Cartagena


El megaproyecto del Dique que revitalizará a la bahía de Cartagena

La Restauración de Ecosistemas Degradados del Canal del Dique promete ser parte clave del proceso para recuperar la bahía.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

26 de octubre de 2020 12:00 AM

Fue en 1952, luego de una intervención estructural, cuando las aguas del canal del Dique llegaron por primera vez a la bahía de Cartagena, y también cuando, por consecuencia de ello, comenzaría el deterioro de esta.

El Dique, que se desprende desde el río Magdalena a la altura del municipio de Calamar, en sus 117 kilómetros de recorrido arrastra cerca de 900 gramos de sedimento por cada metro cúbico de agua, que terminan por oscurecer las tonalidades de la bahía y también por fomentar la degradación del ecosistema marino de la zona.

Pero no solo eso, los sedimentos también hacen que disminuya la profundidad de las aguas y por ende que se entorpezca la navegabilidad, tanto de los grandes buques que transitan por el canal de acceso a la bahía, como de las embarcaciones menores que las comunidades usan para la pesca, poniendo en riesgo el principal sustento de todas estas poblaciones ribereñas.

Es por este motivo que con el paso de los años ha crecido la alerta de hacer algo para mitigar los efectos negativos de este cuerpo de agua y de donde nace entonces la necesidad de ejecutar lo que se ha llamado el megaproyecto de “Restauración de Ecosistemas Degradados del Canal del Dique”, una obra que promete ser un hito de la infraestructura fluvial en Colombia y que, con una inversión de 2,8 billones de pesos se consolida como una de las propuestas más ambiciosas del Gobierno para potenciar el desarrollo de la región.

El proyecto ya se encuentra en etapa de licitación y se espera que sea adjudicado finalmente en el año 2021. Las obras durarían unos cuatro años y la concesión para su operación será de quince años, impactando, según estimaciones del Dane, a 1,5 millones de habitantes de 20 municipios no solo de Bolívar, sino también de Atlántico y Sucre. (Lea aquí: Proyecto del Canal del Dique sería adjudicado en 2021)

De hecho, de los 2,8 billones que costará la inversión, estos tres departamentos aportarán $760 mil millones del Sistema General de Regalías, mientras que el aporte del Distrito de Cartagena es de $204 mil millones correspondientes a recursos de sobretasa ambiental y contraprestación portuaria. Los $1.6 billones restantes los pondrá la Nación.

Para José Vicente Mogollón, exministro de Ambiente que emitió la resolución 0260 de 1997 que requirió a la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena) el Plan de Restauración Ambiental de los Ecosistemas Degradados del área de influencia del canal del Dique, el megaproyecto se trata de la obra más importante de los últimos años en la región, por lo que significa a nivel ambiental, social y económico.

“Esto va a generar mucho empleo y va a salvar a la bahía de Cartagena porque los sedimentos dejarán de llegar a los arrecifes de coral e impedirá que las ciénagas se sigan sedimentando y aumentando su temperatura, algo que ya afectaba la pesca”, explicó Mogollón.

Y es que en los últimos cuatro años, de acuerdo a estudios de barimetría que han realizado desde la desembocadura del canal del Dique en Pasacaballos hasta el canal de acceso a la bahía en Bocachica, los sedimentos han ido creciendo casi que cien metros por año.

“Esto es un peligro latente porque estamos perdiendo un área considerable de la bahía de Cartagena, por eso es que el megaproyecto es un oxigenante. La bahía se va a convertir en lo que siempre hemos querido como cartageneros, que es una zona libre de contaminación en la que se puedan desarrollar todas las actividades económicas que sostienen a las comunidades”, manifestó Mónica Agámez, ingeniera y especialista en sanitaria ambiental y oceanografía, que ha hecho seguimiento a la sedimentación en la bahía de Cartagena.

“Como tal el proyecto tendría tres grandes propósitos: primero desde el punto de vista industrial para que tengamos una zona para que los buques puedan entrar sin ningún inconveniente; desde el punto de vista de las comunidades también se mejorará porque la sedimentación ha ido afectando los procesos de pesca de los cuales sobreviven; y también está el propósito ambiental, que es la mejora de los ecosistemas marinos al mitigar los sedimentos”, explica Agámez.

Cambio en el agua

Uno de los reparos que han tenido las comunidades del área de influencia del Dique tiene que ver con que con la puesta en marcha del megaproyecto el agua pasaría de ser dulce a salada en la fracción que va desde Puerto Badel (corregimiento de Arjona) hasta Pasacaballos, algo que impacta en las especies y en la actividad pesquera de las comunidades. (Le puede interesar: Las inquietudes que deja el proyecto ambiental del Dique)

Sin embargo, si bien es cierto que la intervención provocaría este cambio, la megaobra también contempla la construcción de dos canales paralelos de agua dulce para que la población pueda seguir ejerciendo esta actividad. Estos canales estarán a la altura de Lomas de Matunilla (corregimiento de Turbana) y de las poblaciones de Leticia y Recreo (veredas de Pasacaballos).

Por ahora, con el acompañamiento del Ministerio del Interior, siguen las reuniones de consulta previa con los habitantes de toda el área de influencia del Dique con el fin de socializar el proyecto y aclarar las inquietudes de la población.

Articulación con fallo del Consejo de Estado

El megaproyecto del Dique también ha sido calificado por parte de las diferentes entidades públicas y de los entes de control, como la Procuraduría, como parte importante en el marco del cumplimiento del fallo del Consejo de Estado con relación a la bahía de Cartagena, el cual en agosto de este año ordenó a 17 entidades que tienen injerencia en el tema desarrollar las acciones necesarias para el diseño de un Plan de Restauración Ecológica que pueda subsanar los daños que ha tenido la bahía con el paso de los años, en los cuales ha tenido participación el canal del Dique con toda su carga de sedimentos. (Le recomendamos: Fallo de la bahía de Cartagena: oportunidad para restaurar lo perdido)

De esta manera, la reducción de estos residuos a cero, permitiría observar nuevamente las tonalidades cristalinas de la bahía de Cartagena e incentivar su desarrollo como un ecosistema sostenible.

Las obras

El megaproyecto de Restauración de Ecosistemas Degradados del Canal del Dique comprende la construcción de dos sistemas de esclusas en las poblaciones de Calamar y Puerto Badel, compuertas en Calamar y obras de interconexión entre las ciénagas del área de influencia del canal.

De esta manera se controlará el tránsito de sedimentos, la intrusión salina y se adaptará el espacio para el cambio climático al tratarse de obras que disminuirán el riesgo de inundación en las poblaciones ribereñas.

En total se intervendrán 117 kilómetros desde el río Magdalena hasta la bahía de Barbacoas y la bahía de Cartagena.