Cartagena


“Con la IA debemos replantear cómo evaluar a los estudiantes”: docente cartagenero

Docente de Redacción de la Universidad de Cartagena reconoce los retos que la inteligencia artificial plantea en la educación.

HERNÁN LENES PACHECO-ÁLVAREZ

14 de septiembre de 2023 08:49 AM

Gabriel Fernández, profesor de Redacción y Ortografía del programa de Comunicación social de la Universidad de Cartagena, lleva 20 años dando clase. Ha sido profesor de bachilleres, técnicos y estudiantes de pregrado. Lleva 11 años dictando clases de Periodismo. Reconoce que la Inteligencia Artificial está dentro de sus clases y plantea los retos que genera para la educación la presencia de estas herramientas. “Es hora de que revaluemos las maneras “dignas” de escribir.”, sostiene.

¿Cómo se da cuenta que están usando Inteligencia Artificial en sus trabajos?

Lo primero es que yo trabajo en semestres que son primarios. Entonces yen esos casos, los estudiantes todavía vienen con una escolaridad que a nivel de escritura es normal encontrarse con muchos accidentes; es decir, llegan a la universidad y todavía no manejan el uso de algunas tildes diacríticas, el uso de puntos, de algunas comas, el uso correcto, de pronto, de los gerundios y cosas así. Es muy normal. Y segundo, es normal que los estudiantes escriban usando palabras que usan al hablar.

Cuando empiezo a recibir, de pronto, algunos trabajos con un español muy neutral, pero que al momento de hacer la retroalimentación en clase o de plantear algunas actividades que son por escrito en el salón, me doy cuenta que hay un contraste. Luego, alguien le ayudó o algo, le ayudó.

Lea además: ¿Eres periodista? Estas herramientas de IA podrían sacarte de apuros

¿Cuándo se encuentra con estos casos, cómo los enfrenta?

A mí me parece que hay que afrontarlo de manera abierta porque es un tema que no va a desaparecer. Lo que he empezado a hacer son como dos estrategias, uno es estrategia de trabajo. El estudiante tenga que integrar el conocimiento, no como un examen sumativo. No un examen de teoría, sino que nosotros tengamos que tomar el conocimiento o generar el conocimiento a medida que estamos haciendo actividades en las que se vinculan otros tipos de saberes.

Como son estudiantes de periodismo, el trabajo de escritura siempre va ligado a trabajo de investigación bibliográfica, trabajo de campo, a las entrevistas que ellos hacen; es decir, que vayan validando otro tipo de saberes en los cuales ellos tienen que integrar esto.

Otra forma es que escriban sobre temas muy cercano. Esto sirve, primero, para detectar la inteligencia artificial pero también para generar interés por escribir en lo que en ese momento se les pide.

“Sospeché que un texto había sido escrito por IA, y el estudiante lo reconoció”: Fernández.

¿Qué herramientas está usando para contrarrestar las IA?

Lo primero son otras IA, que me ayudan a detectar qué tan posible y en qué porcentaje, un trabajo que sospeche fue escrito por una inteligencia artificial, realmente lo es.

Lo segundo, son ejercicios de escritura. Escribir sobre un sueño, por ejemplo. Escribir una carta de nosotros hacia el futuro, o cosas así. Son ejercicios que descubren su creatividad y con los que reconocen que sí son capaces de escribir.

¿Cuál es su propuesta de cómo usar la Inteligencia Artificial en la educación?

La inteligencia artificial siempre va a ser como una guía y de pronto lo que te va a ayudar es a ver argumentos que antes no considerabas. Por ejemplo, me pasó el semestre pasado, que yo pedía de trabajo un artículo de opinión, porque estábamos viendo textos argumentativos. Sospeché que uno había sido escrito por IA, y el estudiante lo reconoció.

Lo que le propuse fue fijarnos en cuál es la dirección de los argumentos que hizo la inteligencia artificial, compararlos con los suyos y reelaborarlos pensando en los argumentos que ella te da como una guía para hacerlo.

A veces el ejercicio de escritura se considera de manera muy romántica, como que es algo que tiene que salir de las entrañas; pero existen formas de escritura u oficios que piden otro tipo de escritura o que aceptan un tipo de escritura cercana al collage, o al copy and page. Se entiende que esos son elementos que por una parte no existieron en la literatura, pero la literatura de Burroughs, por ejemplo está llena de corta y pega. Ya es hora de que revaluemos las maneras “dignas” de escribir.

Lea aquí: Técnicas para combatir ataques sofisticados de delincuentes detrás de la IA

¿Cuál es el mayor reto que plantea la IA para la educación?

Hay que revaluar la forma de calificar. Los trabajos deberían tener la posibilidad de integrar otro tipo de habilidades. Las estrategias de evaluación o de formación, es el primer impacto que yo noto; y el segundo impacto, es que los profesores somos quienes tenemos que empezar a entender la IA Reconocer que no va a desaparecer, que los estudiantes son cada vez están más cercanos a ella y que tenemos que encontrar alguna manera de usarla y no, que ella nos use a nosotros.

¿Cuál es el reto para los estudiantes?

El reto para los estudiantes siempre va a estar en un plano casi ético.

Porque siempre digamos que el conflicto que existe con el uso de la inteligencia artificial tiene que ver con la autoría o un mérito de autoría.

Este es un problema de nivel moral; como cuando un político presenta una hoja de vida con un doctorado que nunca hizo. A fin de cuentas una de las palabras para decir estudiantes es alumno, que es carente de luz. Entonces puede que el estudiante en su posición de estudiante y de joven que está creciendo con estas tecnologías al lado no tenga, de pronto, la capacidad de tomar una distancia y revaluarlas éticamente, pero somos los profesores quienes sí tenemos de pronto la capacidad de mirar como las podemos integrar.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS