Cartagena


Cuestionada construcción de cinco pisos, en espera de fallo definitivo

GENTE BAHÍA - CARTAGENA

18 de abril de 2013 12:01 AM

La alcaldía menor de la Localidad Histórica y del Caribe Norte, a través de su División de Control Urbano, emitió orden de suspensión provisional del cuestionado proyecto de edificio en el sector El Trébol, esquina de la Cuarta Avenida (Calle 29) con Avenida de la Asamblea (Carrera 22), en Manga, por exceder los términos señalados en su licencia de construcción.
El alcalde de la zona Mauricio Betancourt Cardona explica que copias de ese acto administrativo de suspensión de la obra fueron remitidas hace rato a la Policía, para que ejerza el debido control mientras se estudia y resuelve en la Secretaría de Planeación del Distrito un recurso de apelación que interpusieron los afectados contra la resolución que ordena demoler lo que han construido sin licencia (Lea: 80% de construcciones en Cartagena son ilegales).
Control Urbano determinó la demolición parcial de las estructuras que no tienen licencia en esta obra, la cual está en cinco pisos, y solo tiene permiso para dos plantas, reiteró el alcalde Mauricio Betancourt.
“Ya el control eventual sobre la obra ha quedado en manos de la Policía, que está informada para que ejerza vigilancia y no permita que avance la construcción, así que ahora sigue ese procedimiento policivo”, reitera el funcionario.
Por lo pronto no se puede proceder a la demolición porque los dueños del proyecto cuentan con 60 días de plazo, ya sea para que demuela lo que construyó sin aval o para que tramite ante una curaduría la licencia de la parte excedida.     
“Puede darse el caso de que cumplidos los 60 días los infractores se presenten ante la Alcaldía con la otra licencia o permiso”, es decir, para los tres pisos adicionales que han construido, caso en el cual sería revocada la decisión de demolición.
Por lo pronto la obra está en suspenso y se procederá a su remoción si Planeación confirma el fallo de Control Urbano.
EFECTOS PENALES
Cuenta el alcalde Mauricio Betancourt que los propietarios del proyecto en cuestión arrancaron el sello de ‘Suspendido’ que funcionarios de ese despacho habían fijado en lugar visible de dicha obra (Lea: Sigue con amenaza de demolición).
“Romper un sello que ha puesto la autoridad tiene implicaciones penales, y si además la Policía sorprende a personas construyendo en una obra que ha sido sellada o suspendida, podrá ponerlos a disposición de la Fiscalía”, advierte el mandatario zonal.