Conozca tres obras “culminadas” que nunca han funcionado

17 de junio de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Con fervor y un supuesto compromiso, mandatarios de turno han anunciado a las comunidades la construcción de obras con las que prometen mejorar su calidad de vida. Paradójicamente, una vez estas son culminadas -y en algunos casos entregadas “con bombos y platillos”-, pasan días, meses y hasta años, sin que se vislumbre su entrada en funcionamiento. Ese es el caso de al menos tres obras en Cartagena. Solo una de ellas tiene fecha de entrega.

El Universal le cuenta cuál es el estado de los Centros de Atención Permanente (CAP) de Bicentenario y Bayunca, y de la nueva sede de la Fiscalía General de la Nación, en Canapote.

Con maleza y equipos
Rodeado de una creciente maleza en su exterior, y con modernas instalaciones y equipos guardados en cajas en su interior, el CAP Bicentenario se deteriora a la vista de su comunidad, sin que esta pueda hacer más que insistirle al Distrito que lo salve, que lo ponga a funcionar. La obra está lista desde junio de 2016 y sigue sin estrenarse.

Jorge Eliécer Alzamora Morales, vicepresidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de Ciudad del Bicentenario, contó a El Universal qué estaría impidiendo el funcionamiento del centro asistencial.

“Constantemente hablo con Tecni Group, empresa que se ganó el concurso para dotarlo. Ha entregado entre el 80 % y 90 % de los insumos (la entrega se inició el 30 de diciembre de 2017). Hacen falta algunas cosas, pero no es mucho. La empresa contratista dice que hay falencias en el CAP. Una de ellas es la energía eléctrica. En Bicentenario hay sectores que tienen el servicio y otros no. Dentro del mismo CAP hay áreas que no tienen luz. Ese problema se generó desde hace años por la desconexión de uno de los transformadores. Vinieron, arreglaron por un lado pero por otro se presentó otro daño”.

Según Alzamora, “dicen también los contratistas que el espacio donde va el equipo de radiología es muy pequeño. El Dadis conoce estas falencias. Sin embargo, alegan que como se han presentado los cambios de alcalde no han podido definir, porque es el alcalde quien decide”.

En deterioro
Mientras tanto... “En los alrededores del centro de salud la maleza crece a diario y con ella el deambular de las culebras. Al jardín ya no se le puede llamar jardín sino monte, porque hasta las vacas llegan a pastar allí y a hacer sus necesidades. Da lástima, nos duele”, dijo el líder comunitario.

Recalcó que “Quinto Guerra nos manifestó que le daría curso al funcionamiento del centro de salud. Por eso convocamos a una reunión urgente a Yolanda Wong, alcaldesa encargada, para que atienda esta situación.

“Somos siete barrios: Sevillana, Colombiatón, Flor del Campo, Villas de Aranjuez, Portal de La India, La India y Ciudad del Bicentenario, los que necesitamos con urgencia este CAP. Ahora lo más cercano son las clínicas Madre Bernarda o Blas de Lezo, y de camino, con los trancones, cualquiera se muere sin ser atendido”.

En riesgo
José de la Cruz López Bravo, encargado de Infraestructura y Obras en la JAC del Bicentenario, advirtió que vándalos han arremetido contra la estructura.

“Partieron unas llaves de agua para llevárselas, eso pasa botando el agua. Se llevaron también una lámpara y láminas del encerramiento del predio. El mes pasado bajaron la cañuela de la luz para que el CAP se quedara oscuro e ingresar a robar. Llamamos a la Policía y lo evitaron. Los cuadrantes vienen e inspeccionar, pero no pueden estar fijos aquí”.

Solo falta la entrega
¿Qué falta para que el CAP de Bayunca entre en funcionamiento?, se preguntan los habitantes de ese corregimiento. El exalcalde Dionisio Vélez lo inauguró el 31 de diciembre de 2015 y hasta el sol de hoy ningún bayunquero se ha beneficiado con sus servicios.

José Luis Barboza, edil de la Localidad 2 y residente de Bayunca, contó que “antes de que se cambiara la administración, yo vivía en contacto permanente con la directora del Dadis, Adriana Meza, haciéndole seguimiento al servicio de energía eléctrica, que era el problema que tenía el CAP. Le faltaba el certificado Retie (Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas) y Retilap (Reglamento Técnico de Iluminación y Alumbrado Público). Esa situación ya se superó”.

Anotó que “hoy la situación es la siguiente: para que el Dadis pueda recibir el puesto de salud tiene que girar unos recursos a la empresa que adelantó los trabajos (Coinses S. A.), y para esto había un faltante de recursos. La Alcaldía le debe parte de las obras a la empresa, me manifestó la administración anterior. Con el nuevo director del Dadis no hemos tenido ningún acercamiento”.

Por fortuna, los recursos faltantes para que el CAP sea entregado “se estarían incorporando al presupuesto del Distrito. En las sesiones extraordinarias de mayo el Concejo aprobó la incorporación de 22 mil millones de pesos para concluir obras en centros de salud y hospitales”, dijo Barboza.

Añadió que “se está en ese proceso, una vez se legalice el trámite de la incorporación de los recursos se habilitaría la contratación con la empresa contratista, para que esta entregue la obra al Dadis, el Dadis la dote y enseguida entre en funcionamiento”. El edil advirtió que habitantes de Bayunca, Pontezuela, Clemencia y otros vecinos se están atendiendo “en el centro de salud que siempre ha existido, con Urgencias, y un solo médico en las noches. No tenemos el servicio de salud las 24 horas. Se presta de manera deficiente”.

El Universal consultó tanto con el director del Dadis, Antonio Sagbini, como con la alcaldesa encargada, Yolanda Wong, sobre la entrega de los CAP y ninguno respondió. 

Nueva sede de la Fiscalía sería entregada este mes
El 10 de diciembre de 2015, el entonces gobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín, entregó en el barrio Canapote la nueva sede de la Fiscalía General de la Nación.

Tras ser inaugurada esta obra, Vicente Guzmán, quien fungía como director de la seccional Bolívar de la Fiscalía, aseguró que le faltaba “el aire acondicionado, el cableado estructural, el cerramiento y el circuito cerrado de cámaras de seguridad”. Pero la Alcaldía había dispuesto de una partida presupuestal para que funcionara “a la mayor brevedad”. Tras dos años y medio, la instalación sigue sin prestar servicios.

En conversación con El Universal, Luis Carlos Gómez, supervisor delegado de la obra por parte de la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco, anunció que “debe entregarse el 30 de este mes”, precisando que “se empezó a construir el año pasado, entre agosto y septiembre; está en un 97 % de avance, se hizo con recursos de la Fiscalía”.

Gómez destacó que “este proyecto es de la Fiscalía General de la Nación y se llevó a cabo a través de la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco Vargas, que está llevando el control y la supervisión general. El constructor que se ganó la licitación es Glar Ingeniería S. A. S. y el interventor el grupo español Iceacsa”.

Afirmó que antes de iniciar las obras, el edificio estaba en muy mal estado. “Era un edificio ya construido y abandonado. Lo primero que hubo fue un rediseño y una remodelación de la edificación. No tenía servicio de agua potable, sistemas sanitarios ni de evacuación de aguas lluvias; no tenía acometida eléctrica, aire acondicionado; tenía tuberías que no cumplían ningún tipo de normas y muros y divisiones que no generaban buen espacio de atención al público”.

Ahora, “en la edificación ya se adelantó la jardinería, se construyó el sistema de acueducto y alcantarillado, y todas las redes de servicios públicos. El proyecto tiene transformador y planta propia en caso de que se vaya la luz. Un tanque de almacenamiento de agua potable para suplir la demanda de unas 400 personas por dos o tres días, en caso de que se vaya el agua; desalinizadores y filtros para el manejo de las aguas que se filtren al terreno.

“Tiene aire acondicionado, espacios 100 % adecuados, sistema integrado de cámaras de vigilancia, y un sistema de red contra incendios”, puntualizó Gómez.

Agregó que “además, en caso de que sea de noche y tengamos alguna emergencia, tenemos claras las rutas de evacuación con sensores luminosos. Hay escaleras de evacuación en el costado occidental y oriental, y puertas por los cuatro costados de la edificación, ubicadas en caso de emergencia. Por el clima de Cartagena, las ventanas tienen cortasoles y los vidrios unas películas. Estamos satisfechos con la obra. La meta es entregarla este mes”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS