En Olaya Herrera y Bayunca: 38 agentes de escucha activa

18 de noviembre de 2018 12:04 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cómo era el comportamiento de un compañero de colegio antes y cómo es ahora, qué está pasando en su entorno familiar y cómo se comunica con otras personas, son algunos de los factores que analizarán 38 adolescentes para cumplir con su misión: identificar entre sus compañeros de clases problemas de riesgo de consumo de sustancias psicoactivas, conductas suicidas, y otras problemáticas de salud mental.

Ellos son estudiantes de las instituciones educativas San Felipe Neri, en el barrio Olaya Herrera; y de Bayunca, en ese corregimiento; y el pasado viernes se graduaron como agentes de escucha activa del proyecto Espiral, liderado por la Asociación Niños de Papel con apoyo de Coosalud EPS.

“Mi papel va a ser ver cómo se comportan los compañeros, en el colegio y en el barrio, y ver cómo se expresan, porque cuando hablan bajo el efecto de las sustancias psicoactivas lo hacen de una manera que no podemos entender”, manifestó Jimmy Márquez, estudiante de noveno grado de la IE San Felipe Neri.

El adolescente de 14 años dijo que, tras la formación que recibió en conceptos de salud mental, identificación de sustancias psicoactivas, habilidades sociales y técnicas de escucha activa, “aprendí que las drogas no traen nada bueno, no hay nada positivo en ellas, porque lo que hacen es dañar nuestro organismo y nuestro entorno. Nosotros mismos podemos comunicar a otras personas que las sustancias psicoactivas son malas para nuestra salud”.

Keila Pérez, también estudiante del San Felipe Neri, aseguró que aprendió a identificar señales de consumo de sustancias psicoactivas entre sus compañeros y compartió un consejo para aquellos jóvenes cartageneros que “presos” de la drogadicción.

“Mi consejo es que busquen ayuda, que dialoguen con su familia y se mantengan informados de las consecuencias de consumir estas sustancias, porque las drogas son muy malas y destruyen los sueños de las personas”.

Agregó que la confianza será un factor clave para acercarse y ayudar a sus compañeros. “Trataremos de acercarnos y no juzgarlos, antes debemos escuchar y comprender a todo aquel que tenga problemas de drogas, para que nos puedan tener confianza y comentar sus casos”.

Con dificultades
Es de resaltar que tanto  San Felipe Neri como Bayunca son colegios que atraviesan dificultades que pusieron en riesgo el proyecto Espiral.

El primero tiene más de dos columnas agrietadas y a punto de desmoronarse, tres ya desmoronadas y otras de las que se desconoce el estado. Asimismo los techos están en mal estado y el patio con baldosas partidas. Por ello fueron necesarios cambios de fecha y sitio para capacitar a los agentes de escucha activa.

Dalinda Castro Padilla, psicopedagoga de la IE San Felipe Neri, aseguró que “fui incansable con este proyecto, desde que nos enteramos que Niños de Papel lo iba a llevar a las instituciones educativas, porque nuestros chicos de las zonas vulnerables de Cartagena están expuestos a todo tipo de situaciones de violencia intrafamiliar que los conllevan al consumo de sustancias psicoactivas y a otros problemas, y los padres muchas veces no saben cómo orientarlos ni el colegio tiene recursos para subsidiar este tipo de proyectos”.

Por otro lado, en la sede principal de la IE Bayunca, el pasado 13 de noviembre los estudiantes realizaron un plantón para exigir la salida del rector, Marco Alfonso Chávez Abdala. Alegan que están cansados de sus “atropellos en contra de docentes y estudiantes”, mientras él sostiene que todo se originó cuando trasladó a un docente que no estaba cumpliendo con sus funciones, “hecho que lo motivó a desinformar y manipular a la comunidad a realizar una primera protesta que fue el 19 de septiembre”.

Ese “tira y jale” ocasionó que los estudiantes capacitados por la Asociación Niños de Papel no asistieran a su graduación. El Universal conoció que, pese a que ellos sí querían estar presentes en el evento, un grupo de padres de familia no los dejó salir del corregimiento con el propósito de que apoyaran una nueva protesta contra el rector.

Va más allá
El proyecto Espiral va más allá de formar a estudiantes en la detección de problemas de farmacodependencia y salud mental en niños, niñas y adolescentes, pues abarca también la capacitación de docentes y padres de familia, gracias a lo cual se realizan las intervenciones necesarias con el acompañamiento de padres, escuela y EPS, de llegar a requerirse.

A los dos centros de escucha habilitados este año, en las IE San Felipe Neri y de Bayunca, se suman los centros de la IE Fulgencio Lequerica Vélez, en Olaya; y Luis Carlos Galán, en El Pozón, conformados en 2017. Desde estos últimos han sido 157 las remisiones por problemas de salud mental en niñas, niños y jóvenes.

¿Por qué Espiral?
El padre Manuel Jiménez, presidente de la Asociación Niños de Papel, explicó a qué se debe el nombre del proyecto.

“El Espiral tiene dos opciones: ir hacia fuera y expandirse, o ir hacia dentro. Hay personas que por falta de oportunidades, por el entorno en el que se mueven, como el caso de estos jóvenes que consumen sustancias psicoactivas, su Espiral se va cerrando. Buscamos expandirlo entonces a través de la escucha activa, tenemos capacidad de escucha cuando objetivamente descubro mi realidad y tengo conciencia para acompañar al otro, por eso formamos a estos jóvenes como agentes de escucha activa”, explicó Jiménez.

Felicitó a los estudiantes graduados como agentes de escucha activa y les recalcó que “ese cartón, que muchos de ustedes van a poner en la casa, no es un adornito. Es un compromiso a escuchar y a escucharse”.

Más sobre Espiral
Espiral es una propuesta que hace parte del área de Promoción y Prevención de la Asociación Niños de Papel, desde la cual se fomenta una cultura preventiva al interior de la familia, la escuela, la comunidad y los ambientes de trabajo, con el fin de evitar la aparición de situaciones que den origen al consumo de sustancias psicoactivas y pongan en riesgo la salud mental y el bienestar emocional de niños y jóvenes.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS