“El reto es devolverle la confianza y estabilidad a la ciudad”: alcalde (e)

05 de febrero de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una ciudad sumergida en una crisis administrativa, proyectos estancados, un plan de desarrollo fracturado y la desconfianza de la ciudadanía hacia sus gobernantes fue lo que encontró Pedrito Pereira Caballero al tomar las riendas de Cartagena como nuevo alcalde encargado.

Han sido cuatro meses en los que alinear un gabinete para continuar procesos, y así devolverle algo de confianza a los cartageneros, ha sido día a día la tarea fundamental de esta administración.

“Creo que Cartagena, con la llegada del encargo, después de tanto traumatismo político, jurídico y administrativo, necesitaba una estabilidad y hemos tratado de dársela y buscar la confianza de los gobernados durante el encargo”, manifestó Pereira en entrevista con El Universal.

El mandatario, aunque es consciente que le queda poco tiempo y que con la llegada de un año electoral sabe que la Administración se convierte en blanco de críticas, reconoce que hay un sinnúmero de asuntos por resolver, en los que los mandatos pasado avanzaban, pero no solucionaban de fondo.

“Los problemas son grandes y sí se avanzaba, pero no se resolvían. No se ha resuelto trasladar la cárcel de mujeres, trasladar a Bazurto, el funcionamiento del mercado de Santa Rita, no se ha resuelto la situación de los CAP y los UPA, la situación de todas las familias afectadas por los Quiroz, los problemas del Salto del Cabrón, trasladar a Henequén, a Marlinda y Villa Gloria (...) Se encontraban avances y los problemas no se han resuelto, y todo esos temas, por mencionar algunos, hay que enfrentarlos y tratar de resolverlos en el día a día”, precisó.

Sin embargo, el burgomaestre resaltó que en este tiempo se avanzó con macroproyectos como, el “desvare” de buses de Transcaribe por unas licencias de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), la consecución de recursos del Estado para adecuar escenarios deportivos para los Juegos Nacionales, estrategias ambientales como el Ecobloque para proteger el ecosistema, entre otros.

También, resaltó que a pesar de todos los problemas que hay en infraestructura educativa, se inició el año escolar con aseo, vigilancia y el Plan de Alimentación Escolar (PAE).

POT, CAP Y UPA

Dentro de las prioridades para el 2019 está continuar estructurando el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que desde el 2001 no ha sido actualizado. El último avance fue que Fonade, ente encargado de estructurar los productos de este documento, devolviera $1.985 millones, ya que el material entregado tenía muchos vacíos e inconsistencias, y este fue un gran logro.

“Con la intervención de la Procuraduría se llegó a un acuerdo para liquidar el contrato del POT, liberando los recursos y con una revisión minuciosa de los productos que nos permite mirar qué sirve y empezar la socializar”.

Por otro lado, respecto a los CAP y UPA, la Alcaldía decidió continuar con las obras de los puestos de salud y los hospitales, por lo que se está hablando con el interventor para que retome su contrato y posteriormente empiece con cuatro hospitales que tienen licencias y recursos en el presupuesto.

Inseguridad

Pereira enfatizó que dentro del plan de desarrollo tienen trazadas unas prioridades: la pobreza extrema y la seguridad y convivencia.

Estos último son el talón de Aquiles de la ciudad, ya que la mayoría de muertes violentas se dan por la poca tolerancia.

“Tenemos un problema serio y es que los homicidios son por intolerancia. Por una botella de licor, por una mirada a la pareja, o por un pisotón, llegan a un homicidio. El otro tema delicado es el hurto y eso tenemos que enfrentarlo”, dijo.

Agregó que se estudia la posibilidad de extender la medida del no parrillero en más barrios, pero que este es un asunto complejo. Dijo que se hará mantenimiento urgente a las cámaras de seguridad, ya que hay unas 80 por fuera de servicio; que se instalarán más de estas en el Centro Histórico y en los barrios donde más se cometen delitos, como El Pozón, Nelson Mandela y Olaya Herrera.

“Lo que más necesitamos es atacar los temas que dificultan la convivencia en Cartagena. Igualmente, necesitamos incrementar el pie de fuerza, estamos esperando 200 agentes más que direccionó el ministro de Defensa el año anterior. Estamos por arrancar con el CAI de la Villa Olímpica, que le faltan nada más dos documentos y el 11 de febrero deberán estar funcionando 100 alarmas comunitarias”, agregó.

Año electoral

En lo que va del 2019 suenan cerca de 12 nombres para la contienda electoral de la Alcaldía, por lo que Pereira fue claro en que desde su encargo tiene una responsabilidad y suficientes problemas que resolver en lo que le resta de tiempo, por lo que se garantizará que ninguna casa política “haga de las suyas” en esta administración.

“Hay un tema que es complejo para mí, yo no puedo participar en política, y cueste lo que cueste, y si estoy durante el encargo, en todo este proceso político la Alcaldía no va a estar a disposición de nadie, sino de los cartageneros, y va a ser independiente y apartada de cualquier proceso electoral, sean quienes sean los candidatos.

“Sueño que con Cartagena se puedan continuar las políticas públicas y lo que se haga bien tenga estabilidad”.

Precisó que sabe que va a ser un año difícil “porque mucha gente quiere tener protagonismo con las debilidades de la administración pública que se presentan día a día y ese es un tema que tendremos que afrontar”.

Canal del Dique

Respecto a la declaración del presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, quien reconoció que aunque esa empresa es la mayor usuaria del río Magdalena y del Dique, la destinación de los recursos para financiar el macroproyecto del canal dependerá de la decisión de modernizar la refinería de Barrancabermeja, en cuyo caso no necesitarían usar sus planchones entre Barranca y Cartagena, el alcalde comentó que rechaza esa posición.

“No compartimos esa posición facilista de Ecopetrol. Vemos buena voluntad en el Gobierno nacional, que en estos seis meses esté la estructuración financiera del proyecto y que esta empresa, desde su programa de responsabilidad social, tenga un acercamiento”, dijo.

Paralelo al macroproyecto del canal del Dique está el dragado de este cuerpo de agua, que lo hará Cormagdalena y por el cual el Distrito decretó estado de calamidad pública, pero que estaba frenado por un fallo judicial que ordenó hacer una consulta previa en el corregimiento de Pasacaballos. “Ya está resuelto lo del dragado. Cormagdalena llegó a un acuerdo con la comunidad de Pasacaballos para hacer las obras, por lo que este ente tendrá que declarar urgencia manifiesta y abrir licitación”, agregó.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS