Cartagena


En plena pandemia: fiestas ruidosas y otros excesos preocupan en el Centro

Residentes del Centro, Getsemaní y San Diego lanzan un SOS al Distrito para frenar los excesos nocturnos que trae consigo la reactivación económica. Piden consejo de seguridad.

LIA MIRANDA BATISTA

16 de septiembre de 2020 12:03 PM

La reapertura del Centro Histórico es un punto clave para retomar la dinámica social y económica de Cartagena. Una vez se inició la construcción del plan piloto, los residentes del Centro, Getsemaní y San Diego presentaron sus propuestas para garantizar un destino responsable y bioseguro. Lea: Comunidad participará en la construcción del piloto del Centro

Para los residentes es indispensable que más allá de lo comercial, la ciudadanía y los visitantes puedan encontrar nuevas formas de habitar y recorrer el Centro para dejar atrás todo tipo de excesos nocturnos y problemáticas sociales como la prostitución y la explotación de menores que por años se han apoderado de la zona.

En una carta dirigida al alcalde William Dau, los miembros del Colectivo Somos Centro Histórico, solicitan un consejo extraordinario de seguridad que permita concertar una estrategia contundente para que la policía “vele por la aplicación de las normas de convivencia, de seguridad humana y de bioseguridad y se apliquen las medidas correctivas frente a aquellos comportamientos contrarios para salvaguardar el orden y la salud pública dentro de los tres barrios que conforman el Centro Histórico”.

En el documento que fue radicado el pasado 10 de septiembre, la comunidad denuncia que con la reactivación económica el “descontrol” vuelve a reinar y se hacen evidentes las violaciones a los derechos fundamentales de los residentes “que venían presentándose en los meses de enero, febrero y marzo, a raíz de las actividades de excesos nocturnos, a saber, la contaminación auditiva, la prostitución y la explotación sexual de menores”.

En entrevista con El Universal, Davinson Gaviria, presidente de la JAC de Getsemaní, sostiene que ya son varios vecinos que han elevado su voz de protesta por molestias e incomodidades que atribuyen a la realización fiestas ruidosas.

“Pedimos este consejo de seguridad porque desde hace más de un mes estamos en una lucha presentando unas propuestas de reactivación económica y turística del Centro que no han sido atendidas. Ya estamos recibiendo quejas de vecinos en San Diego, Centro y Getsemaní porque se están haciendo fiestas en hoteles boutique y terrazas. Una preocupación que ya habíamos manifestado y que ahora con el nuevo decreto que le permite a la mitad de la ciudad salir no nos queremos imaginar cómo será de aquí en adelante”.

Señaló que “se están obedeciendo ordenes del Gobierno Nacional pero no se previene lo que podría suceder y es precisamente la insistencia de nuestro colectivo. Como comunidad tenemos el derecho de participar en esta reactivación y por eso estamos preocupados”.

El colectivo alerta además sobre la amenaza que representa para la conservación del patrimonio histórico de Cartagena este tipo de uso.

“Confiados en que usted llegó a la Alcaldía para cambiar el rumbo de la ciudad, y atendiendo al Decreto 1284 de 2017 que reglamenta los Consejos de Seguridad y Convivencia, que establece la naturaleza del cuerpo consultivo y de decisión, es de vital importancia para nuestro Colectivo abordar la problemática para que usted pueda tomar las medidas necesarias para frenar estas situaciones que violan las normas de convivencia ciudadana, de seguridad humana y de bioseguridad”, se lee en el documento.

El Centro de Cartagena ha sido escenario de grandes problemáticas sociales y a lo largo de los años se mantiene como uno de los lugares de la ciudad con mayores quejas por ruido.