En San Francisco no quieren más accidentes

09 de febrero de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los habitantes del barrio San Francisco, sobre todo los residentes a orillas de la carrera 17, pidieron al Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (DATT) que instale nuevos reductores y cebras en esa zona, para evitar más accidentes.

David Gamarra Noriega, líder comunal, anotó que en la mencionada vía funcionan un centro de vida y una biblioteca, a la cual acceden jóvenes y personas de la tercera edad durante todo el día.

Asimismo, relató que desde las cuatro de la madrugada, y durante todo el día, el flujo vehicular es abundante.

“Pero --advirtió--, desde que se hundieron los reductores y se borraron las cebras que estaban en el centro de vida, los carros pasan a toda velocidad, sin tomar en cuenta la cantidad de peatones que también tienen derecho a la vía”.

Por esa razón, los residentes pidieron la presencia de los funcionarios de la autoridad de tránsito, porque dicen no querer repetir la experiencia del año pasado cuando un taxi atropelló a un niño.

Gamarra Noriega manifestó que, desde que se abrió la Vía Perimetral, el tráfico se ha vuelto más numeroso, dado que llegan vehículos de toda la ciudad buscando ahorrar tiempo para alcanzar los diferentes sectores del barrio Olaya Herrera, la zona suroccidental  y la Terminal de Transportes Cartagena de Indias.

“Cuando ocurrió el accidente con el taxi, el niño iba saliendo  del único centro cultural que tiene el barrio, que es el Biblioparque”, contó Gamarra, y añadió que “cuando salen los ancianos de su centro de vida, los vecinos tienen que hacer las veces de policías de tránsito para controlar el tráfico, porque todos los conductores andan a millón”.

El dirigente cívico aseguró que su gremio ya tiene unos cuatro meses de estar solicitándole al DATT las cebras y los reductores para el centro de vida y para la biblioteca, “pero no ha sido posible que nos visiten los técnicos expertos en esos asuntos”.

Según el gestor cívico, con las copiosas lluvias del año pasado las cebras se desdibujaron en gran porcentaje.

Voceros del DATT pidieron paciencia a los residentes de San Francisco, ya que en estos momentos el despacho está esperando un nuevo contrato para señalizaciones.
Pero, además, advirtieron que en la carrera 17 hay un problema de fuga de agua y de mala textura de la vía, lo cual provoca que las cebras tengan corta vida, “pero la comunidad cree que somos nosotros quienes usamos materiales de baja calidad”.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS