Cartagena


Conductores de Transcaribe hacen plantón por despidos

Los trabajadores protestaron porque muchos compañeros quedaron desempleados. El operador Transambiental afirma que la situación financiera es crítica.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

20 de agosto de 2020 12:00 AM

Cerca de 30 trabajadores y extrabajadores de Transambiental, una de las tres empresas que operan el Sistema Integrado de Transporte Masivo, realizaron ayer una protesta pacífica en Patio Portal, para llamar la atención de las directivas y de los usuarios del SITM sobre su situación. Los manifestantes, con carteles en mano, mostraron su desacuerdo con el reciente despido de 26 compañeros de los cuales 16 eran sindicalizados.

(Lea: Casos de COVID-19 en Cartagena ascienden a 18.564).

Rafael Bautista, presidente del sindicato nacional de la rama del transporte SNTT Cartagena, también expresó que dentro del sistema hacen falta elementos de bioseguridad que garanticen una óptima prestación del servicio en estos tiempos de pandemia. “Necesitamos que ubiquen más puestos de lavado de manos, geles antibacteriales o puntos de desinfección de zapatos. Por otro lado, con el plantón también denunciamos los despidos y todas las medidas con las que no estamos de acuerdo. A muchos les han recortado un porcentaje altísimo del salario, y a los que no aceptaron los sacaron, por suerte gracias a acciones jurídicas logramos que los reintegren, pero nuevamente hicieron un recorte grande de personal, no es justo”, dijo Bautista.

Habla Transambiental

Sobre esto, el gerente de Transambiental, Mauricio Sandoval, precisó que la situación financiera no solo de ellos como concesionario sino de todo Transcaribe, está muy crítica. Afirmó que los ingresos no son suficientes para responder ni siquiera por el valor del combustible de los buses, y que los primeros meses trataron de sostener la nómina pero la coyuntura los motivó a tomar medidas para evitar un mayor colapso. En cuanto a los protocolos de bioseguridad, Sandoval señaló que Transambiental cumple a cabalidad con todas las medidas tanto en los buses como en sus empleados.

“Los primeros 150 días fueron muy difíciles, pasamos de mover 140 mil pasajeros diarios a mover menos de 7 mil. De igual forma, los alivios que el Estado ha proporcionado a través del Decreto 575 han sido insuficientes para garantizar la operación del sistema. Actualmente la situación es deficitaria. La tarifa técnica está por encima de los 10 mil 200 pesos. Hemos agotado todas las herramientas para tratar de no afectar tanto la nómina, pero las limitaciones de caja ha generado que tomemos medidas con los trabajadores para ajustarnos a la nueva realidad operativa, procurando mantener el mayor número de empleos posibles”, sostuvo el funcionario.

De momento, 27 personas han quedado desempleadas por la coyuntura del COVID-19, pues más de la mitad de los 133 buses de esta empresa permanecen estacionados.

“Necesitamos que el Gobierno nacional y el Distrito generen subvenciones para que el sistema de transporte masivo siga sobreviviendo. De lo contrario, la operación podría paralizarse y afectaría a miles de cartageneros”, finalizó Sandoval.

  NOTICIAS RECOMENDADAS