Cartagena


Denuncias por un taller en una zona verde de E Campestre

Los vecinos de la Séptima Etapa se quejan por un taller de mecánica que está en una zona pública, de donde emanan malos olores y ruido.

REDACCIÓN CARTAGENA

29 de octubre de 2020 12:00 AM

El fin de semana pasado hubo una supuesta explosión que sembró pánico entre los habitantes de la Séptima Etapa del barrio El Campestre, donde los vecinos denunciaron que llevan más de dos años soportando los perjuicios de un taller de mecánica clandestino.

Dicho taller está en una zona verde, predio de uso público, pero algunas personas están usufructuando el lugar para beneficio propio.

(Lea: En Los Jardines, muere joven de 27 años supuestamente por dengue).

Según los afectados, los mecánicos causan ruidos ensordecedores, provocan olores penetrantes, contaminación, suciedad y la explosión fue la gota que rebosó la copa, ya que al parecer estaban trabajando con materiales inflamables que representan un gran riesgo, no solo para los vecinos sino para los propios trabajadores.

“Vivimos con angustia, con zozobra, son muchos los perjuicios que ese taller nos causa. Lo peor es que cuando alguien les hace algún reclamo, ellos responden de manera agresiva y hasta hacen amenazas. Necesitamos apoyo de la Policía Nacional y de la Alcaldía de Cartagena porque nos sentimos desamparados. Esas personas no respetan a la comunidad”, afirmó una residente que pidió reserva de su identidad.

La zona verde a la que se refieren los denunciantes está frente a la Institución Educativa Bertha de Gedeón. Es un predio extenso, conocido por los frondosos árboles de caucho que representan el principal pulmón ambiental del sector.

Un parqueadero

Los vecinos indicaron que el taller comienza a funcionar desde las 7 de la mañana hasta las 6 o 7 de la noche, periodo en el que deben convivir con los perjuicios antes mencionados. Sin embargo, los dueños, que ni siquiera viven ese mismo sector, en las noches también le sacan provecho a la zona verde, ya que la usan como parqueadero de vehículos y tienen un negocio montado alrededor de ella.

(Lea: Quejas por aumento de atracos en el barrio Manga).

Al lugar llevan carros particulares y hasta buses de empresas para ser cuidados hasta el amanecer. Lo peor, según la comunidad, es que el predio no ha recibido ninguna inversión con esos dineros, por eso piden al Distrito intervenirlo y construir allí un parque infantil u otro establecimiento que beneficie a los habitantes de esa etapa.

Sobre este caso, desde el área de Recuperación de la Gerencia de Espacio Público y Movilidad informaron que ya se hizo una notificación a las entidades competentes como Inspección de Policía, Policía Nacional y DATT. “Estamos próximos a realizar los operativos de control en ese lugar en conjunto con las demás entidades”, respondieron.