Cartagena


Comunidad de Arroyo de Piedra pide que se respete su ancestralidad

GISELLA LÓPEZ ALVEAR

07 de abril de 2015 12:00 AM

Durante casi toda la mañana de ayer desórdenes y desmanes se tomaron el kilómetro 19 de la Vía al Mar por cuenta de una protesta liderada por pobladores del corregimiento de Arroyo de Piedra y la reacción de miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad). (Lea aquí:Disturbios durante bloqueo de habitantes de Arroyo de Piedra en la Vía del Mar)

Los manifestantes exigían la pronta resolución del proceso de titulación colectiva de tierras, que aseguran haber iniciado hace más de 10 años con el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder) y del cual hasta el momento, no tienen una respuesta clara.

Pasadas las 7 de la mañana, unas 50 personas bloquearon el paso en la importante carretera, que comunica a Cartagena con Barranquilla, para reclamar la presencia de miembros del Incoder que escucharan sus quejas. Tras la intervención de la Fuerza Pública para habilitar el paso, se inició un fuerte enfrentamiento entre la multitud y las autoridades, lo que generó que varias personas, entre ellas ancianos, resultaran lesionadas por el efecto de gases lacrimógenos y el uso de la fuerza.

Doce años de espera
La titulación colectiva está reglamentada en el Capítulo III de la Ley 70 de 1993, en donde se determina el derecho a la propiedad colectiva, denominándolas, para todos los efectos legales, “Tierras de las Comunidades Negras”. Para la adjudicación de estas tierras, cada comunidad debe constituir un consejo comunitario, como forma de administración interna.

Desde el 2012, las tierras de Arroyo de Piedra cuentan con el auto de aceptación del Incoder, lo que las reconoce como titulables. Sin embargo, según explicó Marbelia Núñez, líder del corregimiento, hace un año no tienen noticias de la evolución de este proceso. (Lea aquí:El Incoder inicia ruta de titulación colectiva)

“Arroyo de Piedra estaba listo para recibir el título colectivo, pero no ha venido ningún representante del Incoder o del Gobierno nacional a dar una respuesta concreta, a darnos cuentas de qué ha pasado, si progresa o no. Sentimos que se nos están violando nuestros derechos”, señaló la líder.

“Nos dieron una patada”
La preocupación de los habitantes de Arroyo de Piedra aumenta al conocer que precisamente hoy está programada una visita del Incoder a la vereda Púa 2, en jurisdicción del corregimiento, para continuar con su proceso de titulación colectiva, que se habría iniciado mucho después que el comenzado por líderes de Arroyo de Piedra, población conformada por más de 3.500 personas.

“Nos enteramos que el Incoder viene a hacerle el estudio de delimitación a Púa 2 para su titulación, lo que indica que se la darán. Esto no nos parece justo porque los que habitan en esa vereda no son nativos, esa es una comunidad que se formó con unas cuantas personas que llegaron de otra parte, y aún así nos están pasando por encima, están avanzando y el Gobierno les están dando todas las atenciones. Arroyo de Piedra no nació ayer, nos están dando una patada. Queremos saber qué intereses se manejan detrás de esto”, reclamó Marbelia Núñez en medio de la manifestación.

Cerca de las 10 de la mañana las autoridades lograron dispersar a las personas que protestaban y habilitar el paso en la vía, sin embargo, media hora después los manifestantes volvieron a bloquear. Al mediodía se reportó el desbloqueo de la carretera por segunda vez, pero el Esmad se mantuvo en el sitio por unas horas para evitar un nuevo disturbio.

Proceso en Bogotá
Aunque ningún representante del Incoder se hizo presente en el lugar de la protesta, Luis Eduardo Mercado Rodríguez, director encargado de la regional Bolívar del Incoder, explicó a El Universal que los procesos de titulación colectiva se llevan de manera centralizada a través de la subgerencia de promoción, seguimiento y asuntos étnicos, dependencia que está en Bogotá.

Sin embargo, Mercado Rodríguez afirmó que la entidad sí está llevando a cabo el procedimiento solicitado por el corregimiento de Cartagena.

“El Incoder ya lleva el procedimiento a ver si cabe o no la titulación colectiva, porque ya hemos dicho que eso no es un baldío, se debe esperar a que continúe. El proceso que lleva Púa 2 es diferente al de Arroyo de Piedra. En este caso están pidiendo la propiedad de un predio de nombre ‘Los Mangos’ que fue extinguido hace unos 50 años y tiene que titularse como un baldío reservado”, explicó el director encargado.

Para obtener mayores detalles sobre el proceso, este medio también se comunicó directamente con la subgerencia de promoción, seguimiento y asuntos étnicos en Bogotá, pero hasta el cierre de esta edición no hubo un pronunciamiento concreto. 

  NOTICIAS RECOMENDADAS