Cartagena


Con chips controlarían a motocicletas en Cartagena

MIGUEL MONTES CAMACHO

17 de enero de 2012 12:01 AM

Implementar un sistema electrónico de seguimiento en cada una de las más de 50.000 motos que ruedan en Cartagena es la alternativa que estudia la Alcaldía de Cartagena para contrarrestar la comisión de delitos en este tipo de vehículos.
Nausícrates Pérez Dautt, secretario del Interior de esta capital, asegura que esta medida permitiría “caracterizar e identificar quiénes son las personas que se dedican al mototaxismo y quiénes usan estos vehículos simplemente como medio de transporte para ir a sus sitios de trabajo o estudio”.
Agrega que “en el caso de los mototaxistas podríamos tener sus datos personales y principalmente saber si tienen alguna profesión u oficio que nos permitan vincularlos laboralmente a Transcaribe una vez entre en operación este sistema de transporte en Cartagena”.
El registro facilitaría a las autoridades de tránsito controlar que las personas que no son mototaxistas solo puedan llevar como parrilleros a sus cónyuges, hijos o familiares cercanos.
AÚN EN ESTUDIO
El Secretario del Interior aclara que “esta es una propuesta que apenas estamos estudiando, ya que debemos revisar si no hay ningún impedimento constitucional o legal para su implementación, dado que no queremos violar los derechos de los ciudadanos”.
En caso de que se adopte este sistema electrónico novedoso en Colombia, el Distrito contará con asesoría de expertos brasileros en el tema, teniendo en cuenta que en ciudades de ese país como Curitiba se han utilizado tecnologías similares. Todo esto debe estar enmarcado en los límites que establece el Código Nacional de Tránsito Terrestre. 
Pérez Dautt considera que esta tecnología serviría para mejorar los controles de seguridad en la ciudad, ya que posibilita la ubicación y seguimiento a los motorizados “de manera que cuando ocurra un acto (delictivo) nosotros inmediatamente identificamos la moto y la persona que iba en ella”.
Añade que “el objetivo es utilizar tecnología de punta que nos ayude a que la reacción de la Policía ante cualquier ilícito sea inmediata y con ese contribuimos también a reducir la impunidad porque una de las preocupaciones del alcalde (Campo Elías Terán Dix) es que frecuentemente se cometen acciones en la ciudad y  no se captura a nadie”.
COSTO DEL CHIP
El jefe de despacho señala que el costo de la implementación de la plataforma tecnológica que requiere el sistema sería asumido por el Distrito, pero el chip tendría que ser comprado por cada uno de los motociclistas que ruedan en la ciudad, teniendo en cuenta que lo que se pretende es que su porte sea obligatorio.
Se prevé que por la cantidad de motos existentes en la ciudad se haría una producción en serie de los chips, de manera que su costo por unidad estaría entre $10.000 y $20.000.
La proposición de la Administración Distrital abre un nuevo debate sobre los mecanismos para ejercer control sobre este tipo de vehículos, cuya circulación es cada vez mayor en la ciudad y por tanto más difícil de vigilar pese a las restricciones viales que aplican para estos hace varios años.  
MEDIDA FAVORABLE
Alaín Ramírez Sánchez, uno de los líderes del gremio de mototaxistas en Cartagena, dice que “la propuesta de instalar surgió de los propios motociclistas locales que somos los más interesados en identificarnos y que se cree un registro único que permita mejorar la percepción de seguridad en las calles y que no todos los actos delictivos se asocien de inmediato a las motos”.
El vocero de los motorizados asegura que esta medida permitirá, entre otras, establecer con claridad cuántas motos ruedan en Cartagena ya que los datos que se tienen son estimados pero no están corroborados.
Ramírez dice que su gremio está trabajando en conjunto con la Alcaldía de Cartagena para lograr que esta tecnología se aplique antes de que termine este año. Si hay viabilidad legal para implementarla lo que faltaría discutir es la forma en que se instalarían los chips y su costo.
“El mototaxismo es un hecho en la ciudad y aunque el Distrito no puede legalizarlo si puede emprender acciones que permitan organizar e identificar a las personas que ejercen la actividad”, puntualiza Ramírez.