Cartagena


Conozca el lugar donde hay personas que viven bajo tierra en Cartagena

Los “topos” de Zaragocilla pasan sus días debajo de la avenida El Consulado. La peculiaridad ha dado paso a una serie de problemas que los aquejan.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

07 de octubre de 2021 12:00 AM

Uno de los principales destinos turísticos en el mundo, por su patrimonio histórico y cultural, es la región turca de Capadocia, famosa por los globos aerostáticos de colores que la sobrevuelan y donde sueña más de una mujer que les pidan matrimonio.

(Le puede interesar: El Pozón: conozca esta historia de superación personal a través del arte)

Conozca el lugar donde hay personas que viven bajo tierra en Cartagena

Capadocia cuenta con varias ciudades subterráneas que son un delirio para el que las visita.

Sin embargo, si de estructuras bajo tierra se trata, los cartageneros pueden ahorrarse los ocho millones que cuesta el viaje, y transitar la avenida El Consulado y encontrarán, cerca al sector Piedra de Bolívar, una serie de casas enterradas.

Desconocidas actualmente por muchos y ocultas por varias palmeras, plataneras y árboles frutales. En el lote hay cuatro viviendas que son “las primeras casas de Zaragocilla”, afirma Jorge Antonio Quiroz Pedrosa, nacido en el hoyo habitacional en que se convirtieron sus predios por la erosión y la altura de las ampliaciones y modernizaciones viales en la avenida.

Conozca el lugar donde hay personas que viven bajo tierra en Cartagena
“Los topos de Zaragocilla”

En el predio viven dos familias repartidas en cuatro casas. 25 personas y Tony, un gato que parece no gustarle las entrevistas, ya que no interrumpió su siesta en ningún momento para atender la visita. “Somos una gran familia con las puertas abiertas siempre. Se siente bien vivir en fraternidad”, expresa Jorge Antonio, quien precisa que las casas tienen cerca de 70 años allí.

Desde aquí comenzó Zaragocilla. Esta es la frontera con la Piedra de Bolívar”

Jorge Antonio Quiroz

Jorge tiene 63 años y una discapacidad de movilidad desde la infancia por una mala intervención médica, condición que dificulta el ingreso a su casa, que como todos sus familiares, lo hace bajando y subiendo unas escaleras pedregosas, empinadas y desniveladas.

Conozca el lugar donde hay personas que viven bajo tierra en Cartagena
Los habitantes de las casas subterráneas se ganan el pan como comerciantes estacionarios, otros hacen manualidades y una de las nietas estudia enfermería gracias a una beca que ganó.

“Somos unos topos y nos tratan como tal, porque ante tanto problema que tenemos viviendo así, nunca ha habido soluciones por las autoridades”, indica Quiroz. El principal inconveniente que los aqueja son las basuras y escombros arrojados en el anden de la avenida, aprovechando que no hay una terraza al frente de donde salga un grito.

Estos residuos, magullados por perros hambrientos y recicladores, al llover, caen en cascada con el agua sobre sus casas. “Tenemos que coger el agua y retirar la basura, nos tocó hacer un tubo rudimentario para drenar el agua”, señala Jorge, quien en su percepción hay mucha decepción con el Distrito, ya que nunca ha hecho presencia cuando sucede eso ni cuando la loma del colegio contiguo se erosiona y se derrumban sedimentos sobre sus terrazas y tejados.

Conozca el lugar donde hay personas que viven bajo tierra en Cartagena
Minando soluciones

En sus terrazas toman fresco tres generaciones. Nietos correteando de aquí a allá. Un pequeño montado en un triciclo observando como otro se prepara para la escuela vespertina. En medio de esas escenas, sentado en su mecedora y leyendo el periódico está el patriarca, Avimeleth Valeta Paz.

Lo primero que menciona es que con su avanzada edad aún se pregunta cuál es el país que tiene su oficina consular en la zona para que le cambiaran el nombre a la antigua calle San Martín.

(Lea: Otro menor de edad muere por dengue en Cartagena)

“Nos inundamos, el agua corre, nos tiene nerviosos un árbol con sus raíces en el aire y a punto de caerse porque se ha erosionado el terreno donde está”, revela. A través los años, expone, la carretera, la acera y los muros fueron avanzando “perjudicándolos porque el agua se nos viene”.

Jorge Antonio Quiroz considera que merecen acceder a un proyecto de mejoramiento de vivienda que alce el terreno y los nivele con la avenida El Consulado. “No es irreal, porque a través de los años, con nuestros recursos, esporádicamente, intentamos subir un poco las casas, cansados del calor en los cuartos”. Dice que las habitaciones se vuelven unos hornos por lo bajo que están, impidiendo el flujo del aire.

Instan a Corvivienda para mejorar sus viviendas y que los ayuden en su cometido de sentirse dignos como ciudadanos de Cartagena y no como topos entre derrumbes e inundaciones. “Hemos ido a la Alcaldía local (3) en El Country, pero nunca vienen, solo quedan en promesas y proyectos”, expone Jorge.

Somos unos topos y nos tratan como tal, porque ante tanto problema nunca ha habido soluciones por las autoridades”

Jorge Antonio Quiroz, habitante subterráneo

El Universal se comunicó con la Oficina Asesora para la Gestión del Riesgo de Desastres y con el Cuerpo de Bomberos, pero afirmaron que nunca han tenido reportes de afectaciones en el lugar.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS