Cartagena


“El sparring me dio una trompada en el pecho”

Pasajero de un bus de servicio público denunció que no pudo llegar a Punta Canoa porque el conductor se negó a ingresar al corregimiento.

REDACCIÓN CARTAGENA

10 de mayo de 2022 04:31 PM

Una necesidad de movilidad que parecía resuelta, volvió a salir a flote en la mañana de hoy cuando una buseta de servicio público cuyo recorrido contempla un ingreso a Punta Canoa, se negó a ingresar al corregimiento y dejó a un pasajero a mitad de camino.

Los líderes comunales confesaron que ese problema se había erradico y los conductores últimamente cumplían con su trayecto completo, pero el de hoy es un caso que no puede pasar desapercibido no solo porque no quieren que se repita, sino porque originó una riña en la que un usuario resultó herido.

(Lea: Les toca solos: instalan graderías con tablas en Punta Canoa por falta de apoyo).

El afectado es el señor Cristian Brito, un hombre de avanzada edad que tomó el servicio a la altura del mercado de Bazurto y cuando iba por la Ye de Bayunca fue obligado a bajarse del vehículo porque el conductor, al parecer, le indicó que a esa hora no iba a ingresar a Punta Canoa. Eran las 6:45 de la mañana.

58
años de edad tiene el señor que denuncia fallas en el servicio de transporte.

“Cuando llegamos a la Ye, en plena Vía al Mar, el conductor me dejó botado. Yo era el único pasajero. Le reclamé que debía llegar hasta Punta Canoa y el sparring fue el que se me vino encima a agredirme verbalmente y luego me dio una trompada en el pecho. También me empujó y me hizo caer a la carretera, terminé con un codo raspado, con dolor en las costillas y con el pecho adolorido. Yo sufro de fibrosis en la mano derecha, soy diabético e hipertenso, no era justo que me hicieran eso”, aseguró Brito, quien reside en el barrio El Pozón, en Cartagena.

(Lea: Punta Canoa, el pueblo olvidado donde el mar también se alejó).

El afectado señala que intentó parar las tres busetas siguientes para llegar a su destino y estas tampoco se detuvieron. Fueron algunos pobladores de Punta Canoa quienes lo auxiliaron y finalmente lo trasladaron al pueblo, a unos cuatro kilómetros de distancia.

Si algún bus no cumple con el recorrido, hay un correo electrónico para enviar fotos y número de la placa para que se denuncien los casos”

Líderes comunales

Que no se repita

Para la comunidad de Punta Canoa el hecho fue un campanazo de alerta. Los habitantes no quieren que los conductores vuelvan a negarse a completar el recorrido.

Albeiro Morales, integrante del Consejo Comunitario, lamentó lo ocurrido al señor y pidió garantías a la empresa prestadora del servicio.

“Con Pemape no teníamos problemas, realmente ellos estaban cumpliendo, además hemos contado con el apoyo del Datt, pero esto sí nos dejó preocupados porque fue un acto de violencia contra un adulto mayor. Le hago un llamado al supervisor de la ruta para que verifique y evite que un hecho similar se repita, también solicito al tránsito distrital que se apersone de lo que está pasando”, señaló el dirigente cívico.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS