Cartagena


COVID-19: medidas decretadas debieron “ser más rigurosas”

Eso piensan algunos cartageneros y el doctor Rubén Sabogal, presidente de la Mesa por la Salud de Cartagena y Bolívar, quienes consideran que esta tercera ola puede afectar mucho a la ciudad.

WENDY CHIMÁ P.

10 de abril de 2021 12:00 AM

Esas medidas, especialmente la prohibición de los picó y y demás aparatos que generen ruido que incomode a los vecinos, esto es el pan de cada día y los del cuadrante se les llama, no responden y cuando llegan a responder siempre lo mismo: estamos atendiendo un caso en cuanto terminemos llegamos, y nunca llegan”; “esas medidas o nada, es lo mismo”; “el alcalde debió tomar medidas más rigurosas antes de la Semana Santa y mantenerlas hasta final de mes, pero no hizo nada y ahora decretan esto que es casi nada”; “Cartagena como siempre decretando medidas a medio camino, las demás ciudades están contagiadas y aquí las UCI casi llenas y todo el mundo en la calle como si nada”.

Esos son algunos de las comentarios que cartageneros han escrito en las redes sociales, después de darse a conocer el Decreto 0406 del 8 de abril, donde se explican las medidas que desde la noche del jueves comenzaron a regir en la ciudad, esto con el fin de mitigar el impacto del coronavirus en esta tercera ola.

Ante estas nuevas medidas, el doctor Rubén Sabogal, presidente de la Mesa por la Salud de Cartagena y Bolívar, aseguró que son respetuosos de las medidas que la administración decreta, pero considera que “no se debe bajar la guardia” y que “las medidas debían ser un poco más rigurosas en cuanto a las restricciones de movilidad de las personas”. (Lea aquí: Estas son las nuevas medidas antiCOVID que regirán en Cartagena)

¿Qué piensan?

Recordemos que en Cartagena hay toque de queda de domingo a jueves desde las 10 p.m., hasta las 5 a.m., de cada día, mientras que de viernes a sábado será desde la medianoche (12 a.m.) hasta las 5 a.m. de cada día.

Para algunos, en este horario, la movilidad en la ciudad es prácticamente nula, por lo que consideran que “fue una medida muy floja”.

Sabogal señala que “deberían regresar medidas como el pico y cédula o modificar estos horarios del toque de queda, pues el comportamiento del virus en cada ola es diferente y constantemente los médicos estamos analizando más variantes. Ahora con la Semana Santa, sabemos que más adelante aumentarán los casos, por eso es importante que la comunidad continúe con los cuidados”.

Para el médico, “la lucha contra la pandemia debe ser frontal y progresiva. Una de estrategias que debe regresar es la atención extramural. Hay que ir directamente a la población y hacer los tamizajes de pruebas de diagnóstico, identificar los casos, poner en marcha el plan de aislamiento y brindar apoyo económico a la población menos favorecida que resulte afectada con casos de COVID-19”.

En otro de los puntos del decreto se dice que los cartageneros y turistas solo podrán darse un baño de mar en los horarios de 8 de la mañana a 2 de la tarde, con previa reserva en las playas bioseguras que están habilitadas.

Con relación a la regla que prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas o embriagantes en tiendas, refresquerías, terrazas, billares, galleras, clubes y corporaciones sociales, estancos y/o licoreras, pero no se prohíbe la venta, distribución o expendio de bebidas alcohólicas, la comunidad asegura que “nunca se ha respetado esa medida. En todos lados se ven personas tomando”.

Ante esto, desde la Secretaría del Interior aseguraron que junto a la Policía Metropolitana de Cartagena harán los respectivos operativos para que todo lo decretado se cumpla.

Es importante señalar que “la violación e inobservancia de las medidas darán lugar a la sanción penal prevista en el artículo 368 del Código Penal, las normas de convivencia ciudadana de la Ley 1801 de 2016, y a las multas previstas en el Decreto Único Reglamentario 780 de 2016, o la norma que sustituya modifique o derogue”, reza en el decreto.

Desde la Alcaldía de Cartagena señalaron que dependiendo del comportamiento y la responsabilidad que tengan los ciudadanos, estas medidas podrían modificarse más adelante, por lo que no se descarta la implementación del pico y cédula, así como en otras ciudades del país.

Hablan los gremios

Mónica Fadul, directora de Fenalco Cartagena, indicó que “Cartagena, sus empresarios y autoridades han demostrado que unidos podemos avanzar en la realización de actividades seguras y continuar contribuyendo a la reactivación. Sobre las medidas que anunció el Gobierno nacional para todo el país y que en el caso de Cartagena, el alcalde adaptó en lo referido al toque de queda, consideramos que las circunstancias epidemiológicas van mostrando unos aumentos del contagio y lo que se haga ahora ayudará sin duda a que lo que veamos en tiempo venidero sea menos profundo. Por ello estamos llamados a su respeto y a una rigurosa observancia de las medidas de autocuidado, que nos permitirán avanzar con las menores restricciones posibles”.

Por su parte, desde Cotelco nacional señalaron que “hacemos un llamado de urgencia al Gobierno nacional, a la alcaldesa de Bogotá y a los demás alcaldes de las ciudades capitales para que haya claridad sobre las medidas restrictivas de movilidad. La información de las diferentes autoridades gubernamentales se contradice y esto genera mucha confusión, afectando aún más la situación y generando mayor incertidumbre entre los capitalinos y quienes deben ingresar y salir de la ciudad durante el fin de semana. La desinformación se extiende a las regiones y por eso es importante precisar las medidas. Es inconcebible que, luego de un año de pandemia, todavía se presente esta descoordinación entre los gobiernos nacional y regionales”.