Cartagena


Con muñecos protestaron contra el abuso sexual infantil

Fue realizado en el Parque de Bolívar por la organización internacional Aldeas Infantiles SOS.

WENDY CHIMÁ P.

21 de noviembre de 2019 01:00 PM

Desde las 3 de la tarde de ayer, la organización internacional Aldeas Infantiles SOS realizó un plantón de juguetes en el Parque de Bolívar, en Cartagena, donde más de 50 muñecas, peluches y otros elementos fueron puestos en el piso, sumándose así al Gran Plantón Nacional realizado en las principales ciudades del país, en rechazo a los continuos casos de abuso sexual infantil, y particularmente porque muchos de los niños y niñas víctimas de este flagelo son llevados a vivir a orfanatos, separando a las víctimas y no a los victimarios.

Con la campaña #SoySuVoz, la cual se ha venido realizando desde el 2016, se ha visibilizado públicamente el flagelo del abuso sexual infantil, mostrando la afectación a los niños a través de la voz de sus juguetes, divulgando medidas de prevención, instando a las instituciones a mejorar los sistemas de judicialización de los abusadores, a fortalecer la capacidad de las familias para protegerlos y a ofrecer atención adecuada a los niños y niñas víctimas.

Este año el plantón nacional de juguetes, realizado en el marco de la conmemoración de los 30 años de la Convención de los Derechos del Niño, busca hacer un llamado en todo el país, sobre la situación de los niños que han sido abusados sexualmente y que han sido separados de sus familias.

Según la organización, uno de cada 3 niños abusados sexualmente deben ir a vivir a instituciones, más conocidas como orfanatos, lo que los hace doblemente víctimas.

“Lo contrario sucede con el abusador o abusadora, quien permanece en la familia, posiblemente al lado de otros niños y niñas. Cálculos de Aldeas Infantiles SOS a nivel mundial reflejan que los niños y niñas que crecen en estas instituciones tienen hasta 6 veces más probabilidades de volver a ser víctimas de violencia física y 4 veces más de ser víctimas de abuso sexual”, señaló Yocabeth Correa, de Aldeas Infantiles SOS.