Cartagena


Continúan visitas a playas no autorizadas en Cartagena

A pesar de los operativos en las playas no autorizadas, los ciudadanos siguen desacatando las medidas y asistiendo a zonas que no cumplen con los permisos.

GISSEL DÍAZ SÁNCHEZ

26 de octubre de 2020 04:31 PM

No se pierde la costumbre de ir a disfrutar de las playas de Cartagena, aunque se vaya a playas que no cumplen con los protocolos establecidos para el cuidado de los ciudadanos. El Distrito ha habilitado tres playas: Playa Azul, en La Boquilla; la playa del Centro Comercial Nao, en Bocagrande; y el sector El Bony, también en Bocagrande. Sin embargo, cientos de bañistas continúan haciendo uso de playas no autorizadas como La Boquilla, Manzanillo, Marbella, Castillogrande, y otros sectores de Bocagrande.

Lea aquí: Descontrol de bañistas en playas no autorizadas de Cartagena

Con un total de 334 módulos habilitados, Cartagena vive la reactivación de las playas de forma paulatina. Este 24 de octubre se habilitó la tercera playa biosegura en Bocagrande: la Playa frente al Centro Comercial Nao, con capacidad para atender 1,868 bañistas diarios. Sin embargo, continúa la afluencia de bañistas en playas no habilitadas.

No hay regulaciones

“Me cobraron $35.000 por una mojarra en Playa de Oro en Mazanillo, y eso que yo soy de aquí”, comentó una visitante a las playas de Manzanillo. Las playas de Manzanillo del mar, se encontraban llenas durante el fin de semana, a pesar de no estar autorizadas.

“Nosotros queríamos ir a Playa Azul, pero reservamos muy tarde y ya no había cupo. Así que fuimos a Manzanillo porque nos habían dicho que estaba yendo gente y estaba más tranquilo. Cuando llegamos uno de los nativos nos llevó hasta el lugar, él iba a pie y nosotros en el carro. La primera playa estaba llena, pero en Playa de Oro estaba más vacío”, comentó otro bañista que vino a Cartagena desde Valledupar.

“Nos sorprendieron los precios, porque ellos no están autorizados y aún así nos cobraron caro, $35.000 por una bandeja de mojarra roja y 18mil por el servicio, o sea por la carpa y el parqueadero. Al final negociamos y nos dejó la bandeja en $25.000 porque compramos varias”, agregó.

No hay seguridad de ningún tipo

Debido a que estas playas no están autorizadas, tampoco cuentan con salvavidas. El fin de semana del puente festivo durante la semana de receso, se presentó un incidente con una mujer casi de ahoga en una de las playas no autorizadas de Bocagrande. Afortunadamente fue rescatada por un salvavidas de la playa El Bony que se encontraba cerca.

El Universal se contacto con el Gerente de Playas del Distrito, que dijo que estas regulaciones están a cargo de la Secretaría de Interior.

“Invitamos a los cartageneros a no ir a las playas no autorizadas. No aglomerarse y seguir los protocolos es la única manera de evitar la inseguridad”, dijo el secretario de interior David Múnera.

“La policía y las autoridades realizan los operativos correspondientes, pero el grueso de las playas es muy amplio y la responsabilidad es de los ciudadanos, puesto que ya se han habilitado tres playas que sí cumplen con los protocolos pertinentes”, agregó.

Desde la apertura de las playas, muchos bañistas y personal de las playas han desatendido las regulaciones del Distrito, utilizando playas no autorizadas, exponiéndose a sí mismos al no seguir los protocolos de bioseguridad dispuestos para su propio cuidado.

Recuerde que el horario autorizado para el uso de las playas que ya se encuentran abiertas es entre 8:00 a.m. a 12:00 m y de 1:00 p.m. a 5:00 p.m.. Cada módulo tiene capacidad máxima para 6 personas. Este plan piloto sigue posicionando a Cartagena como ciudad líder en la implementación de protocolos de bioseguridad para playas en medio de la pandemia por el COVID-19, de acuerdo a María Claudia Peñas, asesora para la reactivación económica del Distrito.

Playas bioseguras

Se le recuerda a la ciudadanía que pueden hacer su reserva a través del enlace reservadeplayas.cartagena.gov.co o comunicarse al call center de la Alcaldía 6411370, opción 3, en el que un funcionario de la Oficina de Atención al Ciudadano le brindará las orientaciones requeridas.

El horario autorizado para el uso de las playas habilitadas es entre 8:00 a.m. a 12:00 m y de 1:00 p.m. a 5:00 p.m. Cada módulo tiene capacidad máxima para 6 personas.

Si usted desea disfrutar de las playas de la ciudad puede hacerlo cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad, recuerde que las playas autorizadas se encuentran reguladas por las autoridades tanto en seguridad, como en los precios de los servicios que se ofrecen.