Cartagena


“El túnel de Crespo es funcional y no hay daños estructurales”: ANI

LIA MIRANDA BATISTA

20 de diciembre de 2016 03:00 PM

Luego del informe presentado por la Contraloría General de la República que revela deficiencias constructivas y daños generalizados en el semideprimido del Anillo Vial de Crespo, el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) se pronunció este martes argumentado que la obra está “funcional”.

“El túnel en estos momentos está funcional. Es verdad que tuvimos muchos problemas de acumulación de agua en la zona de acceso pero ya se resolvió. Se hizo un sistema de alcantarillado que evita que eso ocurra y ya esta a disposición del público un parque urbano de 19 hectáreas que es el mejor parque que hay en la ciudad de Cartagena...En estos momentos el Túnel es la obra probablemente que mejor tiene Cartagena". 

En entrevista con Wradio, Andrade explicó que las fallas estructurales identificadas por el ente de control son “innegables” pero que se están resolviendo para garantizar la calidad de la obra.

“La reacción del concreto y la posibilidad que la obra perdiera resistencia la resolvió el concesionario asumiendo su costo, las nuevas estructuras que se hicieron para reforzar las anteriores ya están construidas. La nación no pagó un peso más y la interventoría dijo que se cumplen con todas las especificaciones técnicas”. 

Frente al problema de las inundaciones, en la parte contigua a las obras del Túnel, el funcionario sostuvo que “el problema con las lluvias y la inundación en la entrada del Túnel se resolvió con la construcción de una alcantarilla que está funcionando. Todavía quedan algunas filtraciones y por eso la interventoría no ha recibido la obra y el concesionario está comprometido a resolverlas”.

Frente al beneficio económico que denuncia la CGR por haber entregado tarde las obras, Andrade dijo “exigimos al concesionario que nos compensara por ese valor, estamos de acuerdo con la Contraloría en ese valor. El concesionario se rehusó y por eso pusimos una demanda ante el Tribunal de Arbitramento para que ellos decidan cuanto es el valor y el costo". 

“El estado no ha pagado un peso más de lo pactado por estas obras. Los costos han sido asumidos por el concesionario”, añadió.

SOBRE LOS HALLAZGOS

El ente de control fiscal pudo establecer que el concesionario demoró las obras para percibir ingresos del recaudo de peajes y así invertir menos de lo inicialmente pactado, duplicando su tasa interna de retorno.

El organismo de control también comunicó que respecto al estado de las obras, el túnel presentó fisuras en la placa de supresión de muros laterales, fracturas longitudinales y transversales en las losas de concreto, desprendimiento de agregados, grietas y fracturación múltiple. A lo que se suma, el incumplimiento de las especificaciones técnicas de los concretos lo cual ocasionó daños prematuros a lo largo de los 1.1 kilómetros de la estructura del semi deprimido del Anillo Vial de Crespo.

Estos últimos daños mencionados podrían configurar un presunto detrimento patrimonial del estado por el valor del túnel de 58.975 millones de pesos indexados a septiembre de 2016. 
Igualmente, se encontraron atrasos en las obras que generaron un desplazamiento al modelo financiero, con presunto detrimento patrimonial de 37.318 millones de pesos igualmente indexados a septiembre de 2016.

En total, la auditoría estableció 9 hallazgos administrativos, 7 de los cuales tienen presunto alcance disciplinario y 2 por presunto alcance fiscal de 96.294 millones de pesos a precios del septiembre de 2016.

La Contraloría advirtió que dicha obra no ha sido recibida por el interventor ni por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y por lo tanto cualquier afectación debe ser asumida por el concesionario.