“El proceso por la muerte de mi papá va en nada”

17 de junio de 2019 12:00 AM
“El proceso por la muerte de mi papá va en nada”
Jesús María Villalobos, asesinado. //Foto Archivo

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La noticia se regó como pólvora aquella mañana del 16 de mayo de 2014. Una muchedumbre corría sobresaltada a la tienda Los Villalobos, en el barrio El Líbano de Cartagena, para verificar con sus propios ojos lo que se anunciaba en la calle y en la radio: “Mataron a El Perro”.

Jesús María Villalobos, ‘El Perro’, como era llamado y como es recordado el popular empresario, zar del chance en Cartagena, promotor boxístico, comerciante y exconcejal de la ciudad, yacía dentro de su negocio.

(Tambén le puede interesar: Bocachica tendrá cobertura total de gas y espera el agua)

Testigos dicen que una mujer participó en el crimen, transportando en una bolsa de regalo las armas con las que dos sujetos le dispararon en la cabeza y en el cuerpo, frente a clientes y trabajadores.

Seis meses atrás, el mismo Jesús María Villalobos había denunciado en la emisora La Cariñosa que sabía que lo iban a matar. Presagió que “pronto no estaría en este mundo” porque estaba amenazado por la banda los Urabeños, al parecer, por negarse a una extorsión.

Cinco años después, sigue sin respuestas aquella pregunta que comenzó a circular en el aire, entre los curiosos que llegaron al lugar esa misma sangrienta mañana: ¿Quién mató a El Perro?

Aún las razones del homicidio transitan en la senda del misterio y la especulación, las autoridades no esclarecen oficialmente los móviles, así como tampoco se ha capturado a los autores del homicidio.

“El proceso por la muerte de mi papá va en nada”, sentencia Jesús María Villalobos Hoyos, uno de los 11 hijos que dejó el empresario. “Eran 17 personas las que estaban al lado de él cuando ocurrió el crimen. Habría que preguntarle a la Fiscalía a cuántos han llamado a declarar. Me dieron el número de un investigador del caso, pero nada”, agrega.

(Lea también: Bocachica tendrá cobertura total de gas y espera el agua)

“Lo lamentable es que -cuando ocurrió el crimen de Jesús María Villalobos- la Policía ofrecía 3 millones de pesos de recompensa y hasta ahora veo que por cualquier otra persona ofrecen hasta 10 o 15 millones de pesos.

“Mi papá fue una persona que creo más de 4 mil empleos en la ciudad y más de seis mil en la Costa Caribe, y más de 10 mil en toda Colombia”, se lamentó el familiar.

“No es meterme con nadie, lo que quiero recordar a la ciudad es cómo quedan impunes crímenes de personajes por no tener apellidos de abolengo”, concluyó.

Sin chance
“Es lamentable que a este tiempo lo vean a uno como un clandestino, a mí, que todavía estoy pensando en el chance, porque creo que me merezco por lo menos pagar el recibo de la luz con las apuestas que creamos durante tanto tiempo”, sostiene un hijo de el Perro, añadiendo que su padre fue un visionario de las apuestas en Cartagena y en la Costa Caribe. “Cuando nos quitaron Inverapuestas, estábamos en el cuarto lugar de las mejores empresas de Cartagena, las que más empleo daban, es lamentable. Se extraña uno de cómo uno queda en la calle, si se puede decir, porque ahora mismo me siento en la calle”, explica. Aún chanceros, y quienes recuerdan a el Perro, le apuestan al 1965, número de su tumba, esperando que les envíe suerte desde el más allá.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS