“No somos un matadero, hacemos lo debido”: clínica Barú

20 de mayo de 2019 10:30 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Entre los cartageneros, hablar de la clínica Barú se ha vuelto muy común, debido a las constantes quejas y denuncias que se vienen realizando contra este centro médico.

Mala praxis médica, un supuesto cartel del Soat, incentivos a los camilleros y paramédicos de las ambulancias, son algunas de las denuncias y quejas que a diario se conocen contra este centro de atención hospitalaria.

El 10 de abril, pacientes de la clínica y familiares se plantaron frente a las instalaciones, en la avenida Pedro de Heredia, con el fin de exigir el cierre inmediato el lugar, al que catalogaron los protestantes como un “matadero”. Esa vez, el hecho llegó hasta el Concejo distrital, donde se ordenó la investigación debido a la existencia de las denuncias de los manifestantes.

Uno de los principales interrogantes de los ciudadanos fue ¿por qué la clínica no se pronunciaba respecto a las acusaciones? En esta oportunidad, El Universal conversó con el director, Iván Reatiga, quien aseguró que “no había tenido la oportunidad de hablar por indicaciones del equipo de asesores legales y de prensa, pero en la Barú no hay nada que esconder”.

La petición realizada por el presidente del Concejo, Óscar Marín, de iniciar una investigación en el hospital de traumas, es la principal molestia de Reatiga, debido a que consideró que es un tema de redes, por lo tanto manifestó que “el Concejo tiene que saber que no podemos actuar bajo el tema de redes, debido a que estas se prestan para desprestigiar sin soporte, hay entidades que le brindan toda la garantía a cualquier paciente, lo que es más verídico y ayuda para que se haga el debido proceso en caso de cualquier anomalía”.

(Lea también: Calle del Colegio sigue inundándose)

En la ciudad se ha hablado de un supuesto cartel del Soat, debido a que se han conocido casos de accidentes a distancia considerables de la sede de la Barú, pero es a esta a donde terminan llevando a los lesionados, aunque haya clínicas más cercanas. Esto ha generado desconfianza, el modelo de atención y el pago por parte de las aseguradoras sería el principal motivo de la situación.

Según Reatiga, “la cuenta del Estado que se encarga de pagar los siniestros de vehículos sin documentos, hoy en día llamado Adres, anteriormente llamado Fosyga, tiene un año que no paga cuentas, entonces nadie quiere arriesgarse a atender un paciente que puede salir oneroso y que, al final de cuenta, la plata se perdió”.

La política implementada en el hospital, la cual obliga a prestar atención a todos los pacientes que lo requieran, sin discriminación alguna, es además el plus con el que cuenta la clínica, según aseguró el director.

Otra de las razones por las cuales la clínica Barú es frecuentada por muchas personas es debido a que, según el director, “cuentan con ortopedistas, anestesiólogos, intensivistas y técnicos en tomografías durante 24 horas presenciales, esto con el fin de atender a los pacientes de forma inmediata”.

En torno a este hospital, además, se han realizado denuncias por supuesta negligencia médica y por casos en los que los pacientes pierden la vida por operaciones de menor gravedad.

(También le puede interesar: 5 proponentes en proceso de selección del PAE)

En cuanto al hecho de ser catalogada como “matadero o carnicería”, Reatiga manifestó que “rechazamos que nos cataloguen de esa forma, debido a que hay que empaparse bien del tema, contamos con un rango de mortalidad baja a la cifra de muertes por accidentes de tránsito. En la Barú también hemos ayudado y salvado vidas, sin embargo, hay unos con los que no se puede hacer mucho”.

Controversia y la búsqueda de un culpable se convierte en una fase esencial cuando ocurren accidentes de tránsito. Esto, según el director, “es lo que ocasiona que hayan inconformidades, sin embargo, no es que se esté haciendo un mal trabajo”.

En cuanto a los incentivos

Mucho se ha rumorado entre los cartageneros de la supuesta existencia de incentivos a paramédicos de las ambulancias, con la finalidad de llevar pacientes hasta la clínica.

Reatiga le contó a este medio que “necesariamente tenemos unas ambulancias que están incluidas en un presupuesto, el cual se tiene que sufragar, que es el pago de la nómina de paramédicos, el mantenimiento a los vehículos que están contemplados dentro del marco de la ley.

(También puede interesarle: Las razones que aplazarían nuevamente la apertura del mercado Santa Rita)

“De hecho, el manual tarifario del Ministerio de Salud tiene su renglón para pago a terceros por servicio de ambulancia, nosotros pagamos el servicio de ambulancia que hay que pagar”, puntualizó.

Reatiga prefirió no referirse a los casos, debido a que muchos son resguardados bajo secreto profesional y los otros se encuentran cursando un proceso por investigación.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS