Cartagena


En Video: Así se vivió el primer día de aislamiento selectivo

En un recorrido por la ciudad, notamos que la mayoría de los cartageneros salieron con tapaboca, cumpliendo las medidas, pero el sector que sigue preocupando es el Mercado de Bazurto.

WENDY CHIMÁ P.

02 de septiembre de 2020 12:00 AM

Se acabó la cuarentena. Ahora todos podemos salir, todos los comercios se abrirán y con esto subirán las ventas”, fue la frase que le escuché el pasado sábado, 29 de agosto, a un señor que trabaja como locutor o animador de un local comercial de ropa cerca de La Plazuela.

Eran las 11 de la mañana y, aunque la mayoría portaba su tapaboca, había mucha aglomeración en la zona, parecía un día común y corriente antes de la pandemia. De inmediato pensé, “no me quiero imaginar cómo será con el aislamiento selectivo”, y este día llegó.

Ayer, 1 de septiembre, inició esta nueva fase del aislamiento, permitiendo la reapertura de 14 sectores de la economía, que deben cumplir al pie de la letra con los protocolos de bioseguridad, pero ¿realmente cómo vivieron los cartageneros este primer día?

El Universal realizó un recorrido desde el norte hasta el sur de la ciudad para verificar el cumplimiento de las medidas y esto fue lo que encontró:

Poco a poco abre el comercio

Iniciamos el recorrido en el Centro de la ciudad, donde muchos locales comerciales siguen cerrados, unos a la espera de la aprobación de sus protocolos, otros simplemente tuvieron que entregar el lugar y los pocos que volvieron a abrir sus puertas esperan que las cosas mejoren en estos últimos meses del año.

“Teníamos mucha expectativa con este día, pues pensamos que vendrían muchas personas a comprar, pero hasta ahora no ha venido nadie”, dijo Lucía, asesora de ventas de un local de zapatos.

Lo mismo indicó Carmen, quien aseguró que “yo me imagino que por lo del pico y cédula no tenemos tanto movimiento, pues no todos pueden salir, pero tengo fe en que las cosas mejoren”.

La mayoría de las personas que ingresan a esta parte de la ciudad, lo hacen para realizar vueltas bancarias y, según conocimos, unos pocos a comprar.

“Yo siempre salgo cuando me toca mi pico y cédula, y hoy vine a realizar vueltas de banco, pero a comprar muy poco, porque ajá no hay mucha plata”, dijo Efrén López, mientras que Laura Vargas señaló que “yo vine a comprar unas piedras y cosas para los accesorios que yo misma hago y bueno, he entrado a otros almacenes para ver qué cositas puedo encontrar y comprar. Pero en general, en todos lados me han tomado la temperatura y me han desinfectado los pies y todo”.

Recordemos que con esta nueva normalidad, la Alcaldía de Cartagena permitió la apertura del comercio al por menor y de la atención en mesa en restaurantes. Estos últimos, según pudimos ver en esta zona de la ciudad, en este primer día no tenían las mesas habilitadas para atención en el lugar.

Al preguntar a algunos los motivos, la mayoría indicó que “seguiremos esta semana con domicilios, mientras hacen las reservas para esta nueva atención, pues muchas personas creían que simplemente podían venir y ya, pero no es así, se debe hacer la reserva para nosotros tener el control del aforo”.

Mercado de Bazurto: foco de contagio

Al pasar por el mercado, se ve el desorden. Los puntos que se habían habilitado para el ingreso y salida de las personas que vinieran a comprar a esta plaza, según el plan piloto que se tenía, ya no existen. Solo se ven las barandas de seguridad ubicadas a un lado en la calle, mientras la multitud entra y sale de cada local comercial o incluso del corazón del Mercado de Bazurto, lo que hace que este sitio sea un foco de contagio si no se toman las medidas a tiempo.

Los vendedores ambulantes a un lado de la carretera, algunos con tapabocas bien puestos, otros en la barbilla, y unos pocos solo tapando la boca. Niños, adultos mayores y mujeres embarazadas caminan de un lado a otro bajo el inclemente sol buscando el lugar donde harán sus compras.

¿Cómo te ha ido en las ventas hoy?, le pregunté a un carretillero, “súper bien amiga, en este mediodía ya me hice la venta del día, pero ajá toca seguir trabajando por la familia”, respondió.

En este sector de Cartagena, los protocolos de bioseguridad como el lavado de manos, desinfección de los zapatos y demás, solo se ve en los locales comerciales, donde incluso le toman la temperatura al cliente, sin embargo, los vendedores que están de lado y lado de la vía, no cuentan con todas las especificaciones, pero según conocimos tratan de mantener los cuidados.

“Yo lavo mis manos al entregar los productos y al recibir el dinero, pues toca cuidarse”, expresó un vendedor.

A diferencia de los otros sectores que recorrimos, en el Mercado de Bazurto vimos a 4 menores de edad junto a sus padres haciendo compras, de estos dos portaban el tapaboca adecuadamente. Con este nuevo aislamiento, los menores pueden salir a la calle sin restricción alguna, pero son los padres quienes deben mantener el cuidado.

¿Y en los barrios?

Recorrimos Boston, Zaragocilla, barrio España, Torices, Olaya Herrera, El Socorro, Blas de Lezo, Anita, entre otros barrios, donde identificamos que la comunidad está acatando las medidas. En las tiendas, siguen las cintas amarillas para mantener las distancias, los pocos que vimos en la calle portaban su tapaboca cubriendo nariz y boca, como debe ser.

“Por aquí nos hemos acostumbrado a salir un ratico cada quien en su terraza o de pronto para ir a la tienda y ya, después para atrás”, dijo Oscar Gómez, mientras otro señor indicó que “estamos como en los pueblos, en las mañanas tempranito uno ve a la gente que debe salir a trabajar y el poco de carros, vendedores y demás, pero ya desde las 3 o 4 esto va quedando solo”.

En algunas esquinas de estos sectores vimos aglomerados a los acostumbrados mototaxistas esperando para hacer una que otra carrera, lo mismo que los vendedores de fritos y uno que otro punto de llamadas de celular.

En las calles de estos barrios no vimos a niños ni adultos mayores, lo que quiere decir que, en este primer día siguen cuidándose, como debe ser, para evitar contagio alguno de coronavirus.

“Con las medidas”
En este primer día del nuevo aislamiento, a la Terminal de Transporte de Cartagena, según se conoció, llegaron ayer dos buses provenientes de Cúcuta y Bucaramanga, todos con los protocolos exigidos para poder ingresar a la ciudad. “Tenemos habilitada una sola puerta para el ingreso de las personas que van a viajar. Ahí se les hace el registro, tamizaje, desinfección de manos y después ellos deben hacer una fila manteniendo las distancias en cualquiera de las dos puertas habilitadas para los despachos”, indicó el gerente de la Terminal, agregando que “cada empresa también realiza su respectivo protocolo para llevar el registro”. Al desembarcar, las personas se encuentran con una zona de lavados de manos, que es de uso obligatorio, y después salen por la única puerta habilitada, todo con el fin de evitar aglomeraciones. “Hemos tenido un buen movimiento, en la mañana se movió mucho, en la entrada y salida de pasajeros, estamos haciendo despachos las 24 horas y muchos tiquetes han sido vendidos por internet, todo es más rápido”, finalizó.