ve mal porque este es un barrio residencial, pero a mí realmente ni me perjudica ni me beneficia, pero no se ve muy bien teniendo a un colegio cerca”, comenta Isabel Ballestas, del barrio Camino del Medio.

La regulación

¿Cómo está regulada la construcción de moteles en Cartagena? Esta se rige según el Plan de Ordenamiento Territorial. Édgar Marín, director de la oficina de Control Urbano, explica que el tema se regula por el uso del suelo que en la ciudad pueden ser de tipo residencial, comercial, industrial, portuario y mixto.

Algunas actividades comerciales, como la de los moteles, son compatibles en ciertos sectores, pero en otros, como las zonas residenciales, están prohibidos. Y en otros sectores están restringidos. Es decir, podrían existir, pero tras obtener un “concepto de impacto urbanístico, que la única entidad que lo puede emitir es Planeación Distrital, con un estudio que se hace se determina si es viable o no el proyecto. En las zonas donde están prohibidos no hay ninguna posibilidad de desarrollar esa actividad”, explica Marín. Dicho estudio incluye aspectos como que la zona sea de fácil acceso vehicular o que hayan proyectos similares desarrollados en el sector.

Más en detalle

“Los moteles, amoblados y similares en la ciudad están dentro de la categoría de comercio tres”, afirma Iván Castro, secretario de Planeación Distrital. Y agrega que para el caso de las zonas residenciales, el comercio tres está prohibido. Sin embargo, en las zonas mixtas 4 y 5 el comercio tres es principal y podría desarrollarse está actividad.

En la zona mixta tres es prohibido y en zona mixta dos restringido, por lo que se tendría que entrar a analizar si se puede o no de acuerdo a la característica de la zona. General la zona mixta dos está sobre los ejes principales de la ciudad, como troncales y avenidas principales. Hay que tener en cuenta que existen moteles en zonas residenciales que fueron construidos antes de que existiera la reglamentación.

Castro menciona que, actualmente, no tiene conocimiento de que existan moteles que incumplan la norma.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS