Cartagena


Designarán gerente para el manejo de las fortificaciones

El nombramiento será de común acuerdo entre el Ministerio de Cultura y la Alcaldía de Cartagena.

REDACCIÓN CARTAGENA

05 de febrero de 2020 12:00 AM

El pasado 29 de enero, la ministra de Cultura, Carmen Inés Vásquez, y el alcalde de Cartagena, William Dau, sostuvieron una reunión para hablar sobre el manejo de las fortificaciones y baluartes, los cuales se había especulado (por una publicación de la Alcaldía) que iban a pasar a ser administrados por la Nación.

Sin embargo, ese día se llegó a la conclusión de que Escuela Taller Cartagena de Indias (ETCAR) seguirá siendo la responsable de la administración del Castillo de San Felipe de Barajas, los demás baluartes y monumentos, pero que no se descartaban algunos ajustes. En entrevista con El Universal, la ministra habló sobre el pasado, presente y futuro de las fortificaciones de la ciudad, en miras de seguir manteniendo la calidad de Patrimonio de la Humanidad.

(Lea aquí: “Mantendremos vigente el comodato de la Etcar”: Ministra de Cultura)

¿Desde cuándo las fortificaciones son del Estado colombiano? ¿quién entró a administrarlas?

Los inmuebles (fortificaciones y cordón amurallado), que fueron administrados entre 1924 y 2012 por la sociedad de mejoras públicas de Cartagena, fueron declarados bienes de Interés Cultural de Carácter Nacional en 1959. En 2012, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cartagena, manifestó no continuar con la administración de estos bienes, por tal razón el Ministerio de Cultura delegó a la Escuela Taller de Cartagena como la institución encargada del manejo y mantenimiento de los monumentos patrimoniales cartageneros, entre los que se encuentran murallas, fuertes, baluartes y castillos entre otros.

Así, la Escuela Taller de Cartagena, creada mediante el Decreto No 981 del 16 de julio de 1992 de la Alcaldía de Cartagena, como un establecimiento público, descentralizado, adscrito a la Alcaldía del Distrito, con personería jurídica, autonomía administrativa y patrimonio propio, asume el 16 de octubre de 2012 la administración, conservación y puesta en valor de las Fortificaciones de Cartagena, mediante la firma de un Contrato Interadministrativo de Comodato, con el Ministerio de Cultura, que dio origen al programa de Fortificaciones modelo que ha operado durante los últimos 7 años.

¿Pero por qué las fortificaciones son de la Nación si pertenecen a Cartagena?

Luego del reconocimiento por parte de la Corona española de nuestra soberanía, todas las propiedades pasaron a manos de la Nación. No obstante, ante el avance de la modernidad y el progreso, varias administraciones locales se propusieron demoler las murallas, considerando desembotellar el crecimiento urbano e inclusive hasta mejorar la salud pública.

Sin embargo, en 1924 el Gobierno nacional preocupado por la situación expidió la Ley 32, que señaló la prohibición de demoler las murallas, castillos y demás fuertes de la ciudad de Cartagena, así mismo entregó la conservación y administración a la Sociedad de Mejoras Públicas, una entidad sin ánimo de lucro que se había creado en 1923.

Es importante señalar que el Consejo de Estado se pronunció de manera clara mediante el Concepto No. 1584 de 2004 al referirse sobre la Ley 768 de 2002 (Ley de Distritos), lo siguiente:

“Siendo de propiedad de la Nación, es claro que la Nación-Ministerio de Cultura tiene las facultades de administración, manejo y control sobre ellos, derivadas del derecho de dominio y las potestades, que son a la vez deberes, de conservación y de vigilancia de los mismos, por hacer parte del patrimonio cultural de la Nación...”.

También cita “(...) si los bienes que conforman el patrimonio cultural de la Nación tienen el carácter de inalienables por disposición constitucional, una ley, en el caso de los que son propiedad de la misma, no puede entregar las facultades de administración a otras entidades públicas o territoriales, como son los distritos especiales, pues ello sería desconocer el precepto constitucional, además del derecho de dominio.

Así entonces, no puede entenderse que la ley 768 de 2002 haya suprimido las facultades de administración del Ministerio de Cultura sobre los bienes de patrimonio cultural de la Nación ubicados en los nombrados distritos, sino que ha respetado tal competencia, de suerte que si tales bienes son declarados también patrimonio cultural del distrito, la nueva competencia derivada de tal carácter, para las autoridades distritales, coexiste con la de la autoridad nacional”. Según la Constitución, la Ley y los conceptos del Consejo de Estado, el Ministerio de Cultura tiene plena competencia para la administración, conservación y mantenimiento de las fortificaciones y el cordón amurallado de Cartagena, bienes de Interés Cultural del Ámbito Nacional.

¿Actualmente cómo opera la administración de las fortificaciones?

Como ya lo mencioné, desde el 16 de octubre de 2012, la Escuela Taller fue delegada por iniciativa del Ministerio de Cultura para la administración de las Fortificaciones de Cartagena, a través de la firma de un Contrato Interadministrativo de Comodato, entre las dos entidades. Hoy, el Ministerio de Cultura busca fortalecer la razón de ser de esta institución educativa, que consiste en formar jóvenes aprendices en oficios tradicionales vinculados con el patrimonio cultural de nuestro país, que estén entre 18 y 25 años. Sin embargo, hemos visto con preocupación que buena parte de los esfuerzos de la Escuela Taller se han centrado en la administración de las fortificaciones y ha dejado de lado su enfoque misional.

Cabe aclarar que el comodato de la administración de las fortificaciones establece que los recursos por concepto de boletería y aprovechamiento económico temporal y permanente que generan estos bienes inmuebles deben ser reinvertidos en su administración, restauración y mantenimiento. De igual manera, la mano de obra requerida en los trabajos de mantenimiento y restauración debe priorizar la vinculación de los aprendices y egresados de la Escuela Taller de Cartagena, como estrategia para la generación de empleo.

Este comodato cuenta con un Comité Directivo de Fortificaciones conformado por el Ministerio de Cultura y la Alcaldía de Cartagena, el cual se mantendrá bajo las mismas condiciones.

¿Cuáles fueron los acuerdos a los que llegó el Ministerio de Cultura y la Alcaldía de Cartagena?

Luego de una mesa técnica de trabajo realizada entre el Ministerio de Cultura y la Alcaldía de Cartagena, se definió realizar una modificación al actual contrato de comodato, suscrito entre el Ministerio de Cultura y la ETCAR para la administración de las fortificaciones.

Lo que quiere decir que la escuela seguirá como comodataria pero separando las funciones administrativas de las fortificaciones. Uno de los acuerdos señala que se designará conjuntamente, entre la ministra de Cultura y el Alcalde un gerente, con el fin de garantizar mayor eficiencia en la administración y manejo de los bienes del contrato de comodato.

Esto responde al compromiso establecido entre las dos entidades, de hacer ajustes para dar tranquilidad al Gobierno Nacional, a la administración distrital y sobre todo a la ciudadanía. De igual manera, se estableció estudiar y presentar un proyecto de reforma de la naturaleza jurídica de la ETCAR. Para esto, se contempla la conformación de mesas técnicas que serán lideradas por la Alcaldía. La reforma busca fortalecer la Escuela Taller para que pueda recibir recursos tanto del Ministerio de Cultura como de otras entidades.

El Mincultura y la Alcaldía de Cartagena abrirán la próxima semana un concurso para escoger al gerente. Lo anterior, siguiendo las instrucciones del señor presidente, Iván Duque, que este gobierno escucha, conversa y construye con los territorios.

  NOTICIAS RECOMENDADAS