Denuncian negligencia en obras de UPA en Lemaitre

18 de septiembre de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En marzo del 2015 empezaron los trabajos de ampliación de la Unidad Periférica de Atención -UPA- de Daniel Lemaitre y se suspendieron ese mismo año en noviembre, según líderes del barrio, por la falta de licencias que otorga el Ministerio de Salud. Diez meses después, las obras siguen paralizadas.

Por normas expedidas en la Resolución 2003 de 2014, la cual considera que se debe ajustar periódicamente y de manera progresiva los estándares que hacen parte de los diversos componentes del Sistema Obligatorio de Garantía de Calidad de la Atención de Salud, los líderes del barrio decidieron abogar por la inclusión de la UPA de Daniel Lemaitre en el plan que buscaba mejorar las instalaciones físicas de la mayoría de los centros de salud de Cartagena.

Luego de gestionar la inclusión de la UPA en el plan de mejoramiento, los habitantes de Daniel Lemaitre no han vivido más que de las expectativas, pues las obras están suspendidas y pese a sus reclamos y las tutelas interpuestas, no tienen información precisa de lo que pasará con la construcción, como lo expresa el médico Mario Mendoza, “nosotros como Liga de Usuarios y Junta de Acción Comunal fuimos los primeros en enviar un derecho de petición a la administración actual para que nos informara cómo estaba la situación. El proceso se demoró y tuvimos que acudir a una tutela”.

El centro de salud fue trasladado a una casa condicionada para su funcionamiento temporal por el consorcio encargado, Salud Heroica, según informa la presidenta de la Liga de Usuarios; pero con la suspensión de las obras y el incumplimiento de la fecha de entrega de la construcción, Policarpo Caraballo, presidente de la Junta de Acción Comunal, quien pide por una pronta respuesta o el reinicio de las obras, dice que aunque el lugar esté adecuado para su funcionamiento, no cumple totalmente con las condiciones espaciales necesarias.

“Es una casa común y corriente que no cumple con las expectativas, ni cuenta con la dotación ni lo requerimientos necesarios ajustados al servicio de salud”.

Ante los reclamos y teniendo en cuenta que El Universal buscó una respuesta sobre este caso por varios días sin encontrar respuestas, les recordamos las declaraciones del 6 de septiembre de Adriana Meza, directora del Dadis, donde aclara que algunas obras fueron suspendidas por insuficiencias en los procesos de adquisición de licencias.

“Si no tenemos el permiso del Ministerio, el cual enfatizó que los proyectos no cumplían porque ya había sido devueltos y a pesar  de la no autorización del ministerio, se iniciaron las obras. La autorización para cualquier construcción hospitalaria tiene que tener un permiso previo del Ministerio de Salud, ya que estas obras se hicieron por encima de la licencia de construcción y permisos”.

Dadas las preocupaciones por el tema, la funcionaria se reunió con el Ministerio de Salud en Bogotá, dijo el vocero de la entidad.

Debido a la falta de información y confusión de los residentes del barrio respecto a la problemática, la Curaduria n°1 aclaró que se desistió de las obras destinadas al Centro de Salud de Daniel Lemaitre, en enero del 2016, “por el incumplimiento en las observaciones consideradas luego de los estudios jurídicos, arquitectónicos y estructurales hechos por ésta entidad”, que aprueba o niega las licencias para las obras en los territorios del distrito o municipio.
Agregando que “lo que paso con el UPA de Daniel Lemaitre es que se le realizaron unos requerimientos, entre esos, es que el inmueble es de la Gobernación de Bolívar, por lo tanto el que debe solicitar todas estas autorizaciones es el Gobernador o la persona que él designe y otras observaciones estructurales que no se dieron durante el término”. Es decir, que las licencias fueron pedidas por el Alcalde cuando los predios no pertenecían a Cartagena, si no al departamento, explicando también que las licencias no se negaron, si no que se incumplió con las peticiones.

Los residentes solicitaron esta intervención en la infraestructura  por la urgencia de cumplir con los estándares solicitados en la resolución antes mencionada y evitar la inactivación de los servicios, cosa que provocaría el incumplimiento de uno de los factores, según lo informa Mendoza,  “los estándares son: Infraestructura, recursos humanos, dotación, medicamentos, procesos prioritarios y política de seguridad del paciente, es decir, si son seis puntos e incumples en uno, simplemente no cumples, es todo o nada, como no se cumplía en infraestructura, había que demolerlo y hacerlo de nuevo”.

Por ahora, el presidente de la Junta de Acción Comunal pide una pronta solución y recuerda a sus habitantes y a los sectores aledaños, que se están tomando las medidas necesarias para que el Centro de Salud vuelva a su funcionar con normalidad.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS