Cartagena


“El fallo aún no se ha cumplido”: Transcaribe

Tres son los puntos del fallo que ordena ajustes en el sistema para beneficiar a los usuarios en condiciones de discapacidad. Marzo es la fecha límite para cumplirlos, así va el proceso.

WENDY CHIMÁ P.

18 de enero de 2020 10:00 AM

Desde septiembre del año pasado, cuando Transcaribe fue notificado del fallo dictado por el Juzgado Decimotercero Administrativo del Circuito de Cartagena, en el que se ordenaba que la infraestructura de las estaciones fuera la adecuada para las personas con movilidad reducida, el Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM) comenzó a trabajar para cumplir con las exigencias para el ingreso de las personas en condición de discapacidad a los buses y las estaciones.

El juez notó que había algunas carencias de este aspecto en dos de las estaciones, por lo que el 28 de junio de 2019 ordenó el cumplimiento de tres puntos, de los cuales Transcaribe ha cumplido con los dos que le corresponden, el tercero es responsabilidad de uno de los concesionarios – Colcard – que a la fecha no ha cumplido.

Decisiones cumplidas

El primer punto, según indicó Transcaribe, era determinar si los bolardos que están en las vías de acceso a las estaciones impedían el paso en silla de ruedas de las personas con movilidad reducida, de ser así debían retirarlos.

“Para esto realizamos una verificación física en cada una de las estaciones y a través de fotografías demostramos que no impedían el acceso de una silla de ruedas”, indicó un vocero del sistema masivo, quien señaló que lo primero que se debía hacer era crear un comité de verificación para el cumplimiento de la sentencia donde debían participar el personero, el alcalde, el gerente de Transcaribe y el defensor del Pueblo, pero a la fecha esto no se ha constituido.

El segundo punto del fallo les pedía adecuar las estaciones de Chambacú y España para que en los andenes de acceso tuvieran rampas para las personas en condición de discapacidad, por lo que realizaron las obras en noviembre pasado. De esto, el juez, según dieron a conocer, también está informado.

Pero el último punto, que le corresponde a Colcard, no se ha cumplido y tiene hasta marzo para efectuarlo. “Este indica que los 330 buses que tiene Transcaribe debe estar instalada la señalización sonora y visual que informe a todos los pasajeros sobre la llegada, con la debida anticipación, a cada estación que hace parte de la troncal, la misma tecnología debe funcionar para los que circulan fuera de las vías del solobús”.

¿Qué ha pasado?

Transcaribe indicó que este punto es una obligación que está en el contrato de concesión de recaudo y control sobre la operación del sistema, que fue celebrado con el consorcio Colcard.

“El 10 de septiembre le enviamos un oficio a Colcard mandándole copia de la sentencia y diciéndole que debería dar cumplimiento a lo establecido, específicamente en el punto 4.3 del contrato”, indicó Transcaribe. Y el 27 del mismo mes el concesionario responde señalando que “instalarán todo lo necesario para cumplir el fallo”.

De manera legal, el sistema el 26 de noviembre le informa al juez que ya se había cumplido con la sentencia respecto al punto 1 y le indicaron que el 6 de diciembre, fecha aproximada de culminación de las obras en estación España y Chambacú, estaría listo el punto 2. Además, le agregaron que nuevamente le habían hecho el envío a Colcard de un oficio, al que le había dado respuesta su representante legal comprometiéndose a hacer lo que estaba ordenado.

“A raíz de esto, tenemos en trámite un proceso de multa contra el concesionario por el posible incumplimiento contractual referido a la instalación del sistema de información al usuario el cual tiene como componentes principales: informadores en las estaciones, que fue la verificación que hizo ayer (jueves) el representante legal del concesionario con el personero, y la instalación de los informadores y el sistema auditivo en los buses, pero hay algo y es que la sentencia se refiere al cumplimiento en los buses”, señaló Transcaribe.

El ente gestor aseguró que si el recorrido que realizó el personero con el representante legal de Colcard fue para verificar el cumplimiento del fallo, no se hizo con esa intención.

“Lo que ellos hicieron fue revisar que había pantallas en 3 estaciones, cuando deberían tener todas, además que la sentencia específica que debe ser en los buses. El personero sí tiene que revisar y cuidar todos los derechos fundamentales, pero si quiere hacer algún tipo de verificación sería bueno que lo contrastara con la entidad”, finalizó.

“Tienen su lugar de espacio”

En relación con la denuncia que el personero, William Matson, hizo sobre un espacio para el descanso de los conductores, Transcaribe indicó que sí los tienen.

“Cada operador tiene en su patio una cafetería donde almuerzan, desayunan y esperan entre turno y turno, pero para practicidad, se podría decir que muchos prefieren llegar minutos antes de su horario de entrada a los vehículos para no perder tiempo”.