“Es urgente la normatividad migratoria”: ONU Mujeres

16 de diciembre de 2018 12:12 PM
“Es urgente la normatividad migratoria”: ONU Mujeres
El corregimiento de Bayunca (Cartagena) fue uno de los sitios donde más venezolanos fueron censados.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una de cada tres mujeres en el mundo sufre de violencia de género en algún ciclo de su vida, y estudios demuestran que el 70 % ha experimentado violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental durante su vida, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Mujeres.

Es precisamente esta estadística la que se tuvo en cuenta para elaborar la ruta de atención, junto al Distrito, para las mujeres víctimas y sobrevivientes de violencias basadas en géneros y víctimas de trata y explotación sexual provenientes de Venezuela.

Según Migración Colombia, 454 mil mujeres están radicadas en Colombia y la mayoría (181.350) está entre 18 y 29 años.

Solo 194.847 tienen el Permiso Especial de Permanencia -PEP- y de los 442.462 venezolanos registrados en el RAMV, solo el 5,5 % adquirió este registro en Bolívar.

Sin embargo, para Patricia Pacheco, representante adjunta de ONU Mujeres en Colombia, aún hay muchas mujeres que desconocen cuáles son los servicios a los que tienen acceso.

“Este es el resultado de un trabajo de los últimos dos, tres meses, conjuntamente con la Alcaldía de Cartagena, en el que recogimos toda la atención disponible sobre cuáles son las rutas de atención existentes en Cartagena en caso de que una mujer o niña sea víctima de violencia basada en género o explotación sexual. Queremos que cuenten con toda la información, dónde acudir y dónde la atienden en salud, el acceso a la justicia”, explicó la representante.

Añadiendo que muchas veces en la violencia contra las mujeres existe el silencio y un aislamiento de las víctimas que hace que no accedan a la respuesta institucional, por lo tanto a ejercer sus derechos.

Así funciona

En la estrategia ‘Valientes’, presentada esta semana, se indicó que si se es víctima de explotación sexual, obligada a ejercer la prostitución, así como trabajos que no son pagos de manera adecuada o a realizar servicios forzados se debe buscar ayuda.

Para estos casos, se debe asistir a las comisarías de familia en el Barrio España, Canapote, Chiquinquirá, El Country y El Socorro. Pero si existen inconvenientes en esta atención se puede dirigir hasta la Oficina de Asuntos de la Mujer en el Centro Comercial Ronda Real, la Defensoría del Pueblo en Manga; o la Secretaría del Interior y Convivencia Ciudadana con el programa de derechos humanos, en Manga.

“Sin importar tu situación migratoria, tienes derecho a la atención, protección y orientación. Puedes solicitar que se active el ‘Programa de protección y asistencia a víctimas del delito de trata de personas’ para protección que puede incluir albergue o entrega de asistencia”, se indica en un informativo.

Además para los casos de trata de personas se puede acercar a la seccional de Cartagena de la Fiscalía General de la Nación, en Crespo, y a la Procuraduría regional Bolívar o provincial de Cartagena, en el Centro.

Para violencias basadas en género, también se atenderá en las comisarías de familia antes mencionadas o en las sedes alternas que son las casas de justicia de Canapote, Chiquinquirá, Biblioteca Distrital Jorge Artel y la de El Country. Para orientación y acompañamiento se le atenderá en la Defensoría del Pueblo, en la Personería de Cartagena y en la Oficina para Asuntos de la Mujer de la Secretaría de Participación y Desarrollo Social.

En caso de extrema vulnerabilidad y si la situación migratoria es regular, la recibirán en el hogar de paso para mujeres víctimas y sobrevivientes de violencia, donde podrá estar hasta por un mes. Para esto se necesita la denuncia en una Comisaría de Familia.

“Existe una necesidad de ajustar y llamar la atención en estas respuestas que se dan, hay un reconocimiento a nivel nacional de apoyo, de la comunidad internacional para responder a estos flujos migratorios y me parece que desde la Alcaldía de Cartagena encontramos iniciativas valiosas, como las unidades móviles”, destacó Pacheco.

Si a la estadística de violencia de género se le suma la xenofobia, muchas más mujeres podrían ser víctimas y el objetivo es que las instituciones actúen para garantizar los servicios mientras se trabaja en la normatividad migratoria nacional.

“Cartagena ha sido ejemplar porque venía trabajando hace tres años, mucho antes de que fuera una prioridad nacional, de una manera decidida con la población migrante venezolana. La narrativa era progresiva, primero mujeres gestantes, luego enfermedades crónicas y así”, indicó la representante de la ONU.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS