Cartagena


Drama en La María: familias en alto riesgo de perder sus casas

Los damnificados aseguran que las afectaciones son por la inestabilidad del terreno en que construyeron.

REDACCIÓN CARTAGENA

20 de septiembre de 2022 05:26 PM

A una inestabilidad del terreno atribuyen la emergencia registrada en el barrio La María, donde una familia perdió parte de su humilde vivienda.

Sucedió este lunes 19 de septiembre al finalizar la calle 43 casi en las faldas de la Popa, cuando de forma repentina se desplomó una especie de muro de contención, que cayó sobre el techo de la casa destruyendo parte de la infraestructura y enseres.

(Lea: Bajo el barro: calles y avenidas de Cartagena llenas de sedimentos)

Yamiris Jiménez había salido junto con su esposo a trabajar cuando ocurrió el desplome, sin embargo, en la vivienda quedó durmiendo el hijo de ambos, de 19 años, quien por fortuna no resultó lesionado.

“Eso cayó en la casa mía, me destruyó el cuarto y me partió la cama. Todo se me mojó, hay barro por todas partes, todavía estamos sacando lodo. El hijo mío duerme en el mismo cuarto, gracias a Dios hasta la cama de él no llegó el muro ni la pared. Aquí no ha venido nadie a darnos ayuda, solo llegaron los Bomberos, les pedimos a las autoridades que nos den la mano en este momento de angustia”, sostuvo Jiménez, de 52 años.

Las invasiones y la deforestación en el cerro de la Popa tiene efectos devastadores cuando llueve porque hacen bajar a los barrios circunvecinos grandes cantidades de sedimentación con demasiada fuerza.

En la calle 43 de La María con carrera 27, además de la vivienda de Yamiris Jiménez, también resultaron afectadas otras casas aledañas como la de la señora Mirna de Ávila Cogollo, quien dice que la suya “se bajó porque una corriente de agua que viene del cerro de la Popa abrió unas bocas y se me la está llevando poquito a poco”.

(Lea: Lanzan SOS: Dos días continuos de lluvias “ahogan” al Cabildo Indígena Zenú)

El líder comunal Juan Carlos Díaz pidió ayuda al Distrito porque se trata de familias muy humildes que por falta de recursos encontraron en esa zona un lugar para vivir y ahora no tienen forma de hacer reconstrucciones.

“A una adulta mayor que vive sola se le vino encima otra tapia que le llenó su casa de lodo, más arriba un árbol se cayó sobre una casa que gracias a Dios estaba sola, y así son varias las familias que requieren ayuda”, señaló el líder.

(Lea: ¿Le demoran mucho las citas? Sepa cómo acceder gratis a un especialista)

Sobre la situación, desde la Oficina Asesora para la Gestión del Riesgo de Desastres del Distrito indicaron que se realizó una inspección al sitio y se determinó que se trata de una zona de invasión, por lo tanto las familias no pueden aplicar a subsidios de arriendo o ayudas en materiales para reconstrucción de viviendas, por lo tanto es competencia de otras dependencias del Distrito velar por brindar la atención y establecer la hoja de ruta en este caso.

Cabe recordar que en esa zona de las faldas de la Popa hay un sector conocido como El Abanico donde se han hecho reubicaciones en el pasado, pero la falta de control y seguimiento por parte de las entidades competentes han propiciado que nuevamente se haya poblado y ahora con más personas.

  NOTICIAS RECOMENDADAS