De aprobarse el proyecto, Cabildo Zenú iría a Bayunca

10 de septiembre de 2019 12:00 AM
De aprobarse el proyecto, Cabildo Zenú iría a Bayunca
Toda la mañana estuvieron los concejales en audiencia pública. // Aroldo Mestre.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Desde el 2015, los miembros del Cabildo Indígena Zenú de Membrillal están en el limbo jurídico, esto después que el contrato de arrendamiento del lugar donde están asentados desde hace 19 años se suspendiera, debido al incumplimiento del pago del arriendo.

A raíz de esto, empresas del sector privado en compañía de la Gobernación de Bolívar comenzaron a realizar varios estudios para determinar en qué lugar de Cartagena podían reubicar a 53 familias de las 104 que pertenecen a este cabildo, esto debido a que solo un pequeño porcentaje son objeto de traslado, ya que están residenciados en la vereda San Isidro.

En medio de audiencia pública realizada ayer a las 9 de la mañana en el Concejo Distrital de Cartagena, se conoció que desde el año 2016 se inició este proyecto de acuerdo “por medio del cual se autoriza al alcalde Distrital de Cartagena de Indias para la compra del terreno para la reubicación de las familias indígenas del Cabildo Indígena Zenú de Membrillal - Caizem”.

Pero, según indicó Laura Cantillo, directora de la Veeduría Técnica y Ambiental de Colombia, fueron pasando los secretarios del Interior y ninguno le prestó atención a este proyecto que es muy importante para esta comunidad, quienes también son víctimas del conflicto armado.

El terreno escogido por los entes encargados y algunos miembros de la comunidad indígena, después de estudiar, visitar y analizar varios lugares, fue uno en el corregimiento de Bayunca.

“Hace casi 4 años, cuando se inició este proyecto, se le presentó al secretario del Interior del 2016, ustedes saben quién era, pero nunca le prestó atención a este proyecto y así fueron pasando otros secretarios, quienes no tuvieron ni la voluntad ni el interés para revisarlo y darle viabilidad, por eso hasta hoy -ayer- es que los concejales están conociendo este proyecto”, indicó Cantillo.

Opiniones divididas

Mientras algunos representantes legales del cabildo señalan que el proyecto sí fue socializado y que incluso visitaron con los entes encargados varios lugares para verificar cuál se acercaba más a ellos en todas las condiciones, decidieron escoger uno en Bayunca, que cuesta 900 millones de pesos, de los cuales el Distrito solo debería aportar 300 millones, pues los otros 600 ya los tienen, según indicaron los encargados del proyecto.

“El 8 y 9 de mayo del 2017 fue el primer lanzamiento de la compra del terreno de parte del Distrito, pero no se dio. Recuerdo que en su momento la alcaldesa encargada dijo que nosotros no pertenecíamos aquí y que lo mejor era que nos subieran a un bus y nos llevaran a Córdoba, donde tenemos nuestro territorio ancestral”, señaló Roger Suárez, capitán menor del Cabildo Membrillal.

Por su parte, Wilfrido Pérez, representante de la comunidad indígena, señaló que “el pasado 17 de diciembre nos invitaron a una reunión donde nos mostraron un informe señalando el proyecto y contando qué había pasado hasta ahora, pero antes de esto no teníamos conocimiento de todo lo que han venido realizando. Nunca nos socializaron lo ocurrido, ni siquiera conocemos el terreno”.

En medio de la audiencia pública quedó demostrado que internamente el cabildo está fracturado, sin embargo, los veedores del proyecto e incluso los concejales aseguraron que esas diferencias internas no deberían afectar el bien común y lo que realmente necesitan ahora es estar unidos para conseguir el traslado.

“La Gobernación está trabajando este proyecto apoyados con la Procuraduría delegada para asuntos étnicos, por lo que todo el proceso está avanzando de la mejor manera y todo está en buenas condiciones, lo que nos falta es la aprobación del Concejo para que el alcalde dé el dinero y de inmediato se realiza todo el traslado”, comentó Lorena Cantillo, quien agregó que de las 53 familias hay 12 que no están de acuerdo con salir de ese lugar, donde tienen sus cultivos y donde han ido creciendo.

“Independientemente de cómo se encuentre internamente el cabildo, el Distrito debe garantizarle un lugar digno, para se necesita su aprobación de los 300 millones de pesos que debe facultar la Alcaldía”, finalizó la directora de la Veeduría Técnica y Ambiental de Colombia.

En medio de las intervenciones, Mónica Fadul, directora Ejecutiva de Fenalco Seccional Bolívar, aseguró que “el proyecto me parece muy interesante y es muy bueno, pues se garantizarán los derechos de esta comunidad, pero hasta ahora no han contado en qué parte de Bayunca está el terreno, cómo sabremos si es el indicado para estas personas, si ahí podrán reactivar sus cultivos. Todo eso debería tenerse en cuenta”.

Otro proyecto discutido

Cuatro proyectos de ley se discutieron ayer en la mañana en el Concejo Distrital de Cartagena, entre esos se encuentra el acuerdo número 174 que plantea la reestructura administrativa del Distrito Turístico y establece las funciones de sus dependencias.

“El proyecto de acuerdo está enfocado en ajustar la estructura de la administración distrital en el marco del rediseño institucional que la administración viene adelantando con la asesoría técnica de Función Pública. El actual modelo de operación organizacional del Distrito no tiene capacidad de respuesta ni se ha adaptado a las nuevas exigencias que la ciudad y su sociedad demandan”, agregó el director del Departamento Administrativo de la Función Pública, Fernando Grillo.

La gestión del cambio, la gestión estratégica del talento humano, la racionalización de trámites, la rendición de cuentas, la participación ciudadana, innovación y tecnología son ejemplos de estas actividades que permitirán a las próximas administraciones tener una institucionalidad pública que responda con oportunidad, eficiencia y eficacia a las necesidades de la ciudad.

En el recinto estaban miembros de sindicatos, quienes aseguraron que a ellos no les socializaron dicho proyecto y aseguraron temer por sus puestos, a lo que los encargados del proyecto aseguraron que con esto no se busca eliminar puestos ni botar personas, simplemente lo que se quiere es organizar de mejor manera cada dependencia, pues así se pueden gestionar de mejor manera los recursos de la administración.

Ante esto, los concejales llegaron a la conclusión de que el proyecto debe estudiarse con calma, pues “no es un secreto que se necesita este cambio desde hace años, pero es obvio que todos tenemos miedo cuando se habla de reestructuración, por lo que estudiaremos detalladamente el proyecto y después daremos una respuesta”, señaló el concejal Lewis Montero.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS