Cartagena


El 51% de los cartageneros está satisfecho con los servicios de salud

Tras el inicio de la vacunación, la satisfacción con los servicios de salud ha aumentado, según la encuesta de percepción ciudadana “Mi Voz, mi ciudad”.

GISSEL DÍAZ SÁNCHEZ

25 de marzo de 2021 07:00 PM

Desde la cuarentena hasta la vacunación aumentó considerablemente el número de personas que requirieron servicios de salud y poco a poco también ha aumentado la satisfacción con la prestación de estos servicios, según la encuesta de percepción ciudadana “Mi voz, mi ciudad” del programa Cartagena Cómo Vamos (CCV).

Para “Mi voz, mi ciudad”, fueron encuestados 4.289 personas en la primera fase, la de cuarentena, 1.778 encuestados en la segunda fase, la de reactivación, y 1.728 encuestados en la tercera fase desde el inicio de la vacunación.

Lea: En Cartagena el 43% cree que con vacunación la ciudad “ va por buen camino”

Durante la cuarentena el 79% de los encuestados requirieron servicios de salud y tras la reactivación la fase de la vacunación, la cifra aumentó a 88% y también aumentó la satisfacción respecto al uso de esos servicios.

Mientras que durante la cuarentena solo el 28% de los encuestados estaba satisfecho, durante la vacunación esa percepción aumentó al 51%. Lo más satisfechos son los estratos 5 y 6, donde el nivel está en un 50% con respecto al 40% de insatisfacción, con solo un 10% que dijo que no está satisfecho ni insatisfecho. Contrario a los estratos 1 y 2, donde el nivel de satisfacción está en 38%, ante un nivel de insatisfacción del 44%.

El 51% de los cartageneros está satisfecho con los servicios de salud

Asimismo, los más insatisfechos con los servicios de salud son las personas entre los 36 a 45 años, con un 52% de insatisfacción con respecto al 32% de satisfacción.

Salud mental

El momento en que los encuestados se sintieron mejor con su salud mental comparando la situación hoy con la de antes de la pandemia fue durante la reactivación, con un 47% de personas manifestando sentirse mejor. Durante la fase de vacunación, un 33% de personas manifiestan haberse sentido peor, contra el 31% que manifestó sentirse mal durante la cuarentena.

La vacunación ha influido en la salud mental de los mayores de 55 años quienes mejor se han sentido, con un 52%, ante el 34% de los jóvenes entre los 18 y los 25 años, que manifiestan sentirse mejor, y un 40% que dice sentirse peor.

El 51% de los cartageneros está satisfecho con los servicios de salud

Vacunación

Teniendo en cuenta que los mayores de 55 años son la población que ha iniciado el proceso de vacunación, la seguridad que les da la vacuna ha mostrado mejorías en su salud mental.

¿Usted se pondría la vacuna? Ante esta pregunta, en términos generales, el 50% de los encuestados dijo que sí se pondría la vacuna, un 22% dice que no se la pondría, mientras que un 29% dice que no sabe si lo haría.

La vacunación también está relacionada con el nivel socio económico. Mientras en los estratos 5 y 6, el 81% sí se pondría la vacuna, y solo un 10% asegura que no lo haría; en los estratos 1 y 2 la cifra de personas que se pondrían la vacuna, disminuye a 46%, un aumento al 30% de personas que dicen que no se la aplicarían.

El 51% de los cartageneros está satisfecho con los servicios de salud

¿Por qué no se pondrían la vacuna? El motivo principal es la falta de información, con un 40% de encuestados que dicen que no tienen suficiente información al respecto y un 28% que no lo haría por que creen que tiene efecto adversos.

Estos resultados están muy determinados por el nivel socio económico y por lo tanto por el acceso a la información. El 29% manifiesta que no lo haría porque no tiene suficiente información, con respecto al 39% (estratos 1 y 2) y el 44% (estratos 3 y 4) que utilizan la misma justificación.

Según Eliana Salas Barón, de Cartagena Cómo Vamos, “para poder volver a las clases y reactivar de forma óptima la economía hay que acelerar la vacunación, y por ello desde los resultados de la encuesta, surge la propuesta de crear una campaña pedagógica desde la Administración Distrital que atienda las necesidades de información sobre la vacuna, para minimizar los tiempos de aplicación de la misma cuando se tenga mayor flujo de dosis”, explicó.

¿Se ha hecho prueba de coronavirus?

El 72% de los encuestados que se hicieron la prueba, la hicieron a través de la EPS y esto también está determinado por estrato socio económico, mientras que en los estratos más altos el 58% se hizo la prueba a través de la EPS, en los más bajos este porcentaje asciende a 76%.

El principal determinante son los tiempos de espera entre solicitar la cita, hacerse la prueba y recibir el resultado. El 59% de las personas encuestadas que hicieron su prueba a través de una EPS, tuvieron que esperar más de 5 días para obtener su resultado.

El 51% de los cartageneros está satisfecho con los servicios de salud

Según, Carmelo Dueñas, Neumólogo intensivista, jefe de la Unidad de Cuidado Intensivo del Hospital de Bocagrande, “lo que más nos preocupa es que estamos enfrentados a una pandemia en la que se debe tener en cuenta hay suma entre una enfermedad y otra, a esto se le llama sindemia. Es como la suma de todos los males: un país pobre, con educación limitada, un sistema de salud limitada”, dijo Dueñas.

Cartagena vs China

Carmelo Dueñas explica que así como en China, en Cartagena se tomaron decisiones rápidas que fueron aceptadas por la comunidad sin cuestionarse.

“Hubo un sistema rápido de rastreo, uso universal de las mascarillas desde antes de la pandemia, el contagio se controló rápidamente porque los casos leves se confinaron en espacios de expansión como estadios o coliseos y los graves en hospitales convencionales que ya estaban preparados para manejar la emergencia”, explica Dueñas.

Según el experto, en China prima el bien común, el cuestionamiento a la ciencia no existe y con todas estas medidas se evitaron casi un millón de contagios y más de 56 mil muertes en dos meses, por eso la vida y la economía se ha recuperado a tal punto que la separación entre China y occidente en este aspecto es cada vez mayor. Duenas agrega que “esto tiene que ver con el impacto de una buena decisión política en salud y educación”.

Sobre Cartagena, Dueñas explicó que fuimos tratados en la primera ola “como parias por la alta mortalidad y contaminación pero fue algo que pasó en pocos meses y ahora somos ejemplo nacional en cuanto a indicadores y hay que reconocer que es gracias a la atención del Estado, al Dadis y a la prestación de servicios como la estrategia PRASS y otras medidas”.