Cartagena


El fallo que tiene frenadas las obras de la central de abastos

La sociedad jurídica Osorio Rico y Asociados, que asesora a la empresa Mercabastos de Cartagena S.A.S. señaló que aún hay ‘luz verde’ para concretar el traslado de esta central de abastos.

LIA MIRANDA BATISTA

05 de septiembre de 2019 10:31 AM

Trasladar el mercado de Bazurto es una necesidad de ciudad. A escasos tres meses de cumplirse 10 años de un fallo de acción popular que ordenó al Distrito realizar los estudios necesarios para el mencionado traslado, el proceso sigue frenado y este gigantesco centro de comercio sigue allí, generando todo tipo de incomodidades a sus vecinos.

Como se recordará, entre los múltiples tropiezos que han surgido para que se construya la nueva central de abastos, está la incertidumbre jurídica del lote que donó Corvivienda, a raíz de una demanda de nulidad penal que presentó un ciudadano contra el acuerdo expedido por el Distrito para ceder gratuitamente dicho terreno.

Esta situación llevó a la suspensión del convenio entre la sociedad de economía mixta Mercabastos de Cartagena S.A.S. ( empresa que construirá la central) y el Distrito, en abril de este año, mientras el Tribunal Administrativo de Bolívar emite su decisión en un fallo de segunda instancia.

Hernando Osorio Rico, representante de la sociedad jurídica que asesora a la empresa Mercabastos, explicó a El Universal que todavía hay luz verde para que el traslado del mercado de Bazurto sea un hecho.

“La administración distrital, en cabeza de Pedrito Pereira, ha trabajado y ha facilitado con la empresa Mercabastos toda la actividad que se requiere para que el proyecto no muera. Como el proceso está paralizado por el problema jurídico del terreno, se hizo un acta de suspensión del término que se le dio a Mercabastos para la construcción del mercado (cuatro años)”.

Para ‘destrabar’ este lío jurídico, la firma Osorio Rico y Asociados elevó una petición a la Procuraduría para que se agilice el proceso y se produzca la sentencia de segunda instancia.

“En la primera instancia se determinó que la transferencia del inmueble no estaba viciada de nulidad. Por eso solicitamos a la Procuraduría que les pidiera a los magistrados del Tribunal que, dentro del ámbito de su competencia, de su soberanía y su dependencia judicial, le dieran en la medida de lo posible una prioridad al tema, teniendo en consideración la trascendencia que esto tiene para la ciudad”.

“Esperamos que esto no caiga en saco roto, la Procuraduría ha sido bastante activa en este tema y ha estado trabajando, también la jueza administrativa y aunque nosotros no tenemos la certeza de qué está ocurriendo en la sala del Tribunal, en cualquier momento nos podrían responder resolviendo la situación”.

Osorio Rico fue enfático en que la idea de una posible demanda al Distrito por parte de los accionistas de Mercabastos quedó descartada.

“El proyecto está salvado y si en los próximos días el Tribunal falla a favor del Distrito, a partir de ese momento se suscribiría un acta de reinicio del convenio y se establecería nuevamente el plazo que la Alcaldía le daría a Mercabastos para terminar esta obra”, puntualizó.

Sobre los requerimientos

Dentro del “rosario” de requerimientos que la sociedad de economía mixta Mercabastos de Cartagena S.A.S. le solicitó al Distrito para brindar las garantías en el proceso de construcción de esta obra civil, se destaca la adecuación del canal Chía María II, para que no se inunda el lote.

Frente a esto, el abogado penalista informó “tenemos conocimiento de que ya están los recursos para que se lleve a cabo esta obra pública que es importante hacer antes de la construcción de la central de abastos porque el cuerpo de agua existe y si no se habilita o no se adecua el agua, transitaría en forma desordenada e inundaría el terreno”.