Cartagena


En El minuto de Dios quieren contadores individuales

El minuto de Dios está clasificado como estrato uno , y sus residentes contaron que en un principio las facturas tenían precios de diez mil hasta doce mil pesos, pero de un momento a otro comenzaron a llegar con cifras desde 60 mil hasta cien mil pesos.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

25 de octubre de 2019 04:05 PM

Los usuarios del barrio El minuto de Dios, en el corregimiento de Tierrabaja, zona norte de Cartagena, pidieron a la empresa Electricaribe la eliminación del contador comunitario y la instalación de medidores para cada vivienda.

El minuto de Dios está clasificado como estrato uno , y sus residentes contaron que en un principio las facturas tenían precios de diez mil hasta doce mil pesos, pero de un momento a otro comenzaron a llegar con cifras desde 60 mil hasta cien mil pesos.

Clemente Gómez Batista, un residente de la manzana 7, dijo que el barrio solo tiene 140 viviendas familiares y pocos locales comerciales, por lo que nadie se explica de dónde salen las cifras que reparten en cada factura.

“Nosotros aceptamos –indicó-- que una factura, como muy cara, llegue en 30 mil pesos y que a los comerciantes les llegue un poco más alta; pero en una casa que solo tiene un abanico, un televisor y una nevera, ¿por qué tiene que llegar en 60 y 80 mil pesos?”

Comentó que el servicio de energía fue instalado hace unos quince años, pero desde hace unos cinco se han generado molestias como la repentina rotura de guayas, bajones de energía que dañan electrodomésticos por los que nadie responde y suspensiones del servicio.

“Hace poco completamos una semana sin el servicio”, recordó Rafael Moreno, un habitante de la manzana 80, quien relató que la comunidad estuvo a punto de bloquear el anillo vial, pero se detuvo porque ayer restablecieron el servicio.

“Antes de eso –agregó-- ya habíamos hablado con la gente de Electricaribe y siempre nos decían que iban a componer la redes y el único transformador que tenemos, pero nunca lo hicieron”.

Jesús Finot, un residente de la manzana 9, sostuvo que en su vivienda tampoco hay tantos aparatos eléctricos y sus facturas saltaron de 12 mil a 60 mil pesos, “pero lo que más me causa curiosidad es que en algunos locales comerciales los recibos llegan más baratos”.

Por tales razones, los usuarios expresaron que ya no desean seguir con el medidor comunitario, sino que a cada familia se le instale su contador particular, “porque algunos pagamos religiosamente, aunque el recibo llegue caro, pero hay otros que se hacen los locos y no pagan”.

El gerente de Electricaribe en Bolívar, Eder Buelvas Cuello, anunció que su empresa realizará unas mesas de trabajo con los líderes comunitarios de ese sector, al igual que con los del barrio El Pozón.

Igualmente, se iniciarán visitas técnicas para mejorar puntos críticos que afecten el suministro eléctrico.

Sobre el proceso de facturación, aseguró que técnicos de la empresa revisarán las inquietudes de los usuarios.

“Mediante el diálogo y la concertación esperamos de una parte solucionar los inconvenientes en el servicio; y por otro, esperamos una mejor respuesta al pago del suministro de energía que reciben”, manifestó Buelvas Cuello.