Destruyen sede comunitaria de Pasacaballos

27 de febrero de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un grupo de integrantes del Consejo Comunitario del corregimiento Pasacaballos, decidió tomarse las instalaciones de su propia sede, con el fin de rescatarla de las incursiones vandálicas.

El inmueble fue construido en el barrio La Loma con $400 millones obtenidos mediante las consultas previas de las empresas privadas, pero paulatinamente fue abandonado por los miembros del Consejo Comunitario, quienes nunca nombraron vigilantes ni le hicieron mantenimiento.

Ese descuido facilitó que, poco a poco, los amigos de lo ajeno fueran desmantelando el local, robándole las ventanas, las tejas, los computadores, las acometidas eléctricas, los inodoros, los acondicionadores de aire, las puertas, las cerraduras, los grifos del agua y parte de la tubería del agua potable, elementos que suman unos $200 millones en pérdidas.

Ramiro Torres Espinosa, presidente de la Veeduría Ciudadana Ojo Pelao, añadió que “no contentos con los robos, abrieron un boquete en una de las paredes traseras y por ahí se metían a consumir drogas y a hacer sus necesidades fisiológicas. Como no pudieron llevarse uno de los lavamanos, defecaron sobre él”.

Lamentó la situación, “porque, al principio, aquí era donde hacíamos las consultas previas y las capacitaciones que necesitaran los líderes comunales y afros”.

Torres Espinosa dijo creer que el no nombramiento de la junta directiva del Consejo Comunitario, “creó divisiones entre los aspirantes a la dirección y eso hizo que no le prestaran más atención a la sede, con el consiguiente deterioro, que viene desde el año pasado”.

El gestor social explicó que la toma que se hizo de la sede busca lograr que cada organización de base tenga ahí su oficina, pero primero se están tocando puertas para la compra e instalación de los elementos que se perdieron.

Asimismo, indicó que cuando el local esté totalmente recuperado se gestionará con el Distrito la asignación de un determinado número de vigilantes.

Los líderes afros resaltaron que el desvalijamiento  del inmueble es también una muestra de la creciente inseguridad que se vive en Pasacaballos, “pero también de la falta de pertenencia de sus habitantes, porque esta edificación es para el servicio de la comunidad, pero resulta que veían los actos de vandalismo y no avisaban ni decían nada, dizque por no enculebrarse”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS