Cartagena


En Los Calamares preocupan nuevos casos de COVID-19

El Dadis llegó recientemente al barrio y realizó visitas casa a casa, tomando 77 muestras a los residentes. Los líderes comunales afirman que hay mucho desorden.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

04 de octubre de 2020 12:00 AM

Cuatro casos positivos de COVID-19 en los últimos días encendieron las alarmas en el barrio Los Calamares, en donde las cifras de contagios habían bajado considerablemente en las últimas semanas, llegando a tener hasta septiembre apenas 15 casos activos.

Los nuevos infectados residen en diversas viviendas de la etapa 5, hasta donde llegaron recientemente funcionarios del Dadis y de la estrategia distrital Barrio Heroico para hacer el respectivo cerco epidemiológico y además una jornada integral de salud en las etapas 2 y 5 del barrio, calle a calle, casa a casa.

(Lea: Cartagena suma 43 nuevos contagios y 3 fallecidos por COVID-19).

“Son cuatro personas de cuatro familias distintas que resultaron contagiadas y de inmediato se activaron todos los protocolos para evitar que haya una propagación. Aquí vino el Dadis con más de 160 trabajadores a hacer capacitaciones, pedagogía y pruebas a los posibles contactos de los positivos. Visitaron más de mil casas. En total practicaron 77 pruebas y todos están esperando que les entreguen los resultados para confirmar o descartar la enfermedad”, señaló Juan Carlos Mendoza, presidente de la Junta de Acción Comunal de Los Calamares.

Hay desobediencia

Según la comunidad, en los meses que van de pandemia el barrio ha puesto alrededor de cuatro víctimas mortales y en los momentos críticos fue uno de los más golpeados de la ciudad ubicándose entre los 15 primeros, pero la cuarentena obligatoria y el cumplimiento de las medidas sanitarias por parte de sus residentes pronto fueron bajando las cifras.

Sin embargo, según los líderes, hoy en Los Calamares existe mucho desorden social, lo que mantiene con mucha preocupación a quienes sí continúan protegiéndose eficientemente.

(Lea: Cartagena entre las ciudades más optimistas pese a pandemia).

“Hay fiestas todos los fines de semana, mucha gente anda sin tapaboca, parece que no hubiera conciencia sobre lo rápido y fácil que se propaga ese virus que todavía sigue en el ambiente. Los parques se están llenando, en las canchas pasan jugando los jóvenes. Aún no estamos para esas cosas, sobre todo porque Los Calamares es un barrio grande con muchísimos adultos mayores”, agregó Mendoza.

Otra preocupación reciente entre los moradores es la inminente autorización para reabrir el estadio de fútbol sintético en la Sexta Etapa, el cual es usado por deportistas de toda la ciudad. Los gestores cívicos piden a la Alcaldía, especialmente al Ider, que socialice esta medida antes de hacerla efectiva, pues quieren garantías y certezas de que esto no será contraproducente para sus residentes.

Se pronuncia el Distrito
El Dadis informó que en la visita a Los Calamares se inspeccionaron las Etapas 2 y 5, con un total de 1.110 viviendas intervenidas, 1.874 personas educadas y 77 muestras para COVID-19 tomadas. Por su parte, respecto a las dudas de la comunidad con la supuesta reapertura de la cancha sintética de fútbol del barrio que es usada por toda la ciudadanía, el I indicó que la otra semana se llevará a cabo una reunión entre las ligas deportivas, entrenadores, deportistas y líderes comunales para definir fechas y protocolos de bioseguridad de obligatorio cumplimiento que se deben seguir. “La decisión de reabrir los escenarios no es del Ider, sino del Distrito, con base en decisiones del Gobierno nacional. Sin embargo, hay que tener en cuenta dos consideraciones importantes: 1) el acceso de público a los escenarios sigue restringido, por lo que no habrá aglomeraciones que aumenten el riesgo de contagio. 2) Los deportistas que requieran los usos de los escenarios deben gestionar permisos previos y adoptar estrictos protocolos de bioseguridad”.