Cartagena


Distrito enfrenta crisis de la Maternidad Rafael Calvo

Sorpresa se llevó el alcalde (e) de Cartagena, Pedrito Pereira, porque no encontró al director de la clínica. Dijo que su despacho y la Gobernación trabajarán para que se reactiven los servicios.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

08 de diciembre de 2019 12:00 AM

El alcalde (e) de Cartagena, Pedrito Pereira Caballero, se reunió en las últimas horas con personal administrativo y médico de la Clínica de Maternidad Rafael Calvo.

En dicha reunión el mandatario dijo que se buscan alternativas que permitan levantar el cese de actividades de los anestesiólogos.

“El Distrito ha ido cumpliendo con los pagos. En noviembre pasado, la Alcaldía giró $855 millones de pesos y la próxima semana se girarán otros $531 millones”, dijo Pereira Caballero.

Su mayor sorpresa fue no haber encontrado al director de la clínica. “Llegamos a la maternidad con el Dadis y la secretaria de Salud de Bolívar, Verena Polo; y no encontramos al director de la clínica. Lamentamos que no esté presente para buscar una salida concertada. La vida está por encima de cualquier cosa”, afirmó.

Anunció que con el Dadis y el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crued) se activará el siguiente plan de emergencia:

1. Se continuará con la atención a pacientes que están hospitalizadas.

2. Se activará el plan de emergencia para que todas las clínicas que tienen habilitados los servicios de ginecobstetricia reciban pacientes que necesiten la atención inicial de urgencia.

3. Se dispondrá, en la maternidad, de dos ambulancias para trasladar a las maternas que lleguen de urgencia, a la clínica más cercana.

4. La urgencia continuará cerrada.

Por su parte, la subgerente de la maternidad, Érika Martínez, dijo que la clínica está garantizando la atención de las pacientes que están hospitalizadas; y, con el respaldo del Distrito y la Gobernación, se buscan acciones en una mesa de trabajo, para definir de qué manera fluirán los recursos para garantizar el pago del gremio de anestesiólogos y que se pueda reabrir el establecimiento médico.

Aprovechó para ofrecer disculpas respecto a unas declaraciones que expresó el viernes en la noche:

“En medio de la impotencia y de la necesidad de prestar los servicios, emití unas declaraciones inapropiadas y desobligantes hacia el gremio médico y de anestesiólogas, palabras que no debieron salir de mi boca (...)Ofrezco mis disculpas a los profesionales de la salud, que sé que merecen el pago por los servicios prestados y por ayudar a salvar vidas. Respeto y valoro su trabajo, pero también quiero que entiendan que no es fácil decirle a una mamá que no la puedo atender y que estoy poniendo en riesgo su vida y la de su hijo”.

Además, señaló que en estos momentos hay alrededor de unas 25 embarazadas, quienes, en cualquier momento, podrían iniciar trabajo de parto, y que esta es una de las contingencias que buscan resolver.

“La contingencia estará hasta el martes. La sala de urgencias está cerrada, pero disponemos de dos ambulancias para trasladar a otras clínicas los casos que se nos vayan presentando. El martes, con el respaldo del Distrito, la Gobernación y las aseguradoras, podremos dar un parte oficial respecto a la reapertura de la institución”.

Comentó que a los anestesiólogos se les debe todo el 2019 y un mes del 2018, “pero la intención es resolver esos pagos, porque efectivamente hay una responsabilidad contractual por parte de la clínica por los servicios que ellos han prestado”, concluyó.